Aceite orgánico de coco: un súper alimento con beneficios a la salud impresionantes

Por Chris Sumbs, Natural News, 22 de junio de 2013, Traducido por Mariana Escalante, Vía Orgánica A.C.

Libra por libra, el aceite de coco es uno de los súper alimentos más nutritivos que puedes poner en tu cuerpo. Tiene una variedad de beneficios a la salud increíbles y está  recomendado para casi todas las personas. La gente siempre me está preguntando, Chris “¿Qué puedo comer que sea más sano?” La respuesta es simple: aceite orgánico de coco. Es simplemente maravilloso y es algo que todas las personas deberían incluir en su dieta.

Específicamente, deberías de buscar “aceite de coco orgánico, sin refinar y obtenido por medio de presión”. Este es el producto sin procesar derivado directamente de los cocos orgánicos con un procesamiento o modificación mínimo. Esto es lo más cercano a “sin procesar” que puedas obtener. Mientras más procesados estén los alimentos, menor será el valor nutrimental que ofrecen. Puedes encontrar esto en los estantes de casi la mayoría de las tiendas de alimentos naturales o de compra en línea.

Hay un par de maneras para comer el aceite de coco. Algunas personas cocinan con él. Yo recomiendo comerlo sin calor y sin cocinar. La razón es que altos niveles de calor pueden cambiar las propiedades del aceite, procesándolo más, y por lo tanto afectar el valor nutricional en general.

Beneficios a la Salud

Comer aceite de coco regularmente tiene numerosos beneficios a la salud. Si haces un poco de investigación básica en los beneficios a la salud del aceite de coco descubrirás lo verdaderamente genial que es este alimento. Estos beneficios incluyen una piel y cabello más sanos, niveles de colesterol más bajos, pérdida de peso, incremento de los niveles del sistema inmune, digestión y metabolismo apropiados. Se ha mostrado que da alivio en problemas con los riñones, enfermedades cardiacas, presión sanguínea alta, diabetes, VIH y otros virus, cáncer y fortalece los huesos. La razón por la cual es tan efectivo y sano es por sus altos niveles de ácidos laurico, caprico y ácid caprilico. La presencia de estos ácidos contribuye a acciones antioxidantes, antihongos, antibacterias, antimicrobios y propiedades nutritivas generales para el cuerpo.

Cómo Usarlo

Hay un par de maneras de usar el aceite de coco. Algunas personas cocinan con él. El aceite de coco es raro ya que tiene un punto de fusión alto. Esto significa que es una forma sólida a temperatura ambiente, no se derrite hasta los 77 grados Fahrenheit. Cuando compres una botella te darás cuenta, estará en forma sólida. No se necesita mucho para calentarlo y que se derrita.

Si estás usando el aceite de coco para propósitos tópicos (aplicación en piel o cabello) la puedes volver líquida simplemente a baño maría o sumergiéndola en agua caliente. Se derretirá en unos momentos. También puedes tomar una pequeña cantidad, ponerla en un pequeño recipiente y calentarla directamente con una llama. No la metas al microondas ya que cambiará sus propiedades de sanación. Después, toma un poco de aceite en la palma de tu mano y aplícala en tu cabello, cara y piel. Notarás una piel y cabello más sanos si lo haces regularmente. Para cocinar, intenta usar el aceite de coco en vez de aceite vegetal o mantequilla.

Para un mayor valor de salud, personalmente recomiendo consumirlo sin calentar o cocinada. Para hacer esto, simplemente abre la botella y usa una cuchara para comer el producto. Se derretirá en tu boca. Si tienes un problema con el sabor o al tragarlo, tómalo con jugo de naranja orgánico después de que se derrita en tu boca.

Dale una oportunidad al aceite de coco; es uno de los alimentos más sanos y nutritivos que puedas consumir. Lo he estado usando por años. Confía en mí; ¡tu cuerpo te lo agradecerá!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario