Por Qué Eliminar el Jabón Antibacterial Es una Buena Idea

Por el Dr. Mercola

Lavarse las manos es la recomendación número uno de la lista cuando se trata de prevenir eficazmente enfermedades contagiosas, pero muchas personas todavía cometen el error de asumir que tienen que usar jabón antibacterial para lograr una buena limpieza.

Lo mismo ocurre con otros productos de limpieza del hogar. Desinfectar rutinariamente su cuerpo y su entorno en realidad puede causar mucho más mal que bien a largo plazo.

Esto no sólo promueve el desarrollo de bacterias resistentes a los medicamentos, compuestos antibacterianos tales como el triclosán también se han relacionado con una serie de efectos nocivos para la salud, especialmente en niños pequeños.

Por ejemplo, la investigación ha demostrado que el triclosán puede alterar la regulación hormonal y puede interferir con el desarrollo del feto en mujeres embarazadas.

Este es una preocupación potencialmente grave, ya que los investigadores han descubierto recientemente rastros de triclosán en el 100 por ciento de todas las muestras de orina obtenidas de las mujeres embarazadas1, 2, 3, 4 (todas ellas residentes de Brooklyn, Nueva York).

El triclosan también se encontró en el 51 por ciento de las muestras de sangre del cordón umbilical. Sin embargo, otro compuesto antibacteriano, triclocarbán, se detectó en el 87 por ciento de las muestras de orina, y en el 23 por ciento de las muestras del cordón umbilical.

Un segundo estudio5 encontró que la presencia de triclosán se encuentra en casi el 75 por ciento de los médicos y enfermeras analizados. Teniendo en cuenta los riesgos, le recomiendo encarecidamente eliminar los jabones antibacteriales y cualquier otro producto que contenga triclosán, como las pastas de dientes que contiene triclosán.6

Todo lo que necesita es agua tibia y un jabón suave para eliminar por completo los gérmenes. Incluso la Administración de Alimentos y Medicamento (FDA) ha declarado7 que «actualmente no hay evidencia de que [los jabones antibacteriales] sean más eficaces en la prevención de enfermedades en comparación con lavarse las manos con agua y jabón.»

 

Los Peligros para la Salud del Triclosan

Como se señala en el artículo publicado en The Atlantic,8 las razones para evitar el triclosán son más que solo una… Este ingrediente antibacterial se ha relacionado con:

  • Alergias
  • Disfunción tiroidea
  • Alteración endocrina
  • Aumento de peso
  • Respuestas inflamatorias

Más recientemente, se descubrió que el triclosan agrava el crecimiento de tumores en el hígado y riñones, lo cual fue una sorpresa para los investigadores. Según uno de los autores:9

«No estamos diciendo que el triclosán causa cáncer. Sólo estamos diciendo que con la exposición constante, este agente ambiental, que es muy ubicuo, puede promover el desarrollo de tumores. Si alguien los evita, yo también lo haría sin duda.»

En otra entrevista, aclaró diciendo:10

“Si tiene una célula dañada que ha sido atacada por un mutágeno, el triclosan promueve el desarrollo del tumor. El compuesto también causa  inflamación, lo que significa que todos los ingredientes necesarios para el desarrollo de cáncer están presentes.»

Personalmente, creo que hay mucha evidencia que sugiere que el triclosán es un riesgo innecesario que sería mejor evitar, especialmente si usted tiene hijos, debido a sus efectos adversos sobre el sistema endocrino.

 

El Triclosan Puede Causar Estragos en la Función Hormonal

Los disruptores endocrinos son una gran preocupación, ya que pueden promueven una amplia variedad de problemas de salud, entre ellos: cáncer de mama, ovario, próstata y testicular, bebés prematuros y con bajo peso al nacer, pubertad precoz en las niñas y testículos no descendidos en los varones.

Según Thomas Zoeller, profesor de biología en la Universidad de Massachusetts Amherst que se especializa en la manera en que los productos químicos afectan el sistema endocrino, el triclosán es uno de los 10 principales productos químicos disruptores endócrinos utilizados regularmente por la mayoría de las personas en Estados Unidos. Por lo tanto eliminar el triclosán del mercado podría tener un impacto considerable en la salud pública.

Como lo señala el profesor Caren Helbing Ph.D., de la Universidad de Victoria en Canadá, la estructura química del triclosán es similar a ambas hormonas tiroideas y bifenilos policlorados (PCBs). Esta similitud permite que se una a los receptores de la hormona.

La investigación de Helbing muestra que los renacuajos expuestos al triclosan sufrieron de desarrollo atrofiado y malformación de las piernas. El proceso metamórfico por las que pasaron estas ranas fue medido por las hormonas tiroideas.