Revertir la diabetes es posible por medio de la alimentación y el ejercicio

En noticias relacionadas, un artículo publicado en el New England Journal of Medicine4 revisó las investigaciones en conflicto sobre la restricción de calorías y la mortalidad.

“Dos estudios a largo plazo sobre el efecto de la restricción calórica en monos Rhesus: uno concluye que la restricción no afecta la mortalidad y el otro concluye que si afecta. Las diferencias en la composición de la alimentación y la extensión de la restricción podría explicar los resultados discrepantes,” escribe Linda Partridge, PhD.

Sí, como siempre, todo está en los detalles y esto es particularmente cierto cuando se trata de la alimentación. Una caloría no es sólo “una caloría”, por ejemplo. Hay muchas razones para creer que la clave para mejorar la salud y la longevidad radica no en la restricción de calorías en sí, sino en la restricción de cierto tipo de calorías- calorías provenientes de los azúcares, para ser específicos. Y posiblemente también se deba a la mala calidad de las proteínas.

El Dr. Ron Rosedale ha sido un apasionado sobre el tema de la diabetes y el envejecimiento durante más de 30 años y constantemente se encuentra estudiando la literatura en esta área. Él es una de mis principales mentores sobre este tema. Él está convencido, al igual que la mayoría de los expertos, en que la restricción de las calorías en realidad brinda una extensión de la vida. Pero probablemente no se deba a la disminución total de las calorías. Él cree que la clave es limitar los carbohidratos y el exceso de proteína. Las calorías de las grasas son “esencialmente libres” y no alteran la señalización de la insulina o la leptina o las vías mTOR, que contribuyen con la disminución de la longevidad.

La Dra. Partridge señala que hay dos diferencias principales entre los dos estudios que podrían contribuir con los resultados discrepantes:

    Los grupos de control en los dos estudios no fueron alimentados de la misma manera. En el primer estudio, en el que se encontró que la restricción calórica si redujo las enfermedades crónicas y la mortalidad, el grupo de control no tuvo restricciones en su consumo de alimentos. En lugar de eso se les permitió comer todo lo que quisieran.En el segundo estudio, en el que no se encontró correlación entre la restricción calórica y la reducción de la mortalidad, el grupo de control recibió una cantidad específica de alimentos, que fue inferior a la del consumo del otro estudio. Esto fue hecho con el fin de evitar la obesidad.

“Trabajar con animales de laboratorio ha demostrado que los beneficios de la restricción calórica son cuantitativos, con reducciones más fuertes en la ingesta de alimentos que producen una mayor extensión en la esperanza de vida, evitando la malnutrición,” escribe Partridge.

“Los grupos de control en el estudio más reciente recibieron una alimentación que de alguna forma tenia restricciones calóricas y de hecho eran más ligeros en peso que los grupos de control en el estudio anterior. Así que podrían haber tenido algún beneficio de la restricción calórica, limitando el poder de detectar cualquier otro beneficio adicional de la alimentación restringida de la intervención.”

    La composición nutricional de los dos tipos de alimentación también difirieron entre los dos estudios. La proporciones de los carbohidratos, grasas y proteínas fueron similares, pero en el primer estudio (que encontró una correlación entre la restricción calórica y mortalidad), la sacarosa compone el 30 por ciento de la alimentación de los animales. En el segundo, en el que no se encontró tal correlación, la alimentación contenía sólo el cuatro por ciento de sacarosa.Esto no debería ser una sorpresa para cualquier persona que haya leído alguno de mis artículos sobre los peligros de salud del azúcar. La molécula de azúcar es una de las más dañinas y llevar una alimentación rica en azúcar es la forma más efectiva de acelerar el proceso de envejecimiento en su cuerpo. Así que claramente, una alimentación baja en azúcar ayudará significativamente a reducir la mortalidad. Cuando ambos grupos sean alimentados con dietas bajas en azúcar, sus resultados podrán ser comparados…

    La Dra. Partridge también menciona que los estudios han demostrado que la composición de la proteína en su alimentación puede tener un efecto substancial en su salud. De acuerdo con Partridge:

Los estudios de modelos animales, incluyendo a los roedores, han demostrado que la reducción de la ingesta de nutrientes en particular, en especial de los aminoácidos, en lugar de reducir el consumo calórico es la causa de las mejorías de salud traídos por una reducción en el consumo de alimentos. Esta observación subraya la importancia de la restricción dietética a través de la restricción calórica: los efectos en la salud a causa de la reducción del consumo de alimentos en general muchas veces dependerá de la composición de la alimentación con la que alimentan a los grupos de control.”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta