Sembrando de temporada

Por Antonio Monjarás

¿Te ha pasado que a veces algunas plantas no se te dan?, ¿no crecen?, ¿no dan buenos frutos?. Podría haber una posible explicación a esta situación.

Todas las hortalizas deben sembrarse en su temporada pues cada planta tiene características fisiológicas auténticas, sembrar en las épocas adecuadas de cada semilla nos ayudará a obtener mejores cosechas pues mucha de la energía generada por las plantas se pierde en la adaptación al medio. Por ejemplo, cuando se siembra un jitomate fuera de su época, es decir en invierno cuando hace frío, la planta en cuestión desviará mucha de su energía para sobrevivir a las bajas temperaturas y dejará de enfocar esa energía al buen desarrollo de hojas, flores y frutos.

Entonces, hay que considerar las estaciones del año para sembrar acorde a los requerimientos de temperaturas de cada planta. Esto nos ayudará para la realización de nuestro calendario de cultivos el cuál será de gran ayuda al momento de hacer las planeaciones de siembra en nuestro huerto.

Podemos englobar a las hortalizas en tres grupos diferentes de acuerdo a su exigencia de temperaturas:

Plantas de calor

Antonio Monjarás

Plantas de frío

Antonio Monjarás

Plantas de todo el año

Antonio Monjarás

A continuación se presenta una tabla muy general con algunas de plantas más comunes en el huerto, cada una catalogada según los requerimientos de calor.

Es importante aclarar que algunas plantas pueden adaptarse a un rango amplio de temperaturas, todo dependerá de la variedad de la que se trate, por tomar un ejemplo, en la lechuga pueden encontrarse variedades tanto para frío como para calor.

Ahora que ya conoces más a acerca de los cultivos, estás más cerca de lograr buenos resultados en tu huerto. Sólo recuerda que para cultivar de temporada hay que consumir de temporada, acorde con los ciclos naturales de nuestro ecosistema.