Los bebés aprenden a comer sano desde antes de que nazcan

Lo que una mujer consume en el embarazo y la lactancia, decisivo, según estudios

Desde antes que el niño pruebe su primer bocado, conoce los sabores a través del líquido amniótico en la matriz, explica la bióloga Jule Mennella, de centro de investigación de Filadelfia

Por Steve Connor, The Independent, La Jornada, 20 de febrero de 2013

Boston. Las mujeres pueden dar a sus hijos una probada de comida saludable desde antes de que nazcan, comiendo muchas verduras durante el embarazo, según hallazgos científicos.Una serie de estudios ha mostrado que lo que una mujer consume durante el embarazo y la lactancia puede tener influencia decisiva en el tipo de comida que su bebé preferirá cuando sea destetado.

La notoria dificultad de enseñar a niños muy pequeños a comer verduras en vez de alimentos dulces y grasosos se puede superar si las madres se dan cuenta de la importancia de que ellas mismas coman bien, señalan científicos.

La buena noticia es que la investigación muestra que los bebés y su paladar pueden aprender desde muy temprano a comer alimentos saludables, incluso antes de su primer bocado, señaló Jule Mennella, bióloga del desarrollo del Centro Monell de Química de los Sentidos, en Filadelfia (Estados Unidos).

Desde antes que el niño pruebe su primer bocado, conoce los sabores a través del líquido amniótico en la matriz, y más tarde en la leche materna, precisó la doctora Mennella.

El mensaje es: coman alimentos saludables que disfruten y cuando el bebé sea destetado, ya estará familiarizado con esos sabores, declaró la científica en la reunión de la Asociación Estadunidense para el Avance de la Ciencia, en Boston.

Un estudio en el que participaron 46 bebés de entre seis meses y un año de edad descubrió que aquellos cuyas madres tomaron jugo de zanahoria con regularidad cuando estaban embarazadas o en los primeros tres meses de lactancia comieron casi dos veces más cereal sabor zanahoria que aquellos cuyas mamás no tomaban jugo.

Fue la primera vez que los bebés probaron alimento sólido, y muestra la influencia que nuestras primeras exposiciones tienen sobre nosotros. La investigación muestra que los niños reciben información sensorial en la matriz y mediante la leche materna, comentó Mennella.

Durante el destete

Hasta los niños alimentados con biberón pueden aprender con rapidez a gustar de las verduras si se les expone al sabor durante el destete. Sea que un niño haya sido alimentado con leche materna o de fórmula, puede aprender desde que es destetado. Si se le expone desde el principio a las frutas y verduras con regularidad, pronto aceptará esos alimentos, aseguró la especialista.

Para cuando llega a los dos años, no hay razón por la que un niño no deba tener la misma dieta variada que un adulto, comentó.

Mi consejo es: coman una variedad de alimentos saludables que disfruten durante el embarazo y la lactancia, y una vez que sus bebés empiecen a comer alimentos sólidos denles repetidas oportunidades de probar esos alimentos, hasta que lleguen a gustar de su sabor.

Los bebés están programados para gustar de los alimentos dulces y grasosos porque esos sabores se asocian a las altas calorías, en tanto muchos vegetales tienen un sabor amargo por las sustancias naturales que las plantas generan para evitar ser comidas.

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario