Una alimentación baja en carbohidratos podría disminuir la enfermedad de Alzheimer

Las cetonas son las que produce el cuerpo cuando se convierte la grasa (en lugar de glucosa) en energía, y una fuente primaria de cuerpos cetónicos son los triglicéridos de cadena media (MCT) encontrados en el aceite de coco.

La astaxantina es un pigmento natural con propiedades únicas y muchos beneficios clínicos, que incluye una potente actividad antioxidante. Debido a que es un nutriente soluble en grasa, la astaxantina atraviesa fácilmente la barrera hematoencefálica. Un estudio6 ha descubierto que puede ayudar a prevenir la neurodegeneración asociada con el estrés oxidativo, así como también es un potente “alimento natural para el cerebro».

Coma moras azules. Las moras azules silvestres, que tienen alto contenido de antocianidinas y antioxidantes, son conocidos por proteger contra el alzheimer y otras enfermedades neurológicas.

Gingko biloba: Muchos estudios científicos han descubierto que el ginkgo biloba tiene efectos positivos para la demencia. El gingko, proviene de un árbol originario de Asia, se ha utilizado medicinalmente en China y otros países.

Hace dieciséis años, en una de mis primeras publicaciones de mi boletín, publiqué los resultados de un estudio de JAMA de 1997 que mostraba una clara evidencia de que el Ginkgo mejora el rendimiento cognitivo y funcionamiento social en las personas que sufren de demencia. Desde entonces la investigación sigue siendo igual de prometedora. Un estudio realizado en el 2006 encontró que el Gingko es tan eficaz como el medicamento para demencia “Aricept” (donepezil) para curar problemas de demencia ligeros o severos tipo Alzheimer. Un metaanálisis realizado en el 2010 descubrió que el gingko biloba es eficaz para una gran variedad de tipos de demencia.

El ácido alfa lipoico (ALA por sus siglas en inglés) puede ayudar a estabilizar las funciones cognitivas entre los pacientes de Alzheimer y puede retardar la progresión de la enfermedad.

Evite y elimine el mercurio de su cuerpo. Los empastes dentales de amalgama, los cuales son 50 por ciento mercurio por peso, son una de las principales fuentes de intoxicación por metales pesados, sin embargo usted debe ser una persona saludable antes de que se les retiren. Una vez que se haya adaptado con la dieta descrita en mi Plan de Nutrición avanzado, puede continuar con el protocolo de desintoxicación de mercurio y posteriormente encontrar un dentista biológico para que remueva sus amalgamas.

Evite el aluminio, como los desodorantes, los utensilios de cocina antiadherentes, los adyuvantes de vacunas, etc.

Haga ejercicio con regularidad. Se ha sugerido que el ejercicio puede desencadenar un cambio en la forma en que se metaboliza la proteína precursora amiloide,7 por lo tanto, disminuye la aparición y progresión de la enfermedad de Alzheimer. El ejercicio también aumenta los niveles de la proteína PGC-1 alfa. Las investigaciones también han demostrado que las personas con Alzheimer tienen menos PGC-1 alfa en el cerebro8 y las células que contienen más de esa proteína generan menos de esa proteína amiloide toxica, asociada con el Alzheimer. Le recomendaría firmemente revisar la Técnica Peak Fitness para obtener mis recomendaciones específicas.

Evite las vacunas contra la gripe ya que la mayoría contienen mercurio y aluminio, que son agentes neurotóxicos e inmunotóxicos bien conocidos.

Desafíe su mente todos los días. La estimulación mental, sobre todo aprender algo nuevo, como aprender a tocar un instrumento o un idioma nuevo, se asocia con un menor riesgo de Alzheimer. Los investigadores sospechan que el desafío mental ayuda a desarrollar el cerebro, lo que es menos susceptible a las lesiones asociadas con la enfermedad de Alzheimer.

Evite anticolinérgicos y medicamentos con estatinas. Se ha descubierto que los medicamentos que bloquean la acetilcolina, un neurotransmisor del sistema nervioso, aumentan el riesgo de demencia. Dichos medicamentos incluyen ciertos analgésicos, pastillas para el sueño, antidepresivos, medicamentos para el control de incontinencia y ciertos analgésicos narcóticos.

Los medicamentos con estatinas son particularmente problemáticos debido a que suprimen la síntesis de colesterol, agotan la coenzima Q10 de su cerebro y los precursores neurotransmisores, y evitan la entrega adecuada de ácidos grasos esenciales y antioxidantes solubles en grasa a su cerebro, al inhibir la producción de la biomolécula indispensable portadora conocida como lipoproteína de baja densidad.

 Fuentes y referencias

1 Panminerva Med. 2012 Sep;54(3):171-8.

2 Mail Online February 27, 2012

3 J Physiol. 2012 May 1;590(Pt 10):2485-99.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario