El Comportamiento de sus Niños y Los Colorantes Artificiales

Nutrinotas© por Ana María Quispe, dietista, ecóloga de Vía Orgánica

La hiperactividad es un término que se usa para describir problemas de comportamiento que afectan el aprendizaje, la memoria, el movimiento, el lenguaje, las emociones y los patrones de sueño. La hiperactividad afecta cada vez más a los niños y existe amplia evidencia de que ésta y hasta el mal comportamiento de los niños está asociado al consumo de colorantes y aditivos artificiales de alimentos.

El año pasado Inglaterra y otros países de Europa adoptaron prohibiciones y/o enlistados de estos “petroquímicos” en los alimentos, pero desgraciadamente en EEUU aún no se logra prohibirlos, lo mismo pasas en muchos otros países, a pesar de que existe más de tres décadas de evidencia científica que prueban los daños de estos aditivos.

En 1970 el Dr. Ben Feingold logró probar los beneficios de una dieta libre de colorantes artificiales en niños hiperactivos. Otros numerosos estudios posteriores lograron identificar aditivos que debemos evitar por el bien de nuestros hijos:

• Amarillo # 5 y #6 (Yellow # 5 and Yellow #6)

• Rojo # 3 y # 40 (Red #3 and Red #40)

• Azul # 1 y # 2 (Blue #1 and Blue # 2)

• Verde #3 (Green #3)

• Naranja B (Orange B)

• Benzoato de Sodio (Sodium Benzoate)

Cabe anotar que los peligros aumentan cuando uno o más colorantes se encuentran junto con el benzoato de sodio. Además existen otros estudios que demuestran la formación de benzina, un cancerígeno potente, cuando se mezcla el benzoato de sodio y el ácido cítrico.

Es importante que los padres de familia pongan atención a las etiquetas de los alimentos que sus niños consumen. Los colores y sabores artificiales no sólo se encuentran en caramelos y bebidas azucaradas, también se pueden encontrar en alimentos que aparentemente son nutritivos como cereales, yogurt, granolas, especias, etc.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario