Relator del Derecho Alimentación Critica Incoherencia Comunidad Internacional

Terra-noticias, octubre 16, 2009

El relator especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación, Jean Ziegler, denunció hoy la incoherencia de la comunidad internacional por permitir la muerte por hambre de millones de personas cuando existen los medios para evitarlo.

Ziegler, en un comunicado difundido con motivo del Día Mundial de la Alimentación, señala al Fondo Monetario Internacional, al Banco Mundial y a la Organización Mundial del Comercio como organismos que ‘socavan la protección del derecho a la alimentación’.

Para demostrarlo, Ziegler pone el ejemplo de Níger al recordar que ‘es un país con extrema pobreza, pero el Fondo Monetario Internacional todavía impone políticas de ajuste draconianas, en especial en el sector agrícola’.

‘Esas políticas -explica- han incrementado los costos para los pastores y los granjeros, lo que ha provocado que los pobres sean aun más pobres y que se haya afectado severamente la seguridad alimenticia para los más vulnerables’.

Ziegler denuncia que ‘mientras todos los países reconocieron el derecho a la Alimentación en la Conferencia Mundial sobre la Alimentación, 150 naciones son miembros del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y 192 han ratificado la Convención de los Derechos del Niño, al mismo tiempo se comprometen con políticas comerciales dañinas que atentan contra los derechos humanos en otras naciones’.

Como ejemplo, Ziegler cita el nuevo acuerdo económico entre la Unión Europea y las antiguas colonias europeas de Africa, el Caribe y el Pacífico ‘que tiene el potencial de impactos negativos sobre los campesinos, con una injusta competencia entre las materias primas locales y los altamente subsidiados productos europeos’.

El relator ataca a la expansión de la producción de agrocombustibles por su capacidad de erradicar cosechas, que serían destinadas a producir alimentos, para reconvertirlas en cultivos destinados a fabricar biocombustibles.

‘Si se utilizan métodos agroindustriales para convertir comida en combustible, hay riesgo de que el resultado sea el aumento del desempleo y de la violación del Derecho a la Alimentación, a menos de que se adopten medidas específicas para asegurar que los biodiesel contribuyan al desarrollo de cultivos de pequeña escala’, indica.

El relator se lamenta de que a pesar de los avances que se han hecho en muchos países, el número de hambrientos en el mundo sigue avanzando desde 1996.

Actualmente hay 854 millones de hambrientos ‘a pesar de los compromisos asumidos por los gobiernos en la Conferencia Mundial sobre la Alimentación y el objetivo del Milenio de erradicar el hambre’.

Cada cinco segundos, un niño de menos de diez años muere de hambre o de enfermedades relacionadas con la malnutrición, mientras que según datos del Fondo para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el mundo produce comida para alimentar a 12.000 millones de personas, el doble de la población mundial.

‘Nuestro mundo es más rico que nunca antes, entonces, cómo podemos aceptar que 6 millones de niños de menos de cinco años son asesinados cada año por malnutrición o enfermedades relacionadas?’, se pregunta el relator.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario