Piden a Peña Nieto medidas contra maíz transgénico

Por Angélica Enciso L., La Jornada, 28 de noviembre de 2012

El gobierno federal debe adoptar medidas contundentes para garantizar que ningún tipo de maíz transgénico se siembre en México, centro de origen y diversidad del alimento, pidió en una carta al presidente electo Enrique Peña Nieto, la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS). Se explica que aunque se dieron argumentos científicos al gobierno de Felipe Calderón para proteger el maíz nativo, éste hizo caso omiso, y aceleró la introducción del transgénico en territorio nacional.Asimismo, recuerdan que desde 2009 se entregó al presidente Calderón un extrañamiento en alusión a su responsabilidad histórica de prevenir el daño irreversible a uno de los más valiosos recursos naturales del mundo: la diversidad del maíz mexicano, pero sólo se dieron pasos para apresurar la introducción de maíz genéticamente modificado en el campo mexicano a escala comercial.

El campo mexicano puede lograr autosuficiencia en maíz

Esta decisión –indica la carta firmada por Antonio Turrent, actual presidente de la UCCS– representa un riesgo desproporcionado e innecesario con consecuencias irreversibles e impredecibles, que deben evitarse a toda costa por el bien de México y del mundo. Asumir ese riesgo no puede ser justificado por el déficit actual de maíz, ya que hay evidencias de que el campo mexicano cuenta con los recursos para lograr la autosuficiencia en maíz con tecnología pública no transgénica.

Se demanda al gobierno federal que tome medidas contundentes para garantizar que ningún tipo de maíz transgénico se siembre en México y agregó que la UCCS ha seguido fundamentando su postura con un trabajo de revisión, investigación, análisis y síntesis, incorporando evidencias nuevas relacionadas con riesgos y alcances de los cultivos transgénicos.

Menciona que aún hay preguntas sin respuesta sobre el uso de maíz transgénico, como el efecto a largo plazo en la salud humana y animal de sustituir el consumo de maíz nativo diverso por el de alimentos derivados de dos híbridos homogéneos de transgénicos en México, donde más de la mitad de la ingesta energética y más de un tercio del consumo proteínico provienen del consumo directo del maíz.

Tampoco se sabe cuál será el impacto de la incorporación de maíz transgénico en el que es de origen nativo, base de la comida tradicional mexicana, declarada por la UNESCO patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario