Urge definir uso de biotecnología en el maíz: CropLife

Así coincidieron el presidente ejecutivo y de la junta directiva de CropLife, Carlos Buzio y Roberto Giesemann, respectivamente, quienes aseguraron que continúa el diálogo entre las empresas interesadas en utilizar la biotecnología en el maíz y el gobierno federal

Por Rotativo, 8 de abril de 2013

En México urge puntualizar los lineamientos para utilizar biotecnología en el maíz, lo que le permitiría al país ser autosuficiente en ese grano y elevar la competitividad agrícola.Así coincidieron el presidente ejecutivo y de la junta directiva de CropLife, Carlos Buzio y Roberto Giesemann, respectivamente, quienes aseguraron que continúa el diálogo entre las empresas interesadas en utilizar la biotecnología en el maíz y el gobierno federal.

“Se está avanzando muy bien, seguimos en pláticas y a la espera de la respuesta de las autoridades”, indicó Giesemann en conferencia de prensa previa al VI Foro Internacional “Tecnologías y potencial agroalimentario de Latinoamérica al 2050″, organizado por CropLife Latin America.

En este contexto, Buzio señaló que en el caso de México, la biotecnología se aplica en algodón y soya, aunque en la actualidad menos de 200 mil hectáreas en México son trabajadas con base en esta tecnología.

A lo anterior se suma que esta biotecnología no se utiliza con semillas estratégicas, como el maíz, para disminuir el círculo de la pobreza y el hambre.

Por ello, reiteró que aplicarlas en el cultivo del maíz sería el detonante para que México fuera autosuficiente en la producción del grano y colocaría al país como altamente competitivo a nivel global.

Los directivos de la organización internacional que representa a compañías relacionadas con la productividad de la agricultura, subrayaron que México tiene un alto potencial para aplicar la ciencia y la tecnología en sus campos.

Por su parte, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Fitosanitaria, Luis Villa, destacó la importancia del uso de agroquímicos en la agricultura nacional. En su opinión, de no usarse estas sustancias para proteger a los cultivos de plagas, entre 40 y 60 por ciento de la producción agrícola nacional se perdería.

Además, destacó, el costo del uso de agroquímicos equivale de 5.0 a 7.0 por ciento del valor de la producción, lo cual “no es un alto precio para garantizar por lo menos 40 por ciento del cultivo”.

Recordó que esta industria genera ventas anuales cercanas a 13 mil millones de pesos y proporciona al campo mexicano insumos para coadyuvar a la suficiencia alimentaria del país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario