Reporta Bachoco posible brote de influenza aviar en Guanajuato

La empresa colabora con las autoridades sanitarias

Por Víctor Cardoso, La Jornada, 15 de febrero de 2013

Un nuevo brote de influenza aviar fue detectado en cinco granjas de Grupo Bachoco, el mayor productor de carne de pollo y huevo en el país, similar a la epidemia que afectó en 2012 a buena parte de los avicultores.

La empresa informó la tarde de ayer que ha detectado un posible brote de influenza aviar tipo H7N3 en cinco de sus granjas reproductoras de aves ubicadas en el estado de Guanajuato.

Este sería el tercer brote de la enfermedad que se presenta en menos de un año. En 2012 surgió en el estado de Jalisco una epidemia de tal magnitud que hubo de sacrificar cerca de 23 millones de aves, elevó el precio del huevo hasta en 250 por ciento, de un promedio de 14 pesos el kilogramo hasta 50 pesos, y obligó a la importación de por lo menos 211 mil toneladas de blanquillos desde países como Turquía, China, Ucrania y Polonia.

El pasado enero, en Aguascalientes, se volvió a activar la alerta derivada de la enfermedad que obligó a sacrificar alrededor de 284 mil aves de postura y a aplicar vacunas a otros 436 mil ejemplares. Aguascalientes es uno de los estados de mayor producción avícola en el país, con una aportación de unas 12 mil 500 toneladas anuales de carne y huevo.

Ayer Bachoco dio la alerta por la presencia del virus en algunas de sus granjas localizadas en Guanajuato, aunque a lo largo del país cuenta con casi 100 centros de reproducción de aves. La compañía está en proceso de verificar este hecho en conjunto con las autoridades correspondientes. De llegar a confirmarse trabajará en conjunto con las autoridades sanitarias mexicanas para tomar las acciones de contención necesarias, dijo en un comunicado divulgado por conducto de la Bolsa Mexicana de Valores.

También informó que al mismo tiempo, la compañía está reforzando las medidas de bioseguridad establecidas en todas sus instalaciones productivas, particularmente en las granjas reproductoras, las cuales están dispersas por todo el país; una práctica común de Bachoco para reducir riesgos de esta índole. Asimismo, está analizando posibles alternativas para mitigar los efectos que se pudiesen ocasionar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta