Maíz, Transgénicos y Consumidores

Por Greenpeace Mexíco

Desde 1999 el maíz transgénico procedente de los USA ha invadido México, poniendo en peligro las más de 300 variedades de maíz mexicano.

Las autoridades mexicanas, incluyendo diputados y senadores, han permitido el uso de este recurso, aprobando leyes que ponen en riesgo la producción y consumo del maíz en el país.

A pesar de los esfuerzos de Greenpeace y otras organizaciones a nivel mundial para limitar el uso, regulación y consumo de los OGM, el gobierno sigue manejando políticas permisivas en relación a este tema, de tal forma que limita el nivel de incidencia que organizaciones y activistas tienen.

En los últimos años, el tema del maíz transgénico ha sido retomado con gran fuerza con el fin de posicionarlo dentro de la agenda política. En este número, se puede leer parte de los esfuerzos cristalizados tanto en la escena nacional como en la internacional, en específico de España. Mientras que en la esfera nacional se observa con gran éxito los resultados del taller, Maíz transgénico: La coyuntura actual. En el cual se hace indiscutible el interés cada vez mayor que tanto académicos, como organizaciones y sociedad civil en general tienen por el tema de los transgénicos.

Las consecuencias en materia de economía y salud pública resultan muy costosas, a lo largo del tiempo se han realizado estudios y resulta que en animales de laboratorio se muestra que el consumo de transgénicos causa efectos crónicos subclínicos, como anormalidad en el hígado y los riñones, padecimientos que luego son heredados a las crías, con daños más severos en los machos que en las hembras.

Por lo anterior, lo que Greenpeace y su campaña en esta materia pretende, es además de frenar la siembra de OGM es concientizar a las población sobre los daños e impactos que se generan.

Saludos Fraternos.

Campaña de Agricultura Sustentable y Transgénicos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario