Piden frenar transgénicos y chatarra

Por Radio Fórmula, 5 de agosto de 2015

“Tener una estrategia que nos dé alimentos buenos, limpios y justos, hacia la necesidad de colocar como un tema prioritario en la agenda nacional la cuestionable producción e invasión de alimentos transgénicos así como la monopolización de la semilla y otros proyectos que son una herencia histórica labrada por varias generaciones”, dijo.

Si se busca impulsar el sector gastronómico, es necesario atender el problema de los transgénicos y los alimentos chatarra, advirtió el chef Enrique Olvera frente al presidente Enrique Peña Nieto.

Apuntó que hablar de gastronomía y no mencionar las condiciones financieras en las que este servicio opera, es reducir su enorme potencial.

Por ello, planteó a las autoridades rubros en los que deben trabajar si se quiere impulsar ese sector.

«En ese sentido creo que la estrategia es correcta, yo lo que hablaba durante la ceremonia, es que justamente en un país como México, con las desigualdades brutales que hay en términos de hambre, pareciera que hablar de gastronomía fuera algo incluso ilógico, pero justamente la buena cocina y los buenos restaurantes pueden reactivar las economías.»

Finalmente, al referirse al desarrollo de los alimentos transgénicos, refrendó que está completamente en contra de esta práctica, ya que existe evidencia en el sentido de que no se ha estudiado a profundidad el efecto de estos productos en el organismo humano, por lo que se desconocen las consecuencias reales para la humanidad y para el planeta.

«Creo que en un país como México, con la biodiversidad que tenemos, sería un grave error enfocarnos en un par de especies de maíz, cuando tenemos una riqueza de 50 y tantas variedades», concluyó.

«En ese sentido creo que la estrategia es correcta, yo lo que hablaba durante la ceremonia, es que justamente en un país como México, con las desigualdades brutales que hay en términos de hambre, pareciera que hablar de gastronomía fuera algo incluso ilógico, pero justamente la buena cocina y los buenos restaurantes pueden reactivar las economías.»

Finalmente, al referirse al desarrollo de los alimentos transgénicos, refrendó que está completamente en contra de esta práctica, ya que existe evidencia en el sentido de que no se ha estudiado a profundidad el efecto de estos productos en el organismo humano, por lo que se desconocen las consecuencias reales para la humanidad y para el planeta.

«Creo que en un país como México, con la biodiversidad que tenemos, sería un grave error enfocarnos en un par de especies de maíz, cuando tenemos una riqueza de 50 y tantas variedades», concluyó. : http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=523476&idFC=2015#sthash.97vCPgPy.dpuf