Vitamina D para la Depresión, Demencia y Diabetes

La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con el Trastorno Afectivo Estacional6 (SAD por sus siglas en inglés), y en 2007, los investigadores observaron que la deficiencia de vitamina D se vinculó a la depresión y a la fibromialgia.7

Un ensayo8 aleatorio a doble ciego publicado en el 2008 también llegó a la conclusión de que: “Parece haber una relación entre los niveles séricos de 25 (OH) D y los síntomas de la depresión. La suplementación con altas dosis de vitamina D parece mejorar estos síntomas, indicando una posible relación causal.”

La Vitamina D Podría Reducir la Depresión y el Dolor Diabético

Se ha encontrado que la suplementación con vitamina D reduce tanto la depresión como el dolor diabético.9, 10 Aquí, los investigadores evaluaron cómo los suplementos de vitamina D afecta a las mujeres con diabetes tipo 2 que también fueron diagnosticadas con depresión.

Al inicio del estudio, el 61 por ciento de los participantes reportó dolor neuropático (punzadas o ardor en sus piernas y pies); el 74 por ciento reportó entumecimiento y hormigueo en las extremidades. Los participantes recibieron 50,000 IUs de vitamina D2 una vez a la semana durante seis meses. Durante el seguimiento, las puntuaciones de depresión y dolor habían mejorado.

Según el investigador principal Todd Doyle, Ph.D., la suplementación con vitamina D “es un tratamiento prometedor tanto para el dolor como para la depresión en la diabetes tipo 2.” Sin embargo, quiero señalar que probablemente obtendrá incluso mejores resultados tomando  vitamina D3 en lugar de D2. De hecho, investigaciones anteriores sugieren que la vitamina D2 podría hacer más daño que bien a largo plazo.

Un Nuevo Estudio Sugiere que Optimar sus Niveles de Vitamina D También Reduce el Riesgo de Diabetes

En la parte inicial de este artículo, la investigación mostró que la vitamina D también puede jugar un papel en la diabetes tipo 2; así que ahora tenemos una serie de enlaces cruzados entre la vitamina D y la demencia, la depresión, y la diabetes.

Un estudio en la India encontró que la suplementación con vitamina D y calcio en combinación con el ejercicio puede ser útil en las personas prediabéticas al prevenir que desarrollen diabetes.

Dado que el ejercicio es una de las maneras más efectivas para mejorar su sensibilidad a la insulina y la leptina, esto sin duda tiene sentido, y puede hacer que sea más difícil determinar cuál de los dos factores–la vitamina D o el ejercicio–tuvo el mayor impacto.

De cualquier manera, ambos son parte integral de la prevención de diabetes, por lo que los resultados hablan del poder de las modificaciones simples en su estilo de vida. Como señaló Nephrology News:11

«La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con prediabetes, que es un nivel de glucosa en la sangre, o azúcar, que está demasiado alto, pero no lo suficientemente alto como para ser considerado diabetes. Sin embargo, no está claro si al disminuir los niveles sanguíneos de vitamina D al rango normal a través de la suplementación afectará la progresión a diabetes.

En el nuevo estudio, cada unidad de aumento en el nivel de vitamina D después de la suplementación de la vitamina disminuye el riesgo de progresión a diabetes en un ocho por ciento…

‘Sin cambios de estilo de vida saludables, nada funciona para prevenir la diabetes en personas con riesgo,’ dijo el autor principal, Deep Dutta, MD, DM… «Sin embargo, nuestros resultados son alentadores ya que agregar suplementos de vitamina D y calcio es fácil y de bajo costo.” [El énfasis es mío]

Aquí, un nivel de vitamina D por debajo de 30 ng/ml fue considerado insuficiente. Todos los participantes en el estudio eran prediabéticos. El grupo de tratamiento recibió una dosis una vez a la semana de 60,000 IU´s de vitamina D3 de, junto con 1,250 miligramos (mg) de carbonato de calcio diariamente, durante ocho semanas. Un segundo grupo recibió sólo el suplemento de calcio. A ambos grupos se les aconsejo hacer 30 minutos diarios de ejercicio. Después de más de dos años de seguimiento revelaron que:

  • Poco menos del 11 por ciento de los que recibieron tanto vitamina D3 como calcio se hicieron diabéticos, mientras que el 26.5 por ciento del grupo de calcio sólo desarrolló diabetes
  • Los niveles de azúcar en la sangre se normalizaron en más del doble de las personas del grupo de vitamina D/calcio, en comparación con el grupo que solo tomo calcio (41.8 por ciento frente a 20.4 por ciento, respectivamente)

Cómo Optimizar sus Niveles de Vitamina D