Cómo Cultivar Sus Propios Alimentos en Espacios Pequeños

Puede utilizar prácticamente cada metro cuadrado de su espacio, incluyendo su espacio lateral. Las canastas colgantes son ideales para una gran variedad de alimentos, como las fresas, vegetales de hoja verde, judías verdes, guisantes, tomates y una variedad de hierbas. Y en lugar de flores, en sus jardineras puede poner hierbas, vegetales, rábanos, cebollines, judías, fresas, acelgas y chiles, por ejemplo.

Aunque obviamente necesita utilizar contenedores, si no tienen un lugar para plantar, evite utilizar muchos contenedores. Mientras más pequeño sea el contenedor más rápido se seca. En lugar de eso, opte por el uso de contenedores grandes pero ligeros. Quizá también deba considerar el uso de contenedores de auto-riego, que reducirá el tiempo que pasa regando. (Incluso puede hacerlo usted mismo. Mitchell muestra cómo hacerlo en su libro.)

Otro gran consejo para un jardinero con poco tiempo es instalar un temporizador en su grifo exterior y tener un tubo de goteo de plástico conectado al grifo. Coloque un tuvo por encima de cada contenedor para que puedan regar las plantas. Después, lo único que tiene que hacer es configurar el temporizador para que riegue las plantas dos veces al día durante cinco o diez minutos. Añadir una capa superior de mantillo también reducirá la cantidad de agua que necesita para regar las plantas. En el caso de los contenedores pequeños, mezcle cristales de agua o gel, ya que esto ayudará a retener la humedad. El libro de Mitchell contiene soluciones creativas que puede aprovechar de hasta el último rincón de su hogar y recicla productos comunes para el hogar y el jardín: Algunos consejos son:

  • Colocar filas horizontales de canaletas en una pared, que sujetaran los vegetales de hoja verde y las hierbas
  • Un jardín colgante utilizando botellas de plástico que ya no utiliza
  • Dos o más neumáticos apilados con una bolsa de plástico para mantener el suelo, son una excelente alternativa para las macetas y mantienen la tierra cálida en donde puede cultivar patatas y albahaca

Otro gran consejo que puede encontrar en el libro de Mitchell: Una técnica antigua llamada «3 hermanas», utilizada por los indios nativos americanos, que involucra plantar combinaciones específicas de plantas, ya que las plantas se ayudan las unas a las otras. Por ejemplo:

«El maíz le ofrece la base a las judías para subir, mientras que le dan nitrógeno a la tierra. Esto beneficia al maíz y a la calabaza, que posteriormente ofrecen sombra a otras plantas, protegiéndolas de los efectos desecantes del sol.»

¿Qué Tipo de Tierra Debería Utilizar para su Pequeño Jardín?

La calidad de los productos depende del suelo (tierra). Esto debido a que la nutrición de sus plantas que se requiere se deriva de los microorganismos benéficos de la tierra. Estos organismos toman el material mineral que hay en la tierra y lo convierte en una forma disponible para la planta. Sin estos bioorganismos, sus plantas no pueden obtener los nutrientes que necesitan. De acuerdo con Mitchell:

«Cuando planta cualquier cosa por primera vez, necesita una mezcla para macetas. La que compre depende de cómo cultiva: vegetales anuales, frutas y flores son buenas para una que es general, los cultivos orgánicos, sin suelo, sin turba como los arándanos necesitan composta libre de cal, mientras que los árboles de frutas y arbustos, que duran muchos años, se beneficiarán de una mezcla a base de tierra, que libere sus nutrientes lentamente.»

Si usted tiene el espacio suficiente para crear su propia composta, le recomiendo bastante conseguir el libro de la Dra. Elaine Inham llamado, 10 Steps to Gardening with Nature. La Dra. Ingham3 es la investigadora principal en el Rodale Institute y es una experta internacionalmente reconocida sobre los beneficios de la ciencia del suelo sustentable. Su libro explica los mecanismos detrás de cómo los microorganismos benéficos en el suelo benefician a sus plantas y cómo crear compostas para fortalecer esos cultivos. También puede encontrar información y recursos valiosos sobre la salud del suelo y el compostaje en el sitio web de Rodale Institute.4

Además del compostaje, tener una pequeña granja de gusanos también puede ayudar a restaurar la salud del suelo de forma natural, eliminando la necesidad de fertilizantes sintéticos. Además de ayudar a crear una composta valiosa que ayuda a que las plantas crezcan, los gusanos han demostrado su capacidad para descomponer las toxinas como el cadmio, plomo y otros metales pesados, ayudando a desintoxicar el suelo. Esto se logra por medio de la optimización del contenido bacteriano del suelo. Los gusanos también pueden descomponer las fibras de los desechos del cartón, haciéndolos una potencial herramienta de reciclaje.