Campaña Alerta a Consumidores sobre Productos Hechos con Trabajo Esclavo

Adital

¿Que está por detrás de lo que compramos? Con esta pregunta la campaña internacional «Compra responsabilidad» de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), iniciada ayer (19) en Bélgica, persigue concientizar a los consumidores, sobre el componente de trabajo esclavo procedente de la explotación de personas sometidas al tráfico, presente en los productos que les son ofrecidos.

El objeto de la campaña es sensibilizar a los consumidores y provocar un cambio en sus hábitos de consumido, eliminando el ciclo de la explotación de los seres humanos a través del tráfico. Se estima que cerca de 12,3 millones de personas en el mundo sean víctimas de trabajo forzado en situación es esclavitud, o en condiciones semejantes a la esclavitud.

De acuerdo con la OIM, «es fundamental eliminar la demanda de mano de obra explotada y sometida al tráfico, destinada a satisfacer el deseo de productos baratos para el consumidor y de grandes lucros para las empresas»

Según el director general de la OIM, William Lacy Swing, «El tráfico de seres humanos está motivado por la búsqueda de mano de obra y de productos excesivamente baratos venidos de todas las regiones del mundo».

El mayor número de personas sometidas al tráfico  son mujeres y niños que son explotados sexualmente, pero también es creciente el tráfico de mujeres y hombres de todas las edades sometidos a la explotación laboral.

Los hombres trabadores sometidos al tráfico, son explotados en los campos de agricultura, construcción civil, pesca y servicios domésticos, según la Organización. Esos sectores dependen del trabajo sobre irregular, pagado a bajo costo, que genera crecimiento y lucros, afirma Swing.

Según datos de OIM, el número de víctimas del tráfico para explotación laboral aumentó en los últimos once años, habiéndose acentuado los últimos cinco años. La institución alerta sobre la  necesidad de estar muy atentos a la demanda de este tipo de mano de obra.

Para la organización, «el envejecimiento de las poblaciones, la disminución de la tasa de natalidad y la participación productiva en países industrializados; asociada al exceso de oferta de mano de obra en los países en vías de desarrollo, sin que haya suficientes canales para la emigración legal, ha permitido a los traficantes sacar ventaja en la búsqueda de mano de obra extranjero a bajo costo».

La campaña tiene un anuncio televiso que muestra un carro de compras de supermercado con las ruedas hacia arriba, con personas representando a los trabajadores migrantes víctimas del tráfico.

En Bruselas, capital de Bélgica, una conferencia ministerial sobre la acción global de la Unión Europea en el combate al tráfico de personas, sirvió de espacio para que OIM hiciera un llamado a los consumidores pidiéndoles que asuman un papel más activo en el combate al tráfico.

«A través de la compra responsable y llevando a las empresas a re-pensar sus métodos de funcionamiento, los consumidores que están cada vez buscando un comercio justo, tienen el poder de acabar con la explotación laboral», eso espera la OIM.

Más informaciones sobre la campaña en el sitio: http://www.buyresponsibly.org/

Con informaciones de la Agência Lusa.

Traducción: Ricardo Zúniga

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario