Analizan prohibir la siembra de transgénicos en Yucatán

La medida sería en respuesta a las organizaciones campesinas y apicultores que se ven afectados

Por Anastasia Gubin, La Gran Época, 20 de febrero de 2013

El delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Jorge Carlos Berlín Montero, dijo que está analizando prohibir la próxima siembra de soya transgénica, en prevención de la calidad de la producción de miel, informó ayer La Verdad de Yucatán.Carlos Berlín destacó que hay 11.000 apicultores que quedarían afectados por la siembra.

El año pasado organizaciones campesinas y apicultores lograron un amparo de los jueces federales de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, que impidieron la siembra transgénica.

La Sociedad Apícola Maya de México hizo notar que Europa está rechazando la miel yucateca por estar contaminada con transgénicos. En respuesta, el Gobierno del Estado prohibió ese tipo de siembras, aunque sea sólo en el Cono Sur y el Oriente.

En tanto, otro escenario se vive en el norte del país a raíz del permiso para la siembra de maíz transgénico a escala comercial.

“Trajo profundas implicaciones en el cultivo de maíz en México, que no serían para el bien de la nación”, informó La jornada.

“En el plazo corto, desaparecerían las medianas y pequeñas empresas productoras y comercializadoras de maíces mejorados no transgénicos, en su inmensa mayoría híbridos y variedades públicas, en esa región”, describe el medio mexicano.

La razón, explica La Jornada, es que no pueden impedir la contaminación no deseada de sus líneas parentales, al convivir en el campo con las siembras comerciales de maíz transgénico.

“Ante la ley, su semilla sería considerada pirata” y “el pago de regalías a la industria las haría quebrar”.

Junto con desaparecer el maíz tradicionalmente mejorado no transgénico de esa región de México, se “consumaría el monopolio de la industria en el mercado de semilla, sin ganancia alguna para la seguridad alimentaria nacional”, informa La Jornada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario