Cómo Cultivar Sus Propios Alimentos en Espacios Pequeños

Por el Dr. Mercola, junio de 2014

Probablemente ya sabe que los alimentos orgánicos son buenos para usted. El principal problema que tienen la mayoría de las personas con los alimentos orgánicos es que son costosos. Sin embargo, existen muchas maneras diferentes de reducir radicalmente el costo de sus alimentos.

Cultivar sus propios alimentos, es probablemente una de las mejores y puede ser extremadamente satisfactorio. Estoy convencido que cultivar germinados es más práctico y útil para la mayoría de las personas y ocupa muy poco espacio y tiempo, me llevará más tiempo escribir un artículo de cómo hacerlo que el hecho de hacerlo.

Mientras tanto cualquiera, independientemente del espacio disponible, también puede producir sus propios alimentos. Si usted tiene jardín trasero, entonces tiene mucha suerte. Pero las personas que viven en departamentos también pueden cultivar sus propios alimentos frescos. El libro de Alex Mitchell, The Edible Balcony, es un excelente recurso.

Uno de los principales beneficios de cultivar sus propios alimentos es que usted tiene todo el control sobre el producto, desde la composición del suelo hasta la exposición química.

Mientras que un jardín convencional podría incluir el uso de fertilizantes químicos e insecticidas potencialmente tóxicos para proteger el cultivo, un jardinero orgánico no utilizará productos químicos y alimentará al suelo con fertilizantes naturales y barreras de insectos.

Lo mismo ocurre con el control de hierbas malas. Aunque un jardinero tradicional podría aplicar herbicidas sintéticos para controlar las malas hierbas, un jardinero orgánico, utilizará sus manos para arrancarlas y cubrir los cultivos con mantillo para controlar las malas hierbas. Para cada solución tóxica, por lo general hay una alternativa efectiva y que no es tóxica.

El Cultivo de Semillas Puede Darle Una Ayudadita en esta Temporada

Aunque ciertamente usted puede esperar hasta que el peligro de las heladas haya pasado y después plantar sus semillas directamente al aire libre, puede comenzar a cultivar sus semillas y después trasplantarlas a su jardín. Esto puede ser particularmente útil en áreas en las que la temporada de cultivo es corta.

Para que las semillas germinen puede llevar de cuatro a 12 semanas, esto le permitirá cosechar su vegetales de cuatro a seis semanas antes en comparación con plantar las semillas directamente al aire libre.

La Universidad de Maine1 tiene un sitio web muy útil en el que se describe cómo cultivar sus propias semillas y cuáles son las mejores para la siembra directa debido a su rápida maduración:

«Utilizar trasplantes en lugar de siembra directa es especialmente importante para las plantas a las que les toma mucho tiempo madurar o que son sensibles a las heladas, como los tomates, pimientos, berenjenas y melones.

Algunas plantas (sobre todo los tubérculos) no se trasplantan bien o maduran lo suficientemente rápido que comenzar la plantación en espacios cerrados no es necesario. Los vegetales que por lo general se siembran directamente en el jardín incluyen las judías, remolachas, zanahorias, maíz, guisantes, espinaca, nabos y calabacín.»

Para comenzar a sembrar sus semillas, necesita algunos suministros:

  • Semillas frescas, idealmente plantas nativas
  • Contenedores, de unos 2 a 3 ½ pulgadas de profundidad con hoyos de drenaje adecuados
  • Medio de cultivo. Utilice una mezcla de suelo de textura fina con las mismas cantidades de musgo de turbera y vermiculita o perlita. No utilice fertilizantes convencionales

Ahora, una vez que las semillas han crecido y la temperatura exterior es de 45 grados Fahrenheit o más cálido, la planta requerirá de una o dos semanas de «aclimatación» antes de que pueda ser trasplantada en el suelo, para evitar que entren en shock. Esto puede lograrse colocándolas al aire libre durante algunas horas en un lugar semi-sombreado.

Gradualmente, a lo largo de varios días, irá aumentando el tiempo que la deja al aire libre y gradualmente aumentará la cantidad de luz a la que la expone. Trasplante sus semillas al jardín en la tarde, ya que el clima comienza a enfriar (o elija un día nublado) y riegue las plantas. Para instrucciones detalladas paso a paso, échele un vistazo al sitio web2 de la Universidad de Maine.

The Edible Balcony

En su libro, The Edible Balcony, Alex Mitchell habla detalladamente sobre cómo cultivar productos frescos en espacios pequeños. Lleno de fotografías coloridas, el libro le ayudará a determinar qué podría funcionarle mejor, dependiendo del espacio y la ubicación y lo guiará por el diseño básico de un abundante jardín en un espacio pequeño. Por ejemplo, las personas que viven en departamentos de gran altura, indudablemente necesitarán lidiar con más viento que las personas que viven en departamentos en planta baja. Hay solución para prácticamente cualquier problema y en este caso, pueden utilizarse plantas tolerantes al viento o puede construir algún tipo de protección.