Sembrando en el invierno el suelo y la ensalada

Por Azucena Cabrera, Vía Orgánica

Todavía es mitad de invierno y a decir verdad estos días el huerto casero se quiere dormir o guardar, no es para menos que suceda esto pues debido a las bajas temperaturas los cultivos de fruto y la mayoría de las flores no se pueden desarrollar pues requieres de calor. Sin embargo existen varios otros cultivos que se ven favorecidos por el fresco de la mañana y de las noches incluso crecen mucho mejor, tal es el caso del ajo , algunas otras raíces como zanahoria, betabel, nabo, varias hojas para ensalada como lechuga, espinaca, mostaza, y hasta leguminosas de inviernos como el haba, lenteja, chícharo y garbanzo.

En realidad en tu huerto verás que ciclo a ciclo los cultivos se van adaptando y con un manejo ecológico llegan a crecer cada vez mejor no se diga si los abonas con tu propia composta o humus de lombriz, esto hace que crezcan relativamente fácil.

Si ya has comenzado tu huerto casero es muy importante recordar que para desarrollar un suelo vivo y saludable, una de las tareas que podemos hacer es estas fechas es practicar la rotación y asociación de cultivos, por ejemplo, una mezcla de algún grano como trigo o avena más una leguminosa de invierno como haba, esta mezcla se llama abono verde y funcionara bien en invierno crecerá vigorosa y logrará favorecer la vida del suelo por medio de sus fabulosas raíces y los microorganismos que colaboran con ellas. Aprovechar este ciclo de invierno sembrando esta mezcla, es una buena actividad no requiere mucho cuidado y sólo un poco de humedad, además estarán preparando las condiciones del suelo para la primavera, y con ella la llegada de los jitomates, chiles manzanos, berenjenas, pepino o calabacita. Lo mejor de esto es que esos próximos cultivos tendrán disponibles los nutrientes que necesitan para crecer fuertes, sanos y deliciosos, sin olvidar el principio biointensivo que dice “primero cultiva el suelo y después cosecha en abundancia».

Rancho Vía Orgánica

Así que si deciden sembrar abono verde recuerden que este servirá de alimento para el suelo y toda la vida de microorganismos que lo habitan, dando con ello mayor retención de humedad y mayor cosecha, por consecuencia más comida sana y más personas sanas.

Otra opción para el huerto en invierno , es sembrar tu mezcla de ensalada, además de que crecerá fácil en este clima, es principio de año y combina muy bien comenzar una dieta más saludable, cruda y fresca, pero lo más increíble es que será de su cosecha en algún pequeño macetón, jardinera o contendor reciclado.

Para sembrar la ensalada sólo necesitarás conseguir semillas ecológicas en tu mercado local o con tu amigos productores, pueden ser semillas de mostaza, berro, arrúgala, hinojo, lechuga, espinaca etc. La idea es mezclar las semillas en un tazón y previamente preparar tu contendedor mezclando tierra del jardín o de macetas con un poco de composta o humus de lombriz, humedecer los materiales y está lista para sembrar, sólo espolvorea las semillas en la superficie y cubre con un cm más de tu tierra mezclada, agrega un riego tipo lluvia ligero y espera la explosión de semillas y colores, sólo mantén húmedo tu cajón y dales unas 3 a 4 semanas para realizar tu primer corte, ¡listo! inaugura tu huerto con una ensalada. Esta actividad es para compartir con la familia.

Rancho Vía Orgánica

Ahí donde creces tu hortaliza, sea un macetón, una jardinera o el suelo directo, ahí puedes mejorar esa porción de tierra y cultivar suelo.