Un Estudio Advierte que la Fluoración del Agua Promueve el Deterioro de la Tiroides

Por el Dr. Mercola, 17 de marzo de 2015

El fluoruro es un fármaco tóxico relacionado con una serie de problemas de salud potencialmente graves. Recientemente, una investigación que relacionó el consumo de agua fluorada con la disfunción tiroidea recibió especial atención por parte de los medios de comunicación británicos y estadounidenses.1, 2, 3, 4

La evidencia también sugiere que podría contribuir o empeorar problemas de comportamiento como el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), por medio de la calcificación de la glándula pineal.

A pesar de la evidencia irrefutable de daño, en los Estados Unidos se sigue añadiendo fluoruro a los suministros de agua, por lo que este fármaco tóxico está en contacto con casi 211 millones de personas en Estados Unidos. A partir del 2012, más del 67 por ciento de personas en Estados Unidos reciben agua fluorada.5

De ellos, más de 11 millones de personas reciben fluoruro al nivel o por encima de nivel considerado como «óptimo,» de acuerdo con Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos.

En el Reino Unido, cerca de 6 millones de británicos reciben agua fluorada. Mientras que cada vez más países- incluyendo Alemania, Suecia, Japón, Países Bajos, Finlandia e Israel6 – han dejado de utilizar esta peligrosa práctica.7

Estudio Advierte que la Fluoración del Agua Promueve la Disfunción Tiroidea

Durante mucho tiempo, la fluoración del agua, ha sido promovida como una forma segura y efectiva de mejorar la salud dental- una afirmación que en realidad no tiene ninguna base firme en la ciencia. Al contrario, la evidencia sugiere claramente que existen muchos riesgos de salud relacionados con la exposición al fluoruro.

Investigadores británicos advierten que actualmente unas 15,000 personas podrían verse innecesariamente afectadas por hipotiroidismo en el Reino Unido, como resultado del consumo de agua fluorada.8

En áreas en donde los niveles de fluoruro en el agua superan los 0.3 mg/L, el riesgo de tener una alta tasa de hipotiroidismo fue 37 por ciento mayor en comparación con las áreas en donde no utilizan fluoruro. Como lo explicó Vice.com:9

«La clave para tener una tiroides sana es el yodo, que generalmente es absorbido por la sangre y almacenado y regulado por el cuerpo en la glándula tiroides…

Pero debido a que el fluoruro es más electronegativo que el yodo, se desplaza en el cuerpo, alterando la función de la tiroides y por consecuencia, impactando en los niveles de las hormonas que mantienen el metabolismo funcionando correctamente.

Varios estudios (incluyendo uno realizado el año pasado10) han confirmado la capacidad del fluoruro para promover y empeorar la deficiencia de yodo…11«

Los Niveles de Fluoruro Recomendados en los Estados Unidos Son el Doble del Nivel en el Que Puede Verse Afectada la Función Tiroidea

Actualmente, los Estados Unidos recomienda un nivel de fluoruro de 0.7 mg/L12 y la disfunción tiroidea también es muy común en este país, en donde se estima que unas 20 millones de personas se ven afectadas13 por este problema, así que desde el punto de vista de salud pública, no tiene ningún sentido en absoluto medicar a toda la población con un fármaco que puede inducir o empeorar este problema de salud.

Otros efectos secundarios de la disfunción tiroidea incluyen aumento de peso y depresión. Un efecto secundario igual o más importante es el daño causado al feto de las mujeres embarazadas con hipotiroidismo, lo que puede resultar en una disminución del coeficiente intelectual y déficits neurológicos.

Dado a todos estos efectos secundarios, los investigadores aconsejan a los ayuntamientos a dejar de fluorar el agua potable. De acuerdo con el autor principal, Stephen Peckman:14

«Creo que es preocupante para las personas que viven en esas áreas [altamente fluoradas]. La diferencia entre West Midlands, en donde se práctica la fluoración y Manchester, en donde no, fue sumamente clara. Hubo casi el doble del número de [tiroides hipoactiva] casos en West Midlands.

La tiroides hipoactiva es un problema particularmente peligroso y puede dar lugar a otros problemas de salud a largo plazo. Realmente creo que los ayuntamientos necesitan recapacitar sobre el hecho de poner fluoruro en el agua. Existen formas más seguras para mejorar la salud dental.»

El Dr. Spyros Mezitis, un endocrinólogo en el Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, que no participó en el estudio, le dijo a WebMD:15