Se redujo 59% la presencia de la mariposa monarca en el país

Presentan informe de la temporada de hibernación 2012-2013

Por Angélica Enciso L., La Jornada, 14 de marzo de 2013

En la temporada de hibernación 2012-2013 en los bosques de oyamel de Michoacán y el estado de México, la superficie forestal ocupada por la mariposa monarca ha sido la más baja de los 20 años pasados: 59 por ciento menos en comparación con la del periodo anterior, según un informe de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la alianza entre el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) y Telcel.

La especie viaja cada año alrededor de 4 mil kilómetros desde Canadá, atraviesa Estados Unidos y llega a la reserva de la biosfera en Michoacán y el estado de México.

La mariposa empieza a arribar a México desde septiembre y permanece cinco meses aquí.

Para realizar su reporte, la Conanp, la WWF y Telcel, tomaron como punto de referencia el mes de diciembre y encontraron que los ejemplares apenas ocuparon 0.93 hectárea de la superficie de la reserva de la biosfera Mariposa Monarca, y 0.26 hectárea en colonias fuera del área protegida. En total, la presencia del lepidóptero se detectó en 1.19 hectáreas, mientras que en diciembre de 2011 se observó en 2.89 hectáreas, informó el titular de la Conanp, Luis Fueyo.

Estos datos son malas noticias, señaló Omar Vidal, director de la WWF en México. Dijo que entre los factores que propiciaron esta situación están la tala ilegal, la reducción del hábitat en Estados Unidos por el cambio de uso del suelo y el impacto de los herbicidas, específicamente el glifosato, en la variedad Round Up de soya y maíz, en el algodoncillo, considerado maleza, pero es el alimento del lepidóptero, así como el cambio climático.

Aunque México ha atacado la tala ilegal en la reserva, todavía hay tala hormiga, y es momento de que Estados Unidos y Canadá hagan su parte para la conservación de esta especie trinacional, lo que podría abordarse en el seno de la Comisión de Cooperación Ambiental en la próxima reunión del consejo, en junio.

Por su parte, la directora de la reserva, Gloria Tavira, se refirió a que en el área protegida hay un problema de estrés hídrico. Recordó que luego del deslave que ocurrió en 2010 en Angangueo, se ha dado un periodo prolongado de sequía que afecta el bosque y puede ser factor para la presencia de plagas y enfermedades en la vegetación.

Araceli Ruiz, gerente de relaciones públicas de Telcel, precisó que la alianza se trabaja desde 2003 con las comunidades locales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario