Si no se controla la diabetes, el sistema de salud podría colapsar, advierten

diabetesEl nuevo gobierno debe mejorar calidad de servicios de atención

Por Ángeles Cruz Martínez, La Jornada, 2 de agosto de 2012

En México no existe una política sólida para el control de la diabetes, lo que representa una amenaza para las finanzas públicas, advirtió la Federación Mexicana de Diabetes. Además de prevenir las causas de la enfermedad, obesidad principalmente, se requiere mejorar la calidad de los servicios médicos para garantizar su control, advirtió.

Ayer, la Federación organizó una conferencia de prensa sobre este problema de salud que para el próximo gobierno de la República tendría que ubicarse entre los principales retos a vencer.

En el aspecto económico, Armando Arredondo, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, comentó los resultados de su investigación sobre costos de la diabetes en México, según los cuales en 2010 representó una erogación superior a 7 mil millones de dólares. De mantenerse la tendencia de crecimiento en el número de afectados y el deficiente control clínico, este problema podría llevar al colapso del sistema nacional de salud, manifestó.

De acuerdo con información reciente (2006), la prevalencia es de 10 por ciento y al año se suman 400 mil nuevos enfermos. Nuevos datos serán aportados por la Encuesta Nacional de Salud 2011, lo que se supone ocurrirá este año, aunque la Secretaría de Salud (Ssa) estima que aún no se observará una disminución en el número de afectados.

En la actualidad, las complicaciones por diabetes, principalmente insuficiencia renal crónica, están entre las principales causas de hospitalización y muerte en el país. Al año 80 mil personas mueren por esta causa, de acuerdo con datos de la Asociación Ale, organización civil de apoyo a pacientes renales.

La investigación de Arredondo encontró que de cada 100 pesos invertidos en la atención de la diabetes en México, 55 son para tratamiento de complicaciones y 45 para manejo de caso controlado y monitoreo anual.

El problema es que 30 por ciento de los pacientes abandonan sus terapias, lo cual aumenta los costos indirectos (discapacidad y muerte prematura). Por eso, dijo, es indispensable cambiar la incidencia. Para ello, hay que fortalecer la prevención de factores de riesgo como el sobrepeso, el sedentarismo, el consumo de tabaco, entre otros, así como mejorar la calidad de la atención, lo que implica reducir tiempos de espera en unidades médicas y fomentar el acceso a medicamentos.

El endocrinólogo Jorge Yamamoto indicó que entre 30 y 55 por ciento de las personas con diabetes desconocen que la padecen y 93.7 por ciento de los afectados en tratamiento no alcanza niveles normales de glucosa en sangre, situación que los coloca en un riesgo tres veces mayor.

La Federación Mexicana de Diabetes, por conducto de su directora médica, Guadalupe Fabián, refirió que el Instituto Mexicano del Seguro Social reconoce que un aumento de 60 por ciento en la inversión para prevenir la diabetes redundaría en un ahorro de 100 mil millones de pesos anuales en la prestación de servicios médicos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario