Vivir rodeado de vegetación, bueno para la salud

Por Ecoticias, 15 de abril de 2016

Los autores del estudio , que se publica este jueves en ‘Environmental Health Perspectives, sugieren varios mecanismos que podrían estar en juego en la relación entre la vegetación y la mortalidad.

Las mujeres en Estados Unidos que viven en casas rodeadas de vegetación parecen tener significativamente menores tasas de mortalidad que aquellas que residen en zonas con menos vegetación, según concluye un nuevo estudio de la Escuela de Medicina y Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard y el Hospital Brigham y de la Mujer, en Estatdos Unidos.

El trabajo encontró que las mujeres que vivían en áreas más verdes registraban una tasa de mortalidad global un 12 por ciento más baja que las que tenían su hogar en zonas con menos vegetación.

Los autores del estudio , que se publica este jueves en ‘Environmental Health Perspectives, sugieren varios mecanismos que podrían estar en juego en la relación entre la vegetación y la mortalidad. Proponen que el 30 por ciento de los beneficios de vivir en un entorno con más vegetación se deben a mejoras en la salud mental, con niveles más bajos de depresión.

También hallargon un papel importante en cuanto a mayores oportunidades para el compromiso social, el aumento de la actividad física y la reducción de la exposición a la contaminación del aire. «Nos sorprendió observar tan fuertes asociaciones entre el aumento de la exposición a la vegetación y tasas de mortalidad más bajas», reconoce Peter James, investigador asociado en el Departamento de Epidemiología de la Escuela Chan de Harvard.

«Nos quedamos incluso más sorprendidos de encontrar evidencia de que una gran proporción de los beneficios de los altos niveles de vegetación parecen estar relacionados con una mejor salud mental», añade.

Estudios previos han sugerido que la exposición a la vegetación estaba relacionada con menores tasas de mortalidad, pero esos análisis tuvieron un alcance limitado, y algunos mostraron resultados contradictorios. El nuevo trabajo evaluó a nivel nacional el vínculo entre el verdor y la mortalidad durante un periodo de varios años.

La investigación incorporó datos de 108.630 mujeres que participaron en el Estudio de Salud de las Enfermeras a lo largo de Estados Unidos en 2000-2008. Los autores compararon el riesgo de los participantes de mortalidad con el nivel de vegetación que rodea sus casas, que se calculó utilizando imágenes de satélite durante diferentes estaciones del año y distintos años.

Los investigadores tuvieron en cuenta otros factores de riesgo de mortalidad, como la edad, el nivel socioeconómico, la raza y el origen étnico y los comportamientos de tabaquismo.

Menos riesgo de enfermedad respiratoria

Cuando los investigadores observaron las causas específicas de muerte entre las participantes en el estudio, encontraron que las relaciones entre las cantidades más altas de vegetación y una menor mortalidad fueron más fuertes para las enfermedades de las vías respiratorias y la mortalidad por cáncer.

Las mujeres de áreas con abundante vegetación tuvieron una tasa de mortalidad un 34 por ciento inferior relacionada con la enfermedad respiratoria y un 13 por ciento de tasa de mortalidad por cáncer menor frente a quienes tienen menos vegetación alrededor de sus hogares.

Estos hallazgos más específicos fueron consistentes con algunos de los beneficios propuestos de las zonas más verdes, incluyendo que pueden reducir la contaminación del aire y la exposición al ruido y proporcionar oportunidades para la actividad física. «Sabemos que plantar vegetación puede ayudar al medio ambiente mediante la reducción de las aguas residuales, la captura de carbono y mitigar los efectos del cambio climático.

Los nuevos hallazgos sugieren un posible beneficio conjunto -la mejora de la salud- mostrando a planificadores, arquitectos paisajistas y políticos una herramienta para el desarrollo de lugares más saludables», concluye James.