Un estudio revela que el hielo de los restaurantes de comida rápida está más sucio que el agua del inodoro

Especialmente cuando considera que una sola lata de soda al día puede hacer que le aumente unas 15 libras a su peso, en el transcurso de un año y aumentar su riesgo de diabetes en un 85 por ciento. La fructosa también es probablemente el culpable detrás de los millones de niños que están luchando contra la enfermedad hepática no alcohólica,  que es causada por la acumulación de grasa en las células del hígado. De hecho, la fructosa cae muy pesada en el hígado, causando casi el mismo efecto que el alcohol.

¿Cuánto azúcar consume al día?

Hace casi 100 años, el estadounidense promedio consumía tan sólo 15 gramos de fructosa al día, principalmente en forma de frutas. En la actualidad, el 25 por ciento de los estadounidenses consume más de 135 gramos al día (eso más de un cuarto de libra), principalmente en forma de soda y otras bebidas endulzadas. Tan sólo una soda regular de 12 onzas contiene el equivalente a 10 cucharaditas de azúcar. Del mismo modo, un vaso de jugo de naranja de ocho onzas contiene cerca de ocho cucharaditas de azúcar y al menos el 50 por ciento de ese azúcar es fructosa.

La fructosa a 15 gramos al día probablemente no le haga mucho daño e incluso podría ser benéfico para algunos. Pero casi 10 veces esa cantidad se convierte en la PRINCIPAL causa de obesidad y casi todas las enfermedades degenerativas crónicas.

Como recomendación estándar, le aconsejo firmemente mantener su consumo total de fructosa por debajo de los 25 gramos al día o 15 gramos al día si padece de resistencia a la insulina, obesidad, presión arterial alta, niveles altos de ácido úrico, diabetes o enfermedades cardíacas. Para lograr esos niveles, necesita eliminar los alimentos procesados y las bebidas endulzadas de su alimentación y asegurarse de que todo lo que meta a su boca sea entero. También necesitará limitar su consumo de frutas. Para obtener una lista de la cantidad de fructosa contenida en las frutas más comunes, por favor échele un vistazo a este artículo.

Bebidas endulzadas relacionadas con 180,000 muertes al año

En el 2009, la Asociación Americana del Corazón (AHA) publicó una declaración científica3 sobre el consumo de azúcar y las enfermedades cardíacas, señalando que existe evidencia que las relaciona. De acuerdo con el resumen:

“El alto consumo de azúcares alimenticios en el contexto de una pandemia mundial de obesidad y enfermedades cardiovasculares ha aumentado la preocupación sobre los efectos adversos de consumo excesivo del azúcar.

Del 2001 al 2004, el consumo usual de azúcar de los estadounidenses era de 22.2 cucharaditas al día…Entre 1970 y el 2005, la disponibilidad promedio anual de azúcar/azúcar añadida, aumento un 19%…Las sodas y otras bebidas endulzadas son la causa principal de la carga de azúcar de la alimentación de los estadounidenses. El consumo excesivo de azúcar ha estado relacionado con varias anomalías metabólicas y problemas de salud adversos, así como con la deficiencia de nutrientes esenciales…”

La relación postulada entre el consumo de azúcar y las enfermedades cardíacas es innegable en este punto. Cientos de artículos científicos muy buenos han relacionado la resistencia de insulina y de leptina con las enfermedades cardiovasculares más fuertemente que con el colesterol y de hecho son en parte responsables de las anormalidades del colesterol. Por ejemplo, la resistencia a la insulina o a la leptina provoca partículas de LDL “pequeñas y densas” y un mayor número de partículas, que es mucho más importante que su colesterol total en cuanto a la evaluación del riesgo de enfermedad cardíaca. La resistencia a la insulina y a la leptina a su vez son causadas directamente por el exceso de fructosa y otros azúcares en su alimentación.

Como lo informé en abril, la investigación presentada en la Sesión Científica de Epidemiologia y Prevención/Nutrición, Actividad Física y Metabolismo de la Asociación Americana del Corazón en el 2013, sugiere que las bebidas azucaradas por sí solas son responsables de cerca de 183,000 muertes alrededor del mucho al año, incluyendo:

    44,000 muertes por enfermedades cardíacas 133,000 muertes por diabetes 6,000 muertes por cáncer

Entre los 35 países más grandes del mundo, México tuvo las tasas más altas de muerte relacionadas con el consumo de bebidas azucaradas. Allá, el consumo promedio de bebidas azucaradas fue de 24 onzas al día.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta