Soberanía alimentaria y crisis alimentaria

La Semarnat debe emitir dictamen vinculante a más tardar en seis meses, señala Greenpeace

Temen activistas madruguete de Sagarpa en permisos para siembra de maíz transgénico

Monsanto presiona y cabildea para obtener autorizaciones antes de que termine el sexenio

Pobladores de Real de Catorce, San Luis Potosí, se manifestaron ayer afuera de la Secretaría de Economía

Por La Jornada, 7 de noviembre de 2012

A más tardar en seis meses, las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de Agricultura (Sagarpa) deberán emitir un dictamen final sobre el otorgamiento de permisos a las trasnacionales Monsanto y Pioneer para la siembra comercial de maíz transgénico en Sinaloa y Tamaulipas, luego del cierre –el pasado lunes– de la consulta pública sobre las solicitudes hechas por esas empresas.Aleira Lara, coordinadora de la campaña Agricultura sustentable y transgénicos, de Greenpeace México, explicó que toca a la Semarnat emitir un dictamen vinculante, con base en las opiniones técnicas del Instituto Nacional de Ecología, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Lo que nos preocupa es que la Semarnat ha autorizado siembras a pesar de que estas tres instancias digan que no son viables. Por ello, estamos al pendiente de la decisión de la Sagarpa, la cual podría dar luz verde (a las siembras) en cualquier momento si cuenta con el dictamen de Semarnat.

Lara y Juan Olmedo, integrantes de la campaña Sin Maíz no hay País, advirtieron que estarán en alerta, toda vez que todos los permisos otorgados hasta ahora no tienen justificación.

“Hay preocupación de investigadores sobre la imposible coexistencia (de maíz nativo y maíz transgénico), pues no se puede contener el flujo genético y, por ende, se pone en riesgo la biodiversidad de grano mexicano, además de la incertidumbre que plantea para consumo humano.

Con estos elementos tendría que aplicarse el principio precautorio y prohibirse la siembra, lo cual no ha sucedido, ya que se han otorgado 177 permisos hasta el momento, denunció Lara.

En tanto, la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas exigió al gobierno federal y al presidente electo, Enrique Peña Nieto, negar los permisos, pues no hay ninguna razón tecnológica, económica ni ética en beneficio de la población y la mayoría de los productores del campo que los justifiquen.

En un comunicado, Olegario Carrillo, líder de la agrupación, denunció que Monsanto presiona y cabildea para obtener los permisos este mes, antes del cambio de administración federal.

Recordó que el gobierno federal, por medio de Semarnat y Sagarpa, permitió las primeras siembras de grano transgénico a cielo abierto, sin importarle que México sea centro de origen de este alimento básico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario