Entradas

La pelea de Monsanto por mantener su reinado

Por Silvia Ribeiro*, La Jornada, 16 de abril de 2016

Desde el año pasado, el sector industrial químico-semillero está en erupción y si no lo prevenimos, su ceniza tóxica nos caerá en el plato de comida. Monsanto, la mayor empresa de transgénicos y semillas comerciales del globo, intentó dos veces comprar Syngenta, la mayor trasnacional de agrotóxicos, para establecer una megaempresa que habría sido la número uno en ambos sectores. Leer más

Canibalismo corporativo: lo que sigue…

Por Silvia Ribeiro*, La Jornada, 26 de diciembre de 2015

La fusión entre Monsanto y Syngenta, dos de las más grandes y combatidas empresas de semillas transgénicas y agrotóxicos a escala mundial, parecía una mala fantasía. Hoy es probable y sólo una de las fusiones espectaculares que están ocurriendo. Leer más

Fertilizar el caos climático

Por Silvia Ribeiro*, La Jornada, 17 de octubre de 2015

Uno de los principales factores de cambio climático es la agricultura industrial, dato presente en los informes científicos relacionados con el tema. Gracias al trabajo de análisis y extrapolación de datos de Grain, sabemos que no sólo la agricultura, sino todo el sistema alimentario agroindustrial, desde semillas a supermercados, es el factor singular más importante del cambio climático (causante de 44 a 57 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero). Leer más

TLCAN 20 años después: «Celebrando» la dependencia mexicana del maíz extranjero

Por Ercilia Sahores, Via Orgánica AC

Los primeros dos días del mes de septiembre, cientos de personas se reunieron en Ciudad de México, desafiando las lluvias y la perspectiva de un metro y un metrobús repleto, para asistir al Seminario Internacional Subordinación de México bajo Estados Unidos en el marco del Tratado de libre Comercio. Leer más

Debido al Cambio Climático «Habrá Un Exterminio» en Varios Países

Por Angélica Enciso L., La Jornada, noviembre 10, 2010

Cuando se habla de cambio climático se hace mención a los daños que ocasionará a los glaciares o a los arrecifes, pero no a cuántas muertes habrá por este fenómeno. «En varias partes del mundo viene un exterminio» y a los gobiernos no les importa, advirtió Andrés Barreda, integrante de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales.

En el foro Hacia la cumbre de cambio climático de Cancún, organizado por La Jornada y Casa Lamm, Barreda presentó un panorama distinto al que frecuentemente se menciona cuando se habla de cambio climático. Advirtió que existen diversos problemas ambientales, no sólo éste, que se expresan en crisis en la biodiversidad, el agua y la salud, entre otros.

Indicó que los países desarrollados estiman que con el calentamiento global habrá zonas que se volverán tierras agrícolas y que podrán ganar más de lo que perderán. «Piensan en establecer negocios con las medidas de mitigación, lo ven como una oportunidad.» En las previsiones que se dan a conocer sobre los impactos que tendrá este fenómeno, «nunca dicen cuánta gente va a morir por el incremento de la temperatura».

En su intervención, Silvia Ribeiro, del Grupo ETC, dijo que existe una crisis ambiental general y que para haber desequilibrado el clima, como ha ocurrido, se requirió una cadena de devastaciones que empezaron con el uso del petróleo y el desarrollo de la agricultura industrial extensiva que impulsó la aplicación de agrotóxicos, los cuales destruyen el suelo y generan energía negativa.

Si el problema es el calentamiento, habría que dejar de emitir gases de efecto invernadero (GEI), pero en ello no se ha avanzado. En la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático se ha trabajado en establecer mecanismos de mercado, y además se presentan como alternativas energías como la nuclear, ya que no genera bióxido de carbono, el principal GEI, pero sí genera desechos radiactivos, señaló.

Las grandes empresas petroleras y automovilísticas se han encargado de financiar centros de investigación para que nieguen la existencia del cambio climático, y «por más de 15 años lo han dicho, pero ahora indican que este problema se puede resolver con la geoingeniería, que es la manipulación de la atmósfera. Hay iniciativas como tapar una parte del sol, el desarrollo de árboles transgénicos que reflejan la luz solar». La reciente conferencia del Convenio de Diversidad Biológica acordó establecer una moratoria a estos proyectos, apuntó.

Por su parte, Pablo Mancilla, asesor ambiental de Bolivia, consideró que los resultados de Cancún, donde el 29 de noviembre comenzará la 16 Conferencia de las Partes (COP) de cambio climático, dependerán de las movilizaciones sociales, que establecerán una correlación de fuerzas para que se firme el nuevo protocolo.

Indicó que en las recientes negociaciones previas a la COP de Cancún se logró introducir puntos importantes del Acuerdo Nacional de los Pueblos, que surgió en el encuentro de Cochabamba de abril pasado. Sin embargo, precisó, «la situación en Cancún es peor que en Copenhague, porque allí el debate estaba entre los países que planteaban un incremento máximo de 2 grados centígrados y los que proponían 1.5. Hoy la oferta de los países va a un aumento de 4 grados, que sería desastroso».