Tercer Festival de Semillas en San Miguel de Allende, Guanajuato

Por Mercedes López Martínez, Vía Orgánica, AC

En una celebración emotiva, artística, informativa y combativa, el pasado sábado 25 de abril se celebró el Tercer Festival de Semillas organizado por Vía Orgánica AC en San Miguel de Allende Guanajuato.

El festival reunió a productores/as, artistas, activistas, 21 organizaciones sociales, talleristas, conferencistas, familias, ciudadanía y consumidores/as en torno al compromiso por la preservación de semillas originarias, el rescate de la agricultura campesina, la creación de redes de comercio justo, el rechazo a las semillas transgénicas y la defensa de la soberanía alimentaria.

El evento, que tuvo una duración de ocho horas, se realizó fuera de la tienda-restaurante de Vía Orgánica, en la calle de Margarito Ledezma, Col. Guadalupe, convocando a 132 personas que acudieron a lo largo del día para tomar talleres, presenciar los sketches artístico-educativos del grupo de Teatro, escuchar melodías de grupos como Hot Club San Miguel, jazz gitano y el rap de las teatreras de Vía Orgánica.

Destacó la presencia de instituciones campesinas que acudieron a intercambiar semillas y saberes desde diversas regiones del país como: Agricultura Urbana, Semillas en Concreto y La Casa del Conejo (Aguascalientes); Rasa (Guadalajara); Horticultura Sustentable (Tamaulipas); Reserva Santa Fé (Lerma, EdoMéx); Grupo de Mujeres y Ambiente Santa Rosa Jáuregui; O-Taga (Comonfort); MuiNzaki (Comunidad la Huerta); Fundación Vida Yoga Bajío y Extensión Agrícola (Celaya); CEDESA (Dolores Hidalgo).

De San Miguel de Allende acudieron organizaciones como Mixiquito Casa Hogar, Feed the Hungry, Eco Aldea, El Traspatio y CATIS.

Durante el desarrollo del Festival, se impartieron las pláticas: “El Rescate de Nuestras Semillas” y “Defensa del Maíz y Demanda contra el Maíz Transgénico» por Mercedes López Martínez, representante en la ciudad de México de Vía Orgánica

Por su parte, Jennifer Ungemach (CATIS) y Nereida Sánchez (Semillas Colibrí) impartieron tres sesiones del taller: Abecedario de semillas, que contó con una nutrida asistencia.

El propósito fue enseñar a las personas a producir sus propias semillas criollas, para sembrar de una manera sana y natural productos alimenticios.

También hubo espacios para que la población infantil participara, a través de talleres para elaborar obras de arte con semillas; y con el cuento Familia Semilla, leído por Azucena Cabrera, gerente del huerto de Vía Orgánica, y escrito por su madre.

En el compromiso de rescatar nuestras tradiciones culinarias mexicanas, se vendieron gorditas de maíz con diferentes guisados y salsas, ensaladas diversas, jugos y aguas naturales.

Durante el evento, varias personas del público asistente establecieron compromisos como Carola, una religiosa que convocó a conformar brigadas informativas, que serán formadas por Vía Orgánica para ir al campo a concientizar al campesinado sobre los riesgos de sembrar productos transgénicos y la necesidad de rescatar la milpa, base milenaria de la alimentación mexicana.

El festival fue una muestra del trabajo, compromiso y lazos solidarios que han tejido las y los integrantes de Vía Orgánica con la sociedad sanmiguelense, nacional e internacional en torno al rescate del campo, de las semillas tradicionales y en pro de una alimentación sana, nutritiva, tradicional y suficiente.