Vía Orgánica: A La Manera Orgánica: Una Cuestión de Vida o Muerte

Por Ronnie Cummins, Via Organica, Traducido por Ana María Quispe

Debido a las epidemias relacionadas a la alimentación y el progresivo deterioro de la salud pública, agravado por las advertencias de los científicos del clima en el mundo que continúan declarando que las formas comunes de vida diaria que usan energía intensiva nos destruirán, es evidente que la Vía Orgánica (o el camino orgánico) en la alimentación y la agricultura es una cuestión de vida o muerte.

El reloj del desenlace sigue marcha. Dentro de una década, la dieta y las enfermedades ambientales, incluyendo obesidad, diabetes, enfermedades cardiacas, gripes, el cáncer altamente subsidiado bajo el sistema agrícola químico intensivo orientado a la exportación de México (y los EE.UU. y Canadá) llevará a la quiebra a todo el sistema de de salud de América del Norte

Del mismo modo, el calentamiento global y la escasez de petróleo pronto paralizarán seriamente la agricultura industrial y el transporte a larga distancia de alimentos, dando lugar a enormes pérdidas de cosechas, escasez de alimentos, hambre, guerras, pestes.

Acelerados niveles de gases nocivos (especialmente de los automóviles, del carbón, del ganado y de la relacionada destrucción de bosques y humedales) amenazan con inducir el calentamiento global al punto en que se derretirán los polos y se desatará un cataclismo de descargas de metano que desestabilizará el ártico.

La buena noticia es que la comunidad orgánica de América del Norte y global ha creado con éxito un modelo alternativo. Después de 40 años de esfuerzo, la comunidad orgánica ha construido un sector de hasta 30 billones de dólares en alimentos de agricultura orgánica en América del Norte y México, lo que representa el 3.5% del total de las compras de los supermercados. Estadísticas en ventas subrayan el hecho positivo de que un gran ejército de consumidores de productos orgánicos, 50 a 100 millones de norteamericanos, a pesar de la recesión económica, está dispuesto a pagar un precio superior por productos orgánicos y sostenibles. Utilizando nuestro sistema orgánico actual como modelo, tenemos la oportunidad de transformar la agricultura y la distribución de alimentos (30% de la contaminación ambiental), que al mismo tiempo cause una profunda revolución verde en la vivienda, transporte, fabricación y manufactura (70% de gases de efectos nocivos).

Décadas de investigación confirman que los rendimientos de los cultivos de la agricultura orgánica son comparables o incluso mejores, 50-70% (durante la sequía o las lluvias intensas) que los cultivos agrícolas producidos con químicos y genéticamente modificados. Los estudios nutricionales muestran que los cultivos orgánicos son cualitativamente más saludables en términos de contenido de vitaminas y minerales.

Los expertos en el clima enfatizan que las granjas orgánicas usan un promedio de 50% o menos de insumos químicos de petróleo que las granjas convencionales y generan drásticamente menos gases nocivos como el CO2, metano y óxido nitroso. Más aun las granjas orgánicas de cultivos diversos y múltiples pueden capturar o almacenar enormes cantidades enormes de CO2 de forma permanente en el suelo. Un retorno a las prácticas agrícolas tradicionales orgánicas que secuestren el carbono en México y en todo el mundo podría reducir la contaminación de gases nocivos en un 40%. Esto es suficiente para empezar a revertir el calentamiento global.

Ya no podemos darnos el lujo de tener el 90% de nuestro mercado de alimentos monopolizado por corporaciones sin control, químico y energético intensivas, ni por granjas industriales, ni cadenas de distribución que ganan a cualquier costo. El crecimiento de los alimentos y la agricultura orgánica es literalmente un asunto de vida o muerte. Por favor, únase a Vía Orgánica en la larga marcha por salvar el planeta y a nuestros hijos.

Ronnie Cummins es el Director de Organic Consumers Association www.organicconsumers.org

Ana María Quispe es editora y traductora de Vía Orgánica A.C. www.viaorganica.org

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario