El aspartame relacionado con un aumento en el riesgo del cáncer en la sangre en un estudio en humanos a largo plazo

Por Dr. Mercola, 07 de Noviembre 2012

El aspartame es un endulzante artificial utilizado en las sodas de dieta o light y en más de 6,000 productos diferentes sin azúcar o “dietéticos”. Las nuevas investigaciones1 que relacionan al aspartame con el cáncer en algunos individuos ha levantado muchos comentarios, incluyendo una “disculpa” por parte del Hospital de la Mujer de Brigham, una instalación de la Universidad de Harvard, por promover los resultados2.La primera vez que se supo sobre el estudio fue cuando la ABC News me contactó y me pidió que les proporcionara un análisis exhaustivo sobre este estudio de 40 páginas en una hora. Afortunadamente, ya había estudiado bastante este tema y fui capaz de darles lo que necesitaban.

El financiamiento fue proporcionado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y el Instituto Nacional del Cáncer (NCI).

El hospital de Harvard originalmente emitió un comunicado de prensa con el titulo: “La verdad no es tan dulce cuando se trata de endulzantes artificiales.” Por desgracia, tan sólo media hora antes de publicar el estudio, el hospital de repente se echó para atrás diciendo lo siguiente:

“Luego de la revisión de los resultados, el consenso de los lideres científicos es que la información es débil y que la relación con los medios del BWH fue algo prematuro. Nos disculpamos por el tiempo que han invertido en esta historia.”

De acuerdo con Erin McDonugh3, vicepresidente de relaciones públicas y comunicación, esta fue “la primera vez que sucede algo como esto en sus 25 años trabajando en los medios.”  La NBC señaló4:

“No toda la ciencia merece publicidad. Algunas no se hacen bien. Algunas llegan a conclusiones equivocas y sirve únicamente para alertar a otros investigadores de la necesidad de más estudios. La investigación…sobre un cáncer potencial a causa del aspartame entra en esa segunda categoría. Si tal estudio es para llamar la atención, puede aumentar la confusión y el enojo que sienten muchas personas con respecto a la ciencia en general- y particularmente sobre el estudio de los posibles riesgos y beneficios de nuestra alimentación.”

Nada de esto me sorprende. Después de todo, ¿se imagina la responsabilidad que enfrentarían las industrias de bebidas y alimentos, sin mencionar a prácticamente todas las agencias de salud, si hubiera evidencia convincente de que el aspartame es cancerígeno? Simplemente no pueden permitir que esa evidencia sea aceptada.

Pero no nos equivoquemos, este estudio tiene gran importancia porque es el estudio en humanos más largo y completo que ha realizado- una duración de 22 años- sobre la toxicidad del aspartame. El estudio evalúa el efecto entre el consumo de aspartame, el linfoma no Hodgkin y la leucemia.

Ignorar el primer estudio en humanos de largo plazo sería un grave error

Este es el primer estudio de observación en humanos a gran escala que reporta una relación entre el consumo de aspartame y el cáncer en la sangre. La naturaleza a largo plazo de este estudio es realmente importante porque ese es uno de los primeros trucos utilizados por las compañías para esconder la toxicidad de sus productos en pruebas a largo plazo.

Como lo menciona el estudio, antes de este el estudio más largo que se había realizado había durado tan sólo cuatro meses y medio, muy poco tiempo como para revelar cualquier toxicidad por la exposición crónica.

Desafortunadamente, debido a que existen muchas de estas pruebas a corto plazo, las compañías se salen con la suya diciendo que el aspartame es uno de los aditivos alimenticios más estudiados y que las personas no deberían preocuparse porque no se ha descubierto que cause problemas de salud. La industria de bebidas respondió5 rápidamente al estudio diciendo que el aspartame “ha sido considerado seguro durante décadas por los principales toxicólogos del mundo.”

Bien, simplemente no miraron el tiempo suficiente. Pero la persona promedio no se da cuenta de que esos estudios financiados por la industria fueron patéticamente cortos y los medios de comunicación tampoco informaron sobre este hecho. Por lo tanto, las personas son engañadas fácilmente.

Un gran número de estudios en animales ha documentado claramente la relación entre el aspartame y el cáncer, como lo señala este estudio. Pero lo que la mayoría de los investigadores no ha tomado en cuenta es que los humanos son lo únicos seres que NO tienen el mecanismo de protección para compensar la toxicidad del metanol. Por lo que evaluar la toxicidad del metanol en animales es un modelo erróneo para probar la toxicidad humana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario