Pubertad Antes de los 10 Años: En la Actualidad, ¿Algo Normal?

Por el Dr. Mercola, abril de 2012

Llegar a la pubertad es una de las etapas de la vida por la que todos hemos pasado, pero en la actualidad los niños llegan a esa etapa mucho antes- una tendencia que ha alarmado tanto a los padres de familia como a los expertos en salud.

La pubertad temprana, es la aparición de características sexuales secundarias como el crecimiento del vello púbico o de las mamas antes de los 8 años o la aparición de la menarquía antes de los 9 años, impacta a al menos 1 de cada 5,000 niñas estadounidenses y la tasa va en aumento.i

Incluso en las últimas tres décadas, los niños (las niñas en particular) están madurando más y más temprano (la pubertad temprana es 10 veces más común en niñas que en niños.)

La Pubertad, Normalmente Comenzaba a los 15 Años, en la Actualidad Comienza a los 7, 8 Y 9 Años de Edad

En el siglo 19 la aparición de la menstruación comenzaba alrededor de los 15 años de edad.

En la actualidad la edad promedio para la aparición del primer periodo o menarquía es alrededor de los 12 años de edad.

El tiempo durante y antes de la pubertad es una etapa de rápido desarrollo y cambios, que es la razón por la que incluso los meses cuentan cuando se trata de la primera menstruación.

Antes de la menstruación, las niñas comenzaran a desarrollar los primeros signos de desarrollo, como el crecimiento de las mamas y de pelo púbico.

Actualmente, estos signos se están volviendo más y más comunes entre las niñas de 7,8 y 9 años de edad, sumándole que muchos médicos en lugar de diagnosticar a las niñas como que algo anda mal, simplemente cambian la definición de lo qué es normal…pero, ¿realmente es “normal” que las niñas maduren a una edad tan temprana?

En el caso de la pubertad temprana existen más preguntas que respuestas, pero lo que es cierto es que las niñas se están desarrollando antes de lo que lo habían hecho hace 10,20 y 30 años atrás.

Un estudio publicado en la revista Pediatrics reveló que a los 7 años, el 10 por ciento de las niñas blancas, el 23 por ciento de las niñas de color, el 15 por ciento de las niñas hispanas y el 2 por ciento de las niñas asiáticas habían comenzado a desarrollar senos, los investigadores señalaron:ii

«La proporción de niñas que tuvieron desarrollo de los senos a las edades de 7 y 8 años, sobre todo entre las niñas blancas, es mayor que la reportada en estudios de las niñas que nacieron hace 10 o 30 años antes.»

La pubertad temprana puede establecer el escenario para problemas emocionales y de conducta, y está relacionado con una autoestima baja, depresión, trastornos de la alimentación, consumo de alcohol, pérdida temprana de la virginidad, más parejas sexuales y un mayor riesgo de enfermedades de transmisión sexual. También hay evidencia que sugiere que estas niñas están en mayor riesgo de diabetes, enfermedades del corazón y otras enfermedades cardiovasculares, así como el cáncer, más tarde en la vida.

Productos Químicos Ambientales, Un Posible Factor

Los científicos han sacado a la luz un gran número de potenciales explicaciones por el aumento de la pubertad temprana, pero una que merece especial atención es la de los productos químicos ambientales, particularmente los que imitan el estrógeno, los químicos que tienen “flexión de género” que se filtran fácilmente de los productos que los contienen, contaminado todo lo que tocan, incluyendo los alimentos y bebidas.

Como se reportó en el artículo publicado por el New York Times:

“…estudios en animales muestran que la exposición a algunas sustancias químicas ambientales puede provocar que los cuerpos tengan una maduración temprana. Los que más preocupan son los disruptores endocrinos como los “xeno-estrógenos” o imitadores del estrógeno. Estos compuestos se comportan como hormonas esteroideas y puede alterar el tiempo de la pubertad.

Por obvias razones éticas, los científicos no realizan estudios que demuestren el impacto directo de estos productos químicos en los niños, por lo que en lugar de eso, los investigadores realizan los llamados “experimentos naturales” como el que sucedió en Michigan en 1973, cuando accidentalmente se alimentó al ganado con granos contaminados con productos químicos imitadores del estrógeno, como el retardante de llama PBB.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

Los comentarios están desactivados.