Prohibición de 3 insecticidas dañinos para las abejas

Apicultores enfrentan a las transnacionales

El año pasado el presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Apícolas Guilles Ratia advirtió que el uso de transgénicos disminuirá la calidad de la miel y afectará a las exportaciones de miel orgánica a la UE. Dijo que el polen transgénico tiene menor contenido de nutrientes y es uno de los factores de la desaparición de los insectos en algunos países; a ello se suma el uso de insecticidas y herbicidas que también elevan la mortalidad de las abejas.

El francés lanzó la alarma en Costa Rica, en medio de protestas ciudadanas por la aprobación gubernamental del cultivo de maíz genéticamente modificado de la transnacional Monsanto. El presidente de la Cámara Costarricense de Fomento a la Apicultura Carlos Zamora expresó su preocupación por la autorización de la Comisión de Bioseguridad del Gobierno para la siembra de maíz transgénico en Puntarenas, sin considerar las posibles consecuencias de la contaminación de la miel con polen transgénico y agrotóxicos.

El directivo de la asociación internacional que agrupa a siete millones de apicultores de 111 países recordó que en 2011 la UE prohibió la importación de alimentos genéticamente modificados, causando serios problemas a los exportadores de miel de Argentina, Brasil y Chile.

Según la Red de Acción en Plaguicidas Chile (RAP/Chile), se ha comprobado ampliamente el grave daño provocado por los transgénicos y plaguicidas a los apicultores nacionales, cuya producción se ha tornado inviable luego de que la UE les exigió una certificación que garantice que su producto no contiene transgénicos. El abogado Rodrigo Mora lamentó que a consecuencia de las nuevas normas de la CE, al menos 1.500 toneladas de miel no pudieron exportarse por estar contaminadas con transgénicos.

El dirigente apícola chileno Diego Santa Cruz calificó como una “usurpación de territorio” y una amenaza para más de 10 mil apicultores de su país la existencia de al menos 2.800 predios con cultivos transgénicos de exportación en Chile.

El 21 de marzo de 2012 el Consejo para la Transparencia de Chile ordenó al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) informar la ubicación exacta de los cultivos transgénicos de exportación, tal y como había exigido la RAP/Chile dos años antes, reafirmando de esta manera el derecho de los apicultores a conocer dónde se cultiva y acopia semilla transgénica y así evitar que sus abejas produzcan miel a partir de polen modificado genéticamente.

También en marzo de 2012 más de 25 mil apicultores de la Península de Yucatán en México fueron beneficiados con un recurso de amparo de la justicia federal que prohibió temporalmente la siembra de granos transgénicos hasta que los productores demuestren que ese tipo de cultivo no afecta a la apicultura ni al consumo humano.

Además, el 5 de febrero de 2013 la Sala Constitucional de Costa Rica congeló el cultivo de maíz transgénico en el país, acogiendo un recurso presentado por el legislador del Frente Amplio José María Villalta con el apoyo de grupos académicos, ecologistas y campesinos. En declaraciones al sitio digital prensalibre.cr, Villalta destacó que la medida es uno de los primeros triunfos para salvaguardar la agricultura tradicional y garantizar la salud de todos los ciudadanos.

Nota 1: El suelo es un ecosistema difícil de estudiar, del cual aún solo se conoce un pequeño porcentaje de las especies que allí habitan y menos aún sobre las relaciones que entre ellas se han establecido a lo largo de millones de años de evolución. La aplicación de agroquímicos reduce la abundancia y diversidad de las comunidades de microartrópodos que regulan los procesos ecológicos del suelo y previenen su deterioro, tanto en su estructura y propiedades físicas como en su fertilidad. Una proporción considerable (que puede superar el 50%) de los plaguicidas aplicados a los cultivos hortícolas llega directamente al suelo donde puede producir efectos dañinos sobre los microorganismos (bacterias y hongos) y la fauna edáfica. Algunos de los agroquímicos usados en los actuales sistemas dominantes de producción agropecuaria producen alteraciones en la fijación del nitrógeno y disminuyen la variedad y cantidad de hongos del suelo beneficiosos para las plantas. (Segundo Congreso Argentino de Ecología y Biología de Suelos, Mar del Plata, 18-20 de abril de 2011)

Con reportes de las corresponsalías de Prensa Latina en Bruselas, Londres y Costa Rica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario