Nuevos Factores Hacen Proliferar los Gases de Efecto Invernadero

por Roberto González Amador, La Jornada, Octubre 24, 2009

    Urge cambiar modelo de producción de alimentos y alentar la agricultura familiar: expertos
    Degradación de bosques impide reducir entre una cuarta y una quinta parte de las emisiones
    En riesgo los avances en la lucha antipobreza por el cambio climático, dice el Banco Mundial

Copenhague, 23 de octubre. La pérdida acelerada de bosques tropicales y el aumento de la demanda de materias primas agrícolas se convirtieron en uno de las principales factores que propician la proliferación de gases de efecto invernadero, advirtieron expertos. Es necesario cambiar el modelo de producción de alimentos e impulsar la agricultura familiar, pero sobre todo reducir la desigualdad social, añadieron en la víspera de una reunión en la que científicos, funcionarios, legisladores y representantes de organismos internacionales, en esta ciudad, buscarán dar impulso a la negociación sobre un acuerdo para reducir contaminantes en el mundo.

El cambio climático golpeará con más fuerza a los países no desarrollados, advirtió el Banco Mundial (BM), una de las organizaciones que participan en este foro, auspiciado también por el gobierno danés, el parlamento de este país y Globe International, agrupación que reúne a congresistas de las ocho naciones más desarrolladas y de cinco emergentes, entre ellas México.

Los efectos que ya se dejan sentir por el cambio climático, como temperaturas más elevadas, modificación de los patrones de lluvia, incremento del nivel de los mares y los cada vez más frecuentes desastres asociados a fenómenos meteorológicos, representan un riesgo para la agricultura, la alimentación y el abasto de agua, añadió el BM. Lo que está en juego, aseguró, son los avances que se dieron en los últimos años en la lucha contra la pobreza, el hambre y la enfermedad, así como la vida y el sustento de mil millones de personas pobres que viven en países en vías de desarrollo.

El tema fue planteado aquí por la senadora brasileña Serys Slhessarenko, del Partido del Trabajo, una de las participantes en el foro. La agricultura familiar debe ser apoyada para reducir el uso extensivo de tierras, manifestó este viernes.

Senadora por Mato Grosso, estado ubicado en la Amazonia brasileña, Slhessarenko dijo que en esa región la agricultura familiar ha recuperado presencia, pero esa experiencia requiere, para reproducirse en otras naciones en desarrollo, un nuevo juego en las relaciones entre países industrializados y emergentes.

“Las naciones latinoamericanas, con sus grandes extensiones de bosques, pueden ser parte de la solución para capturar carbono –el gas que propicia el calentamiento del planeta–, pero no debe ser impuesta una carga adicional al desarrollo de la región; debe ser cubierta la cuota social”, expuso Slhessarenko. Refirió que los países industrializados deben contribuir con transferencia de tecnología y fondos de cooperación, para mitigar las carencias existentes en las naciones emergentes, de manera más significativa.

Expuso que son necesarios 350 mil millones de dólares al año –alrededor de un tercio del producto interno bruto de un país como México– para generar avances en la puesta en marcha de acciones para reducir el uso de combustibles fósiles en la actividad económica del mundo en desarrollo. Es el triple de la cifra que se ha puesto sobre la mesa por parte de los países avanzados, aseveró.

La postura brasileña es que las naciones en desarrollo requieren ayuda de las que ya lograron un nivel avanzado de industrialización y, por tanto, de bienestar, pero que a la vez han sido las responsables del estado actual del medio ambiente en el planeta.

Es justo defender que los países en desarrollo cobren a los avanzados. En esta discusión no estamos hablando sólo de números, de economía, sino sobre todo del tema social, de equilibrar la cuestión social entre el Norte y el Sur. Hay una desigualdad que debe reducirse, porque se debe acabar con la pobreza, no con los pobres, explicó.

Un reporte presentado en la víspera de que este sábado se inicie formalmente el foro señala que la pérdida de bosques tropicales continúa a paso acelerado en el mundo. La reducción y degradación de los bosques es responsable ya de que no se reduzcan entre una cuarta y una quinta parte del total de emisiones de gases de efecto invernadero, agregó el informe de Globe International.

Según ese documento, la demanda de materias primas agrícolas, madera y sus productos, así como biocombustibles, es una de las razones principales de la deforestación de los bosques tropicales y de la tala ilegal. Como dato, una décima parte de la madera que se comercia en el planeta es obtenida mediante la tala ilegal, menciona el estudio.

Los participantes en este foro buscan dar impulso a las discusiones que a mediados de diciembre definirán el pacto global para hacer frente a los efectos del deterioro del medio ambiente. En dicha fecha se realizará en esta ciudad la reunión cumbre contra el cambio climático, a la que asistirán representantes de más de 170 países, la cual busca generar un marco posterior al regido por el Protocolo de Kyoto, vigente hasta 2012, para la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario