Coaliciones de organizaciones del ambiente, salud, y derechos humanos de Norteamérica demandan a los gobiernos nacionales que apoyen la prohibición global de sustancias químicas toxicas

Por lo tanto, no hay ninguna razón para el uso continuado de esta sustancia altamente tóxica. IPEN recomienda firmemente que se enlista al PCP en el Anexo A del Convenio de Estocolmo sin exenciones específicas», declaró la Dra. Olga Speranskaya, Co-Presidente de IPEN, una red internacional de 700 organizaciones participantes que trabajan por un futuro sin tóxicos.

El próximo mes, la comunidad internacional de las 179 naciones que han ratificado el Convenio de Estocolmo se reunirán en Ginebra, Suiza, para discutir la prohibición mundial del pentaclorofenol (PCP). México y Canadá son Partes del Convenio.

Los Estados Unidos no lo ha ratificado por lo que no es Parte del Convenio, pero puede jugar un papel fundamental para proteger la salud de la comunidad mundial mediante el apoyo a la prohibición del  PCP.

El comité de expertos de la ONU del Convenio de Estocolmo recomendó la eliminación mundial de PCP en octubre de 2014. El Comité evaluó la persistencia, bioacumulación, transporte a larga distancia, y efectos tóxicos del PCP. También destacó la amplia disponibilidad de alternativas no químicas mucho más seguras a este producto.

El Comité también recomienda la eliminación global de dos sustancias adicionales, el hexaclorobutadieno, producido como subproducto en la fabricación de disolventes clorados; y los naftalenos clorados, que se producen involuntariamente como en la incineración de residuos, fundición de metales y  la producción de cemento.

Los gobiernos de todo el mundo tomarán una decisión sobre las recomendaciones para la eliminación global de estas tres sustancias tóxicas en mayo 2015. Las Partes en el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes suelen aceptar las recomendaciones de su comité de expertos.