Todos Vs. los transgénicos en México

Por Zócalo, 21 de enero de 2013

Si algo tiene de bueno la globalización es que ha despertado la conciencia planetaria para defender a la Humanidad de los que quieren apropiarse DE TODO y en su criminal apetito de dinero, amenazan su economía, su salud, a veces hasta su existencia y desde luego la más elemental justicia y el equilibrio ecológico natural en el caso de los OGMSe está creando cada vez más una sensata unificación de criterios contra LOS EXPLOTADORES y cada día crecen, las uniones de ciudadanos del mundo en defensa de la Tierra y de sus habitantes. Avaaz.org. es una de ellas.

Se anuncia como “http://www.avaaz.org/es/petition/my_account” La comunidad global en línea más grande y efectiva en generar cambio social “y subió a la red la siguiente carta destinada a salvar los maíces de México de las compañías canallas a las que nos vendió- nos estaba vendiendo hasta su último momento de poder- el genocida ¡harvardiano hoy! ex presidente espurio de México, Felipe Calderón.

La carta, dirigida ya a Peña Nieto (aunque aún no había tomado posesión), apareció para su firma por un mínimo de un millón de ciudadanos del mundo el 19 de noviembre de 2012. Pero a juzgar por lo reseñado el pasado sábado en este espacio, concerniente a la manifiesta ignorancia en que se encuentran Peña y su equipo respecto al PELIGRO TRANSGÉNICO, no la leyeron. Aquí la tienen, a ver si ahora sí logramos que se enteren, por favorcito, de lo que es el tema más urgente del momento:

“Sr. Presidente Enrique Peña Nieto, Como usted sabe, México es la cuna de miles de variedades de maíz, identificadas científicamente. Las empresas Monsanto, DuPont y Dow han solicitado al gobierno plantar más de 2’400,000 hectáreas de maíz transgénico, un área sin precedentes para una liberación en centro de origen. Más de la mitad de esa solicitud es para el maíz Mon603, el mismo tipo de maíz que ha causado tumores terribles en un reciente estudio científico en Francia.

Como los mexicanos consumen mucho más maíz en su dieta diaria que cualquier otra cultura, esto convertiría a la población mexicana en un enorme grupo de conejillos de Indias bajo alto riesgo.

Los expertos coinciden en que a través del polen y el trasiego de granos, la contaminación de las variedades será inevitable, causando daños graves a las variedades campesinas e indígenas del maíz, que han sido seleccionadas y adaptadas a los ecosistemas mexicanos durante miles de años por los campesinos y campesinas durante milenios.

Hasta ahora, nuestro país se ha podido mantener en gran medida libre de la infiltración de organismos modificados genéticamente (OGM). Si estas solicitudes de sembrar maíz transgénico se aprueben, los propios campesinos mexicanos podrían encontrarse en la trampa que conocemos muy bien en Estados Unidos: Se les podría hacer responsables de pagar por infracción de patentes, como consecuencia de que sus campos se contaminarán con transgénicos, tecnología bajo patente.

En palabras de Silvia Ribeiro, directora para América Latina del Grupo ETC: “Sería una injusticia monumental para los creadores del maíz -que tanto han beneficiado a la humanidad- que les obligaran a pagar regalías a corporaciones trasnacionales, que son explotadoras de ese conocimiento ancestral.”

Aún más grave es la posibilidad de que los campesinos mexicanos vieran la extinción de sus propias semillas, que han creado y alimentado por más de 7000 años, y con ello la destrucción de su legado cultural y sus formas de vida. Esto es más allá de lo criminal, más allá de lo triste, más allá del atropello. Sería imperdonable que se destruyeran miles de años de trabajo de campesinos e indígenas mexicanos.

Le pedimos que no venda el alma de México a las corporaciones, que no piensan en los intereses ni el bienestar de la población de su país. Le pedimos que rechace las solicitudes de Monsanto, Dow, DuPont y otras empresas para plantar maíz transgénico en suelo mexicano. Le pedimos que proteja el honor y el trabajo milenario de los hombres y mujeres de su país para conservar el legado del maíz, por medio de rechazar el maíz transgénico ahora y en el futuro.

Tenemos que detener esto ahora. México cuenta con alternativas no transgénicas para cubrir con creces todas sus necesidades de producción y consumo de maíz. Por los riesgos al ambiente, la salud y la biodiversidad, al ser centro de origen para todo el mundo, México no debe permitir la siembra de maíz transgénico. Los ojos del mundo están puestos en esto.

Con esperanza, Ciudadanos preocupados del mundo.

Favor de encontrarnos aquí: “http://www.facebook.com/pages/GMO-Eradication-Movement-GE M/3175

44958304228?fref=ts” http://www.facebook.com/pages/GMO-Eradication-Movement-GEM/31754495830422

8?fref=ts

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario