Una diferencia impresionante entre el maíz transgénico y el natural

Por Disiciencia, abril de 2013

iUna comparación de maíz convencional con maíz transgénico (GM) del medio oeste de los EE.UU. muestra sorprendentes niveles de glifosato, así como de formaldehído, y una agotamiento severo de nutrientes minerales en el maíz GM!

Los resultados de la comparación del maíz GM y el maíz no modificado genéticamente de los campos adyacentes del Medio Oeste en los EE.UU. que aparecieron por primera vez en marzo en la web de Moms Across America [1], se reproducen en la Tabla 1.

Parts per million (ppm)
Ingredient

GM corn

Non-GMcorn


Glyphosate

13

0

Formaldehyde

200

0

Nitrogen

7

46

Phosphorus

3

44

Potassium

7

113

Calcium

14

6 130

Magnesium

2

113

Sulphur

3

42

Manganese

2

14

Iron

2

14

Zinc

2.3

14.3

Copper

2.6

16

Molybdenum

0.2

1.5

Boron

0.2

1.5

Selenium

0.6

0.3

Cobalt

0.2

1.5


* El maíz GM fue cultivado en un campo que no fue arado, el maíz GM continuó (Roundup Ready) de 5 a 10 años y con un régimen de control de malezas con herbicida glifosato durante los 10 años de duración. El maíz no-GM no ha tenido glifosato (o Roundup) aplicado al campo durante al menos cinco años. El peso específico del maíz GM fue 57,5 libras, 61.5 libras de peso para el maíz no-GM.

Como muestra Zen Honeycutt, que publicó el informe comentado, el glifosato, que ha demostrado ser tóxico a 1 ppm, estuvo presente en una cantidad de 13 ppm en el maíz GM. Del mismo modo, el formaldehído a 200 ppm, que es 200 veces el nivel que se considera tóxico en los animales.

El maíz transgénico también mostró un severo agotamiento en minerales esenciales: 14 ppm vs 6130 ppm de calcio, 2 ppm vs 113 ppm de magnesio; 2 ppm vs 14 ppm de manganeso; 3 ppm vs 44 ppm de fosfato, 3 ppm vs 42 ppm de azufre, y así sucesivamente.

No es sorprendente que este análisis se haya llevado a cabo de forma independiente, es decir, no por las empresas de biotecnología. Fue hecho por los propios agricultores. El alto nivel de glifosato es bastante malo. La evidencia científica sobre el glifosato acumulada a lo largo de tres décadas documenta abortos involuntarios, defectos de nacimiento, carcinogénesis, alteraciones endocrinas, daño en el ADN, neurotoxicidad, toxicidad para el hígado y los riñones a niveles muy por debajo de los usados en agricultura (véase nuestra revisión reciente [2] Why Glyphosate Should Be Banned, SiS 56). La presencia de formaldehído – un veneno neurotóxico y genotóxico – en enormes concentraciones fue totalmente inesperado.

Análisis obtenido por los agricultores del Medio-Oeste

Howard Vlieger, un asesor de nutrición en agricultura que trabaja con las familias de agricultores en 10 estados en los EE.UU., que ha estado involucrado en el estudio e investigación de los transgénicos desde 1996, explicó en una entrevista [3] que la gente quiere “una comparación exacta” del maíz en las mismas condiciones de suelo con la única diferencia de la aplicación del herbicida glifosato sobre el maíz GM Roundup Ready (RR) y un herbicida convencional en el maíz no modificado genéticamente. “Esto no se ha hecho y no se puede hacer debido al acuerdo tecnológico firmado por el agricultor que siembra semillas GM ya que se ​​corre el riesgo de ser demandado por el titular de la patente del maíz GM RR”, dijo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario