Sus niveles de hierro podrían ser la clave para tener una larga vida

Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 05 de agosto del 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • El hierro es muy importante para la vida, pero los datos demuestran que mucho hierro se relaciona con el envejecimiento, junto con un periodo de vida y de salud más cortos: el total de años vividos con buena salud
  • Los niveles elevados de hierro también aumentan la disponibilidad de hierro libre, lo que promueve la muerte de las células del corazón y crea una mala función cardíaca y la disfunción mitocondrial
  • El exceso de hierro afecta la presión arterial y el control glucémico. Los niveles aumentan con un consumo elevado y la mala capacidad del cuerpo para eliminar el hierro adicional
  • Una forma rápida y sencilla de controlar los niveles de hierro es al donar sangre o, si no puede donar, entonces una flebotomía terapéutica. Descubra su nivel con un análisis anual de ferritina y GGT

El hierro es un nutriente esencial e integral para muchas funciones biológicas, incluyendo el transporte de oxígeno, la síntesis de ADN y el metabolismo energético. Casi todas las células de su cuerpo contienen hierro. Las plantas, bacterias, animales e incluso las células cancerosas no pueden sobrevivir sin él.

Las plantas usan hierro para producir clorofila, mientras que los animales y los humanos lo necesitan para producir hemoglobina, una proteína en los glóbulos rojos que se utiliza para transportar oxígeno. Cerca del 6 % del hierro en su cuerpo está unido como componente a las proteínas y el 25 % se almacena como ferritina.

Tener una cantidad elevada o muy baja puede tener serias consecuencias. Sin embargo, lo que muchas personas y médicos no comprenden es que es más común tener exceso de hierro que tener deficiencia.

Los médicos podrían verificar si hay deficiencia de hierro en relación con la anemia, pero el exceso de hierro es un problema mucho más común. Los hombres adultos y las mujeres que no menstrúan corren el riesgo de tener niveles de hierro muy altos. Si no se trata, el exceso de hierro puede dañar sus órganos y contribuir al desarrollo de enfermedades cardíacas, diabetes, enfermedades neurodegenerativas y cáncer.

Los altos niveles de hierro se relacionan a una vida útil más corta

Los investigadores han relacionado la sobrecarga de hierro con varias afecciones médicas, y ahora descubren que las personas envejecen a ritmos diferentes cuando tienen exceso de hierro en el cuerpo. Los científicos europeos reunieron datos de una base de datos internacional para probar esta teoría.

El conjunto de datos fue equivalente a casi 1.75 millones de vidas. Observaron el número total de años vividos (duración de la vida), el número total de años de buena salud (duración de la salud) y la vida hasta la vejez (longevidad). Los investigadores identificaron 10 problemas en la muestra genética que parecen influir en el envejecimiento.

La mayoría de los problemas se relacionaron con la enfermedad cardiovascular. Con base en un análisis estadístico, los datos sugirieron «que los genes involucrados en el metabolismo del hierro en la sangre son responsables de una vida larga y saludable».

La nueva información es interesante, ya que sugiere una forma modificable para explicar el envejecimiento biológico y las diferencias en las tasas de enfermedades crónicas entre las personas. Los investigadores señalaron que los niveles elevados de hierro pueden reducir «la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones en personas de edad avanzada», que podría ser otra razón por la cual la edad es un factor en la gravedad de las enfermedades infecciosas.

Como dice Paul Timmers, de la Universidad de Edimburgo, los datos también ofrecen una explicación razonable de la relación entre la carne roja y la enfermedad cardíaca. Aunque se ha culpado al colesterol desde hace mucho tiempo, ningún estudio ha encontrado relación entre el colesterol y las enfermedades cardíacas. Timmers comentó:

«Estamos muy entusiasmados con estos hallazgos, ya que sugieren que los altos niveles de hierro en la sangre reducen nuestros años saludables de vida, y mantener estos niveles bajo control podría prevenir el daño relacionado con la edad. Creemos que nuestros hallazgos sobre el metabolismo del hierro también podrían explicar por qué los altos niveles de hierro en la carne roja se han relacionado con afecciones de la edad, como las enfermedades del corazón».

El exceso de hierro daña la función mitocondrial

Desde mediados de la década de 1990, los investigadores descubrieron que cuando el hierro se une a una proteína como la hemoglobina, desempeña un papel en el crecimiento y el metabolismo celular. Pero en su forma libre, inicia una reacción que produce radicales libres de hidroxilo a partir del peróxido de hidrógeno. Este es uno de los radicales libres más dañinos en el cuerpo y puede causar disfunción mitocondrial grave.

Los radicales libres de hidroxilo dañan las membranas celulares, las proteínas y el ADN. Otra investigación también demuestra que el exceso de hierro promueve la apoptosis y la ferroptosis en los cardiomiocitos. La apoptosis es la muerte celular programada de las células enfermas y desgastadas, y como su nombre lo indica, la ferroptosis se refiere a la muerte celular que depende y está regulada por el hierro.

Sus cardiomiocitos son células musculares en el corazón que generan y controlan las contracciones. En resumen, esto nos dice que el exceso de hierro puede afectar la función cardíaca. Estas son dos formas en que la sobrecarga de hierro puede conducir a una miocardiopatía, que es la principal causa de muerte en pacientes con hemocromatosis.

El exceso de hierro en personas con síndrome metabólico afecta la presión arterial y otros marcadores de enfermedad cardiovascular, así como el control glucémico. Se realizó un estudio con 64 participantes que tenían un diagnóstico de síndrome metabólico. Los participantes fueron divididos en dos grupos de forma aleatoria. En el primero, las personas donaron sangre al comienzo del estudio y después de 4 semanas.

Los investigadores analizaron la cantidad de sangre administrada y el nivel de hierro de cada persona. Midieron la presión arterial sistólica, sensibilidad a la insulina, glucosa en plasma y la hemoglobina A1c. El grupo que donó sangre demostró una menor presión arterial sistólica y tuvo niveles más bajos de glucosa en sangre, hemoglobina A1c y frecuencia cardíaca. No hubo cambios en la sensibilidad a la insulina.

En un estudio anterior, los científicos extrajeron sangre de personas con gota crónica. 12 participantes con hiperuricemia donaron sangre por 28 meses para mantener su cuerpo con la menor cantidad de reservas de hierro, sin causar anemia. Los datos demostraron menos ataques y gravedad en problemas de gota. También se descubrió que extraer sangre es seguro y beneficioso.

¿Cómo se acumulan los niveles elevados de hierro?

Los hombres y las mujeres que no menstrúan tienen un mayor potencial de acumular hierro, ya que el cuerpo tiene formas limitadas para eliminar el exceso de hierro. El trastorno genético llamado hemocromatosis, hace que su cuerpo acumule niveles excesivos y peligrosos de hierro. Cuando esto no se trata, causa muchos de los trastornos que se mencionaron antes.

La hemocromatosis es una las condiciones genéticas más prevalentes en las personas de Estados Unidos. Para desarrollar la enfermedad, se necesitan dos copias heredadas de mutaciones genéticas, una de la madre y otra del padre. En un estudio, los investigadores estimaron que del 40 % al 70 % de las personas con los genes defectuosos en algún momento tendrán sobrecarga de hierro.

También es fácil obtener mucho hierro de los alimentos, en especial cuando está «fortificado» con hierro. El hierro es un suplemento nutricional común que se encuentra en muchos suplementos multivitamínicos y minerales. Muchos alimentos procesados también están fortificados con hierro.

Por ejemplo, dos porciones de cereal fortificado para el desayuno podrían proporcionarle hasta 44 miligramos (mg) de hierro, lo que lo acerca al límite de tolerancia de 45 mg para adultos. Sin embargo, el límite de tolerancia está muy por encima de la cantidad diaria recomendada, que es de 8 mg para hombres y 18 mg para mujeres premenopáusicas. Es fácil ver cómo puede consumir tanto hierro de manera constante.

Otra causa común del exceso de hierro es el consumo regular de alcohol. El alcohol aumenta la cantidad de hierro que absorbe de sus alimentos. En otras palabras, si combina el alcohol con alimentos ricos en hierro, es probable que absorba más de la cantidad que necesita.

Otros factores que pueden contribuir incluyen el uso de ollas y sartenes de hierro, beber agua de pozo con alto contenido de hierro, usar multivitaminas y suplementos minerales o consumir alimentos procesados.

La escasez de sangre es ideal y tiene muchos beneficios

La donación de sangre de rutina podría ser una de las formas más simples y rápidas de reducir la sobrecarga de ferritina y hierro. La donación de sangre también podría salvar la vida de otra persona. La Cruz Roja Americana recolecta sangre en zonas permanentes y móviles. Según la organización, más del 80 % de lo que recolectan proviene de donaciones de sangre en los campus universitarios y en los lugares de trabajo.

Por desgracia, una de las consecuencias del COVID-19 ha sido una reducción en el número de donaciones de sangre en los Estados Unidos y esto ha provocado una escasez grave. Chris Hrouda, presidente de los Servicios Biomédicos de la Cruz Roja, expresó sus preocupaciones a un reportero del Press Herald:

“En nuestra experiencia, las personas de Estados Unidos se unen para apoyar a los necesitados en tiempos de escasez y, ahora más que nunca, se necesita del apoyo de todos para superar esta crisis de salud pública. Por desgracia, cuando las personas dejan de donar sangre, obligan a los médicos a tomar decisiones difíciles sobre la atención del paciente, por lo que necesitamos que las personas sanas y con la intención de hacerlo, donen el regalo de la vida.

Sabemos que las personas tienen la intención de ayudar, pero no acuden a un centro móvil durante este tiempo. Queremos asegurarles a todos que la donación de sangre es un proceso seguro, así que establecimos medidas de precaución adicionales en nuestras jornadas y centros de donación de sangre para proteger a todos».

La donación de sangre es una forma segura y efectiva de controlar sus reservas de hierro y ayudar a otra persona. La Cruz Roja responde preguntas sobre su requisito de elegibilidad en su sitio web. Recomiendan que espere al menos ocho semanas entre donaciones para que su cuerpo pueda restaurar por completo su volumen de sangre.

Si tiene una afección de salud y no puede donar sangre, considere la flebotomía terapéutica. Aunque su sangre no se utilizará para una donación, podrían realizar el procedimiento y luego eliminar la sangre.

Si no puede encontrar un lugar en su comunidad para los servicios, su póliza de seguro puede pagar las flebotomías terapéuticas de rutina con receta médica. En cualquiera de los casos, ya sea si dona la sangre o se tira, la cantidad es la misma.

Para donar, solo necesita una tarjeta que muestre que ya está registrado para donar sangre, licencia de conducir o dos formas de identificación. Las personas que tienen al menos 17, años, pesan al menos 110 libras y gozan de buena salud son elegibles.

Se recomienda hacerse análisis anuales de detección de hierro y GGT

Otra forma de medir el impacto de la toxicidad del hierro y la mortalidad, es la prueba de gamma glutamil transpeptidasa, a veces llamada gamma-glutamil transferasa (GGT). La GGT es una enzima hepática que participa en el metabolismo del glutatión y el transporte de aminoácidos y péptidos.

Se puede usar como un marcador para el exceso de hierro libre y como un indicador de su riesgo de enfermedad renal crónica. Los niveles bajos protegen contra los altos niveles de ferritina.

Cuando los niveles de la ferritina y de GGT están altos, representan un mayor riesgo de problemas de salud crónicos y muerte prematura. Al igual que con muchas pruebas de laboratorio, las referencias normales varían entre los laboratorios. Los rangos normales varían según el laboratorio y no son ideales, así que es probable que los rangos normales utilizados para la GGT no sean adecuados para prevenir la enfermedad.

Como mencioné antes, el rango ideal para una GGT «normal» puede ser amplio. Para comprender sus riesgos por completo, necesitará conocer los niveles de ferritina y GGT. Descubra más sobre la ferritina y GGT, incluyendo los rangos saludables en el artículo «Donar sangre podría salvar su propia vida«.