¿Por qué el alto consumo de sal por sí solo no aumentará su riesgo de enfermedades cardíacas?

“Estos resultados resaltan tanto las tremendas cargas de morbilidad causadas por el sodio, como todas las oportunidades de prevención…Él instó a unir esfuerzos globales en salud pública en lugar de dejar que algunos individuos controlen el consumo de un elemento tan importante. “Nuestros resultados deberían inspirar tanto a la industria alimenticia como a los encargados de la política a tomar acciones rápidas y decisivas para reducir el sodio en los alimentos…Si los acuerdos voluntarios no son suficientes, entonces deberían implementarse impuestos o restricciones en las cantidades de sodio.”

La importancia de mantener una relación óptima entre el sodio y el potasio

Como lo mencioné anteriormente, otro factor importante que necesita ser tomado en cuenta es la relación entre el potasio y el sodio en su alimentación. El desequilibrio en esta relación no sólo puede conducir a la hipertensión (presión arterial alta) sino que también contribuye con un gran número de enfermedades, incluyendo las mencionadas en el artículo, junto con algunas otras:

Enfermedades cardíacas y derrame cerebral Deterioro de la memoria Osteoporosis Úlceras y cáncer de estómago
Cálculos renales Cataratas Disfunción eréctil Artritis reumatoide

La forma más fácil de lograr este desequilibrio es llevando una alimentación rica en alimento procesados, que son notoriamente bajos en potasio y ricos en sodio. (Y, para reiterar, los alimentos procesados también están llenos de fructosa, que claramente está relacionado con un aumento en el riesgo de enfermedades cardíacas, así como prácticamente todas las enfermedades crónicas.)

¿Por qué el potasio es tan importante?

Entre otras cosas, su cuerpo necesita potasio para mantener niveles apropiados de pH en sus fluidos corporales y también desempeña un papel fundamental en la regulación de su presión arterial. Es posible que la deficiencia de potasio pudiera ser más responsable de la hipertensión que el exceso de sodio. La deficiencia de potasio produce un desequilibrio electrolítico y puede resultar en una enfermedad llamada hipocalemia. Los síntomas incluyen:

    Retención de agua Aumento de la presión arterial e hipertensión Irregularidades cardíacas/arritmia Debilidad muscular y calambres musculares Mucha sed y estreñimiento

De acuerdo con un artículo publicado en 1985 en The New England Journal of Medicine, titulado “Paleolithic Nutrition”7 nuestros antepasados consumían cerca de 11,000 mg de potasio al día y cerca de 700 mg de sodio. Esto equivale a casi 16 veces más potasio que sodio. Compare eso con la Alimentación Estadounidense Estándar en donde al día se consumen un promedio de 2,500 mg de potasio (la RDA es de 4,700 mg/al día), junto con 3,600 mg de sodio…Como lo mencioné anteriormente, si usted lleva una alimentación a base de alimentos procesados, tiene prácticamente garantizado que su relación entre el potasio y el sodio se encuentra al revés.

Esto también podría explicar por qué el tipo de alimentaciones ricas en sodio parecen afectar a algunas personas pero no a otras. De acuerdo con un estudio federal realizado en el 2011 sobre el consumo de sodio y potasio, las personas con mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares fueron las que combinaban mucho sodio con muy poco potasio.

La investigación, publicada en la revista Archives of Internal Medicine,8 fue uno de los primeros y más largos estudios estadounidenses en evaluar la relación entre la sal, el potasio y las muertes por enfermedades cardíacas. De acuerdo con la Dra. Elena Kuklina, una de las autoras principales del estudio del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el potasio podría neutralizar los efectos dañinos de la sal. Curiosamente, las personas que comen mucha sal y muy poco potasio tuvieron más del doble de probabilidad de morir a causa de un ataque cardíaco que las personas que consumen cantidades aproximadamente iguales de ambos nutrientes.

¿Cómo se obtener una relación apropiada entre el sodio y el potasio?

Entonces, ¿cómo asegurarse de estar obteniendo estos dos importantes nutrientes en la relación apropiada?

    Primero, elimine todos los alimentos procesados, que contiene mucha sal procesada y muy poco potasio y otros nutrientes esenciales. Coma alimentos enteros, no procesados, idealmente orgánicos y locales para asegurarse de su óptimo contenido nutricional. Este tipo de alimentación naturalmente le brindará mayores cantidades de potasio en relación al sodio.

No recomiendo tomar suplementos de potasio para corregir el desequilibrio entre el sodio y el potasio. En lugar de eso, es mejor simplemente alterar su alimentación e incorporar más alimentos ricos en potasio. Los jugos de vegetales verdes son una excelente forma de asegurarse de obtener los nutrientes suficientes para una salud óptima, incluyendo cerca de 300-400 mg de potasio por taza. Remover la fibra puede ayudarle a consumir volúmenes mucho más grandes de potasio. Algunas fuentes ricas en potasio son:

    Granos de lima (955 mg/taza) Calabaza (896 mg/taza) Espinaca cocida (839 mg/taza) Aguacate (500 mg por medio)

Otras frutas y vegetales ricos en potasio incluyen:

    Frutas: papaya, ciruela, melón y plátano. (Pero tenga cuidado con los plátanos ya que son ricos en azúcar y tienen la mitad de potasio que los vegetales verdes. Es un mito que al comer plátano obtendrá mucho potasio, hay mucho más potasio en los vegetales verdes.) Vegetales: brócoli, coles de Bruselas, aguacate, espárrago y calabaza

Poner el consumo de sal en el contexto apropiado

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply