¿Quién se está enriqueciendo con la pandemia del coronavirus?

Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 09 de julio del 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • Forbes recopiló una lista de 10 multimillonarios de la industria de salud, que en conjunto recaudaron más de $ 7 mil millones desde el 11 de marzo de 2020, el día en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el COVID-19 una pandemia global
  • Encabezando la lista está Stéphane Bancel, CEO de Moderna, la principal firma de biotecnología involucrada en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19
  • Desde el comienzo de la pandemia al 18 de junio de 2020, la riqueza multimillonaria de los Estados Unidos aumentó en un 20 %, lo que equivale a $584 mil millones de dólares
  • A partir del 18 de marzo, el número de multimillonarios estadounidenses aumentó de 614 a 643; durante este mismo período, más de 45.5 millones de personas en los Estados Unidos se declararon desempleadas
  • Jim Cramer de CNBC dijo que la pandemia y el confinamiento han provocado «una de las mayores transferencias de riqueza de la historia»
  • Mientras que muchas de las grandes empresas no se han visto afectadas o incluso han mejorado su posición financiera, las pequeñas empresas están cerrando sus puertas

En mayo de 2020, la tasa de desempleo de los Estados Unidos era del 13.3 %, lo que significa que 21 millones de personas estaban desempleadas. No es una sorpresa que el estrés financiero se haya convertido en problema significativo en los Estados Unidos, ya que el 88 % de las personas encuestadas por el National Endowment for Financial Education (NEFE) dicen que la pandemia de COVID-19 le ha provocado estrés debido a su situación financiera personal.

El 54 % estaba particularmente preocupado por tener suficiente dinero ahorrado para ahorros de emergencia o jubilación, mientras que otro 48 % estaba preocupado por poder pagar las facturas.

De acuerdo con el reporte realizado por la fundación Well Being Trust (WBT) y el Centro Robert Graham de Estudios de Políticas en Medicina Familiar y Atención Primaria, hasta 75 000 personas pueden morir durante la pandemia COVID-19 por suicidio, así como por abuso de drogas o alcohol, las cuales se consideraron «muertes por desesperación» causadas, en parte, por un fracaso económico sin precedentes combinado con desempleo masivo.

Sin embargo, no todos se han visto afectados por esta escasez e incertidumbre financiera. En marcado contraste, muchas de las personas más adineradas, en especial los multimillonarios de la industria de salud y biotecnología, se han enriquecido aún más gracias al COVID-19 y se han aprovechado de la pandemia que ha dejado al público en general con problemas financieros.

La pandemia ha colocado al CEO de Moderna en el club de los multimillonarios

Forbes recopiló una lista de 10 multimillonarios de la industria de salud, que en conjunto recaudaron más de $ 7 mil millones desde el 11 de marzo de 2020, el día en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el COVID-19 una pandemia global. Encabezando la lista está Stéphane Bancel, CEO de Moderna, la principal firma de biotecnología involucrada en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19. Según Forbes:

«Cuando la OMS declaró una pandemia, el patrimonio neto estimado de Bancel era de unos $ 720 millones. Desde entonces, las acciones de Moderna han tenido un repunte bursátil de 103 %, lo que aumentó su fortuna a un estimado de $ 1.5 mil millones. Bancel, ciudadano francés, se unió por primera vez a las filas de los multimillonarios el 2 de abril, cuando las acciones de Moderna subieron ante la noticia de que la empresa planeaba comenzar la segunda fase de los ensayos de su vacuna».

Moderna se asoció con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) encabezado por el Dr. Anthony Fauci para crear la vacuna. En febrero de 2020, el precio de sus acciones aumentó un 78.1 % cuando anunció que su vacuna de ARN mensajero estaba lista para ensayos clínicos. «El CEO de la compañía se ha convertido en un nuevo multimillonario de la noche a la mañana», escribió Barbara Loe Fisher, fundadora del Centro Nacional de Información sobre Vacunas (NVIC).

Moderna comenzó las pruebas en humanos de su vacuna experimental de ARNm en marzo de 2020, y sus acciones se dispararon de nuevo en mayo, al alcanzar los $ 29 mil millones de dólares, a pesar de que la compañía actualmente no vende ningún producto, cuando publicó los primeros resultados de su estudio fase 1 que incluyó a 45 voluntarios sanos entre 18 y 55 años de edad, que fue el primer estudio que involucró voluntarios humanos.

El comunicado de prensa de Moderna afirmó que 25 participantes que recibieron dos dosis de su vacuna tenían niveles de anticuerpos de unión, que es el tipo que utiliza el sistema inmunológico para combatir el virus pero que no previene las infecciones virales, a niveles aproximados o superiores a los que se encontraron en la sangre de las personas que se recuperaron de la infección por COVID-19.

Solo ocho personas reportaron tener anticuerpos neutralizantes significativos, que impiden que los virus entren en las células y, Moderna afirmó que los niveles en cada uno de estos participantes alcanzaron o excedieron los niveles de anticuerpos observados en pacientes con COVID-19 recuperados.

Cuatro sujetos de estudio experimentaron un evento adverso de «Grado 3», que el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos describe como «grave o médicamente significativo, pero no pone en peligro la vida de forma inmediata, requiere de hospitalización o prolongación de la hospitalización; así como limitar el auto-cuidado» como «bañarse, vestirse y desvestirse, alimentarse, usar el baño y tomar medicamentos».

Durante los ensayos fase, 2 600 personas recibirán la vacuna y se espera que el ensayo fase 3 comience en julio de 2020, un movimiento sin precedentes en términos de desarrollo de vacunas. Bancel posee el 9 % de las acciones, además la compañía recibió un subsidio de $ 483 millones por parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos para acelerar el desarrollo de la vacuna.Publicidad


Nueve multimillonarios más gracias al COVID-19

El resto de la lista de Forbes es una mezcla de empresarios, ejecutivos de biotecnología y creadores de pruebas de diagnóstico, de siete países diferentes:

1.Gustavo Denegri: Con un patrimonio neto de $ 4.5 mil millones, que representa un aumento del 32 % desde el comienzo de la pandemia, Denegri tiene una participación del 45 % en DiaSorin, una empresa de biotecnología con sede en Italia. DiaSorin realiza pruebas de diagnóstico para COVID-19 a base de hisopos, así como kits de análisis de sangre de anticuerpos para el virus.

2.Seo Jung-Jin: Jung-Jin cofundó Celltrion, una compañía de biofarmacéutica en Seúl. El patrimonio neto de Jung-Jin es de $ 8.4 mil millones, un 22 % más gracias al tratamiento antiviral experimental para el COVID-19, junto con una prueba de diagnóstico autoadministrada que da resultados en 15 minutos, que se espera que salga al mercado este verano.

3.Alain Mérieux: El patrimonio neto de $ 7.6 mil millones de Mérieux está vinculado a BioMérieux, la compañía de pruebas de diagnóstico que fundó en 1963. Es una sucursal del Institut Mérieux, una compañía médica fundada por su abuelo en 1897. BioMérieux desarrolló una versión más rápida de un kit de prueba de diagnóstico de COVID-19 que se lanzó en marzo de 2020.

4.Maja Oeri: Oeri es descendiente de Fritz Hoffmann-La Roche, fundador del gigante farmacéutico Roche. Ella posee alrededor del 5 % de las acciones de Roche, con un patrimonio neto de $ 3.2 mil millones; Roche tiene ensayos clínicos en curso para su medicamento tocilizumab para la artritis, que espera hacer la transición a un tratamiento contra el COVID-19, así como una prueba de serología para detectar anticuerpos en personas que han tenido COVID-19.

5.Leonard Schleifer: Su patrimonio neto es de $ 2.2 mil millones, un aumento del 11 % gracias a la pandemia. Fundó Regeneron Pharmaceuticals, que está realizando ensayos clínicos de su medicamento sarilumab para la artritis reumatoide en pacientes con COVID-19.

6.George Yancopoulos: Yancopoulos es el director científico de Regeneron; su patrimonio neto es de $ 1.2 mil millones (un 14 % más desde el comienzo de la pandemia).

7y 8. Thomas y Andreas Struengmann: Los gemelos Struengmann tienen un patrimonio neto de $ 6.9 mil millones. Hicieron su fortuna en 2005, cuando vendieron la compañía de medicamentos genéricos Hexal a Novartis e invirtieron en compañías de biotecnología y atención médica. Una de sus inversiones es BioNTech, que se asoció con Pfizer y Fosun Pharmaceuticals para crear una vacuna contra el COVID-19, que actualmente se encuentra en la fase de ensayos en humanos.

9.Li Xiting: Xiting cofundó Mindray Medical International, el mayor productor de equipos médicos de China. Desde el comienzo de la pandemia, triplicó su capacidad para producir ventiladores. El patrimonio neto de Xiting es de $ 12.6 mil millones, que es un 1 % mayor debido al COVID-19.

Gracias al COVID-19 los multimillonarios estadounidenses ahora son $ 584 mil millones más ricos

El Instituto para Estudios de Políticos (IPS), en asociación con Americans for Tax Fairness (ATF), publicó un reporte en el que destaca lo que llaman la «condición preexistente» de Estados Unidos: la desigualdad de riqueza extrema. IPS actualiza de forma periódica las tasas de desempleo y la riqueza multimillonaria, durante la pandemia, lo que muestra la gran desigualdad que existe entre los ricos y la mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos.

Desde el comienzo de la pandemia al 18 de junio de 2020, la riqueza multimillonaria de los Estados Unidos aumentó en un 20 %, lo que equivale a $584 mil millones de dólares. Mientras que, a partir del 18 de marzo, el número de multimillonarios estadounidenses aumentó de 614 a 643; durante este mismo período, más de 45.5 millones de personas en los Estados Unidos se declararon desempleadas Otras de las grandes desigualdades reveladas por este reporte incluyen:

  • Del 1 de enero al 15 de abril de 2020, la fortuna de Jeff Bezos aumentó en $ 25 mil millones; el aumento de la riqueza por sí solo es mayor que el Producto Interno Bruto de Honduras de 2018, que fue de $ 23.9 mil millones.
  • Del 1 de enero al 10 de abril de 2020, la riqueza de 34 de los multimillonarios más ricos del país aumentó decenas de millones de dólares; ocho de ellos aumentaron su patrimonio neto en más de $ 1 mil millones de dólares.
  • Del 18 de marzo al 10 de abril de 2020, la riqueza de los multimillonarios estadounidenses aumentó casi un 10 %, lo que equivale a $ 282 mil millones de dólares; mientras que, durante este mismo período, más de 22 millones de estadounidenses perdieron sus empleos.
  • De 1990 a 2020, la riqueza de los multimillonarios estadounidenses aumentó 1 130 %, mientras que la riqueza media aumentó solo un 5.37 % durante el mismo período.
  • Entre 1980 y 2018, las obligaciones fiscales de los multimillonarios estadounidenses disminuyeron un 79 %, cuando se midieron como un porcentaje de la riqueza.

Como señaló Inequality.org, el sitio hermano de IPS:

«El top cinco de millonarios en los Estados Unidos: Jeff Bezos, Bill Gates, Mark Zuckerberg, Warren Buffett y Larry Ellison aumentaron su riqueza en un total de $ 101.7 mil millones o 26 %. En los últimos tres meses, representaron el 17.4 % del crecimiento de riqueza total entre los más de 600 multimillonarios. La fortuna de Bezos y Zuckerberg juntos creció en casi $ 76 mil millones o el 13% del total de $ 584 mil millones.

«Esta orgía de riqueza muestra lo defectuoso que es nuestro sistema económico», dijo Frank Clemente, director ejecutivo de ATF. «En tres meses, alrededor de 600 multimillonarios aumentaron su riqueza en mucho más de lo que según los gobernadores de la nación necesitan sus estados en asistencia fiscal para seguir prestando servicios a 330 millones de residentes».

Su riqueza aumentó el doble de lo que el gobierno federal pagó en cheques únicos a más de 150 millones de personas en los Estados Unidos. Si esta pandemia revela algo, es la desigualdad que vive nuestra sociedad y la urgencia por hacer algo al respecto».

«Una de las mayores transferencias de riqueza de la historia»

Jim Cramer, anfitrión de Mad Money de CNBC y ex administrador de fondos de cobertura, dijo que la pandemia y el confinamiento han provocado una de las mayores transferencias de riqueza de la historia. Y aunque muchos expertos predicen una recuperación en forma de V para la bolsa de valores, que se ha recuperado rápidamente, «eso no tiene casi nada que ver con una recuperación en forma de V en la economía», dijo Cramer.

Mientras que muchas de las grandes empresas no se han visto afectadas o incluso han mejorado su posición financiera, las pequeñas empresas están cerrando sus puertas. En comparación con 2019, las solicitudes de protección del capítulo 11 de la Ley de Quiebras han aumentado un 48 % y se cree que lo peor está por venir. A pesar de los fondos de ayuda proporcionados por el gobierno y de que ya se ha permitido que las empresas abran sus puertas, las reglas sobre límites de ocupación seguirán provocando problemas financieros.

«… Al final, lo más probable es que el paquete de estímulo no sea suficiente, por una simple razón», dijo Cramer. «No funcionará debido al distanciamiento social«. Mientras tanto, las grandes empresas seguirán creciendo. «Cuanto más grande es el negocio, más rápido se mueve, esto en comparación con la media del mercado, y eso es importante porque esta es la primera recesión en la que las grandes empresas no se han visto afectadas, de hecho, podría decirse que incluso se han visto beneficiadas».

Estamos viendo una transferencia de riqueza de la gente promedio a los más ricos a través de un colapso económico planificado y esta situación será aún más evidente cuando lancen al mercado la vacuna contra el COVID-19. En un artículo que plantea la pregunta, «¿Es demasiado tarde para comprar acciones de Moderna?» The Motley Fool sugirió:

«Supongamos que la vacuna contra el COVID-19 de Moderna es exitosa y obtiene la aprobación regulatoria en los Estados Unidos y otros mercados importantes. Si la compañía fijara el precio de su vacuna contra el coronavirus de manera similar a las vacunas contra la gripe que actualmente están disponibles en el mercado, su precio de lista sería de un estimado de al menos $ 40 dólares.

Y si también asumimos que se administrarían al menos 2 mil millones de dosis de la vacuna por año, Moderna podría tener ingresos anuales de $ 80 mil millones».