Río, los habitantes se suman en la lucha para bien habitar nuestro planeta

En efecto, tampoco han aceptado los principios contenidos en la Carta de las Responsabilidades Humanas propuestos por una amplia coalición de organizaciones sociales, entre ellos la AIH y la Alianza Mundial de los Migrantes con el apoyo de la FPH Ch. Léopold Mayer.

El desafío de la Cumbre de los Pueblos: liberar al mundo del control de las corporaciones y del capital financiero

La Cumbre de los Pueblos era consciente de estos retos y de las limitaciones que presentaba la Conferencia Oficial, que al final fue calificada como un fracaso, tal como expresaron las delegaciones de la sociedad civil al Secretario General de Naciones Unidas el día 22, cuando, como señala un cable de NTX, Ban Ki Moon recibió, a puerta cerrada, a una treintena de representantes de la Cumbre. De acuerdo con el portal del diario local O Globo, la delegación expresó al dirigente de la ONU la decepción de los movimientos sociales en relación con el documento aprobado por los líderes mundiales en Río de Janeiro.

Es más, la declaración final de la Cumbre de los Pueblos en Río+20 asume el «desafío urgente de frenar la nueva fase de recomposición del capitalismo», en que «el pueblo organizado y movilizado» es la única forma capaz de «liberar al mundo del control de las corporaciones y del capital financiero».

Ello no obstante, la Cumbre no logró concordar lineamientos ni estrategias claras y avanzó poco en la unidad para enfrentar la realidad presente con una cierta eficacia.

Sin embargo, la declaración final hace hincapié sobre 16 ejes de luchas unitarias, incluso “Por la garantía del derecho de los pueblos a la tierra y al territorio urbano y rural”, ya que la transformación social exige convergencias de acciones, articulaciones y agendas a partir de las resistencias y alternativas contrahegemónicas al sistema capitalista que están en curso en todos los rincones del planeta.

Acumular fuerzas, desarrollar dialogo y alianzas hacia la Vía Urbana y Comunitaria

En este contexto los objetivos que se propuso jugar la AIH fue acumular fuerzas, consolidar el diálogo, conformar alianzas, y contribuir a definir una plataforma y programa de acción comunes entre movimientos de habitantes, del campo y de la ciudad, y entre todas aquellas organizaciones que luchan por territorios justos, democráticos y sostenibles. De esta manera desarrollar la estrategia de convergencia aprobada por la Asamblea Mundial de los Habitantes en Dakar, y construir la Vía Urbana y Comunitaria.

La Alianza plantea que dos de los aspectos más importantes de esta crisis que vive nuestro planeta son tanto el aumento de la inseguridad del territorio de las poblaciones, obligadas a localizarse en zonas de riesgo y / o de protección medioambiental, y el aumento exponencial del acaparamiento de tierras, como expusieron diversas delegaciones en la exitosa plenaria sobre Derecho a la ciudad e impacto de los megaeventos (eje: Defensa de los Bienes Comunes Contra la Mercantilización), (800 participantes) que se desarrolló en el marco de la Cumbre de los Pueblos, con participación de AIH, HIC, y No Vox.

En esta ocasión se expuso, entre otros, el casos de lucha contra la minería de Caballo Blanco en México, contra los desalojos de la comunidad de Boeung Kak Lake en Phnom Penh, Cambodia, debido a desarrollo inmobiliario, contra el acaparamiento de las tierras en Mali y lo desalojos violentos de los campesinos de Paraguay que fueron el pretexto para el golpe de Estado contra el presidente Lugo.

La AIH también desarrolló el taller “Cómo los Habitantes enfrentan la Crisis Urbano Ambiental y los desalojos” donde Cesare Ottolini y Guillermo Rodríguez Curiel expusieron cómo y por qué decenas de millones de habitantes en el mundo carecen de un lugar seguro para vivir, muchos de ellos son desalojados o viven mal alojados, en el campo, en las ciudades o en los territorios ancestrales. La presentación de la Guía Cero Desalojos va ayudar las luchas contra los procesos engendrados por la globalización neoliberal que han aumentado esta inseguridad. Además, en el taller sobre “Fondo Popular para tierra y vivienda para el bien habitar en nuestro planeta”, Paul Maquet Makedonski expuso la propuesta del Fondo, que prioriza el pago de la deuda social sobre la deuda externa, la misma que dio lugar a la aprobación de un Plan de Trabajo que desarrollará la AIH a nivel de América Latina y El Caribe durante el 2012 y 2013. Participó también de manera activa en el taller organizado por la CONAM sobre “Reforma urbana no desenvolvimiento económico social pelo direito a moradia, saneamento a agua e energia com sustentabilidade”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario