Que hará Ud. por La Madre Tierra

Por Ana María Quispe, dietista, ecóloga, de Vía Orgánica

La Madre Tierra, ha ido poco a poco recobrando su ancestral importancia, en este mundo moderno hoy equivalente a un mundo retrasado, pues son justamente nuestras prácticas modernas las que han puesto en peligro a nuestra Madre Tierra y todos estamos en riesgo, pues esta vez los daños no discriminan a nadie. La Madre Tierra ya no es la frase cliché de los indios, de los salvajes, como muchos denominaron a los que rehusaron a través del tiempo a “modernizarse“. Sabias y ancestrales prácticas constituyen hoy el ejemplo a seguir para, si es que aún estamos a tiempo, remediar en algo los enormes problemas del cambio climático, de salud, de la paz, de  justicia. Nuestros ancestros sabían definitivamente antes más que hoy y a pesar de todos los testimonios que dejaron, hemos hecho caso omiso para dejarnos dominar por un fatal y falso sistema.

Las propuestas hechas ante el clamor de los pueblos más afectados, parecen a veces difíciles de cumplir cuando sabemos la profundidad en que somos manipulados bajo este fatal sistema. Pero las acciones de muchos son las que cuentan, pues mediante estas acciones vamos demostrando que remedios a las crisis globales si son posibles.

La agricultura orgánica, sin agroquímicos, ni transgenicos, manual, que cuida de la fertilidad y la biodiversidad de la tierra hoy constituye la base de nuestra alimentación sana y saludable que no sólo nos aleja de las enfermedades degenerativas si no que también atrapa el temible CO2 bajo la tierra para revertir el calentamiento global. Además esta agricultura pone en un plano de suma importancia la sabiduría de quienes heredaron la habilidad de sembrar. Hoy vemos como las “buenas madres modernas” están promocionando que niños vuelvan a adquirir estas habilidades para asegurar el auto-sustento que no proporcionará la educación académica, ni los sueldos.

El vegetarianismo promueve una nutrición saludable y justa para el ser humano, evita cientos de enfermedades degenerativas, no multiplica la enorme crianza de animales que no sólo contamina el medio ambiente, sino que peor aún compite en la alimentación con el ser humano, creando un sistema injusto para los que no tienen que comer. Además nos libera de la crueldad irracional y psicológica que promueve el exterminio de un ser.

La transformación de nuestros hogares con eco técnicas saludables para la Madre Tierra y el clima como las ollas solares, las cocinas y hornos solares, la energía con paneles solares y eólica (uso del viento), nos ahorrarían dinero, enfermedades y agotamiento de nuestros recursos.

La transformación de nuestras construcciones obsoletas que usan el radioactivo ladrillo se podría cambiar al uso del adobe y resinas de nuestros plantas para hacer viviendas “naturales” como las que han dejado nuestros ancestros y que sobreviven a pesar del tiempo y cataclismos.

Los sanitarios secos evitarían el uso de la escasa agua que nos queda para otros fines y evitarían la contaminación de las tierras y los océanos y los ríos. Los sistemas de captación de agua también ayudarían a remediar la protección de este preciado recurso.

El comercio justo o trueque, un sistema de intercambio de bienes o servicios, ya se practica con éxito en varios lugares del mundo sin el uso de la fatal moneda capitalista. Dentro del comercio justo esta también el consumo local que promueve una economía autosustentable que termine con los modelos de importaciones, exportaciones e industrias extractivas(minería) que tanto daño le han hecho al medio ambiente, a la salud, a la justicia, a los empleos y a la misma economía.

“Somos los Hijos y las Hijas de la Madre Tierra” reza el inicio de la declaración escrita en la Cumbre por el Cambio Climático y por los Derechos de La Madre Tierra realizada el pasado mes en Tiquipaya, Cochabamba, Bolivia. Nuestras acciones individuales y colectivas pueden ayudar o pueden continuar con la destrucción, QUE VA A HACER UD.?

Frutas, Verduras y Leche, Fuera de 10 Alimentos que Más Ingieren Los Niños

Por Ángeles Cruz Martínez, La Jornada, Mayo 2, 2010

Las frutas, las verduras y la leche no forman parte de los 10 alimentos de mayor consumo entre los niños. En cambio, el refresco está en el cuarto y tercer sitio de los productos que ingieren los alumnos de primaria y secundaria, respectivamente, reveló la primera Encuesta Nacional de Salud en Escolares.

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) realizó el estudio en 2008, y ese mismo año estuvieron disponibles los resultados. Sin embargo, explicó Teresa Shamah, investigadora y responsable de la encuesta, debido a que la coordinación entre las secretarías de Salud (Ssa) y Educación Pública (SEP) era inexistente, se presentaron el viernes pasado. La ceremonia fue encabezada por los titulares de ambas dependencias.

La investigación, representativa de la situación de salud y nutrición de los estudiantes de primaria y secundaria del país, detectó que la disponibilidad de alimentos chatarra y refrescos es del doble –en promedio– dentro de las escuelas que afuera.

Así, en 78.1 por ciento de las cooperativas de primarias y 86.7 de las de secundarias venden botanas industrializadas, mientras las bebidas gaseosas están disponibles en 72 por ciento de las primeras y 88 por ciento de las segundas.

Mientras tanto, en el exterior de 54 por ciento de los planteles de nivel básico y 43 por ciento de los de medio básico, los estudiantes encuentran botanas industrializadas. Los refrescos se venden afuera de 39 por ciento de las primarias y 32 por ciento de las secundarias.

A esto se suma el dato de que sólo 28 por ciento de los estudiantes realiza alguna actividad física durante una hora todos los días, y que la mitad destina más de 12 horas a la semana a ver televisión.

Durante el recreo, 75 por ciento de los niños y 90 por ciento de las niñas se sientan y platican, mientras que de los que juegan en ese periodo de 30 minutos, 70 por ciento de los varones y la mitad de las niñas se entretienen en actividades que no implican correr.

Otro indicador –detectado por la encuesta– de la calidad de los alimentos que se expenden en las cooperativas, es que la mitad de primarias y secundarias ofrece fruta fresca, pero apenas 23 por ciento vende verduras frescas.

El titular de la SEP, Alonso Lujambio, señaló que ante este panorama, ya conocido por las autoridades, se han puesto en marcha diversas estrategias, y próximamente se presentarán los lineamientos para la venta de alimentos en las escuelas públicas de educación básica, cuyo cumplimiento será obligatorio.

Advirtió que «no permitir la ingesta de determinados productos dentro de los planteles debe tener por objeto, frente a un grave problema de salud pública, generar un proceso educativo contundente», el cual promueva la moderación en el consumo de ciertos productos.

Dijo que en este proceso, «la comprensión y cooperación de la industria alimentaria será absolutamente central». Destacó que no se debe estigmatizar a las personas con sobrepeso «ni a actores relevantes de nuestra vida económica y social», como es la industria de alimentos procesados.

A su vez, el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, planteó que las bebidas azucaradas saldrán de las coo- perativas escolares, mientras que para el resto de los alimentos existirán lineamientos puntuales sobre lo que se puede vender.

Sin mencionar directamente la iniciativa de ley antiobesidad –detenida en el Congreso–, Lujambio afirmó que es un grave error pretender que el mayor gasto calórico de los alumnos se dé en las escuelas, cuando en realidad lo que debe haber como parte del proceso educativo es la promoción de la actividad física, la cual se debe dar a lo largo del día y no sólo durante la jornada escolar.

En 10 Años Será Excesivo El Costo de Atender Males Relativos a Gordura: Titular de La Ssa

Por Hugo Martoccia, La Jornada, Abril 29, 2010

Cancún, QR, 28 de abril. El titular de la Secretaría de Salud (Ssa) federal, José Ángel Córdova Villalobos, dijo que en 10 años el costo económico de las enfermedades ocasionadas por la obesidad será insostenible para el sistema de salud de México. Leer más

México: “¡Fuera Monsanto de México!”

Por Matilde Pérez U., La Jornada, Abril 28, 2010

«¡Fuera Monsanto de México!» Con esta consigna y carteles con fotografías de las diversas variedades de maíz, integrantes de la campaña Sin Maíz No Hay País llegaron a las puertas del edificio sede de la tasnacional, ubicado en el complejo urbano Santa Fe, donde hicieron un llamado a la población para no consumir alimentos industrializados.

Acompañados por el actor Bruno Bichir, integrantes de Greenpeace, Semillas de Vida, Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (Anec) y de la productora y distribuidora cinematográfica Canana, aseguraron que no han perdido la batalla para impedir que el grano transgénico se siembre masivamente en el país. Leer más

La Población Infantil Garantiza Consumidores de por Vida a Esas Firmas

Por Susana González G., La Jornada, Mayo 2, 2010

El consumo de alimentos y bebidas industrializadas entre los niños garantiza a las grandes empresas de comida chatarra tener «consumidores de por vida» debido a que son productos adictivos por su alto contenido de azúcar, sal y grasa, advirtió la organización El Poder del Consumidor (EPC). Leer más