Michoacán Cancelaría La Posibilidad de Cultivar Maíz Transgénico

Por Eduardo Ferrer, La Jornada Michoacán, enero 28, 2011

La próxima semana el Congreso del Estado aprobará la Ley de Fomento y Protección del Maíz Criollo como Patrimonio Alimentario de Michoacán, la cual cancela toda posibilidad de que en la entidad se cultive maíz transgénico.

Además, el nuevo marco legal le otorga la categoría de “productores originarios y custodios” a los habitantes de las comunidades rurales e indígenas que “histórica y culturalmente” han preservado de generación en generación la producción del grano, que en el caso de Michoacán ocupa el 30 por ciento de la superficie sembrada, es decir, alrededor de 131 mil 961 unidades de producción agrícola (UPA).

La iniciativa de ley, elaborada por el diputado José Jaime Hinojosa Campa a nombre del grupo parlamentario del PRD, tiene por objetivo “garantizar un nivel adecuado y eficiente” de protección a la salud humana, del medio ambiente y la diversidad biológica así como de sanidades animal, vegetal y acuícola “respecto de los efectos adversos que pudiera causarles la realización de actividades con organismos genéticamente modificados”.

Otro de los ejes torales de la iniciativa es la creación del Consejo Consultivo Michoacano del Maíz, el cual “no busca ser una carga al erario público ni un órgano burocrático”, sino el espacio donde converjan autoridades gubernamentales, académicos expertos en la materia y productores trabajando en pro de la conservación, protección e investigación del maíz.

Con ese fin, el Consejo tendrá las atribuciones legales para participar en el diseño planeación, programación y definición de las políticas públicas en la materia y para apoyar a la Secretaría de Desarrollo Rural (Sedru) en todo lo referente a un programa estatal –cuya creación también quedó establecida en la ley- que buscará asegurar el abasto, protección y distribución de la semilla del maíz criollo.

Aunado a lo anterior, también se conformará el Padrón de Profesionistas y Técnicos del Maíz, un órgano auxiliar del Consejo Consultivo Michoacano del Maíz que tendrá como objetivo el asesoramiento académico con investigaciones y estudios que mejoren la productividad del maíz criollo sin alterar su germoplasma.

Asimismo, se crearán los Centros de Abasto, el Inventario del Maíz y el Fondo de Semillas del Maíz para fomentar, conservar y proteger los maíces originales que se siembran en esta entidad.

Según se destaca en la iniciativa, la diversidad del maíz en sus diferentes razas en Michoacán se mantiene “imprescindiblemente” gracias a las comunidades campesinas e indígenas, quienes albergan muchas de las 70 razas originarias de México y las criollas que de éstas derivan y que han sido generadas por el cruzamiento tradicional de los productores mexicanos.

“Y siendo los habitantes de las comunidades rurales e indígenas aquellos que histórica y culturalmente han preservado de generación en generación este legado alimentario, insostenible y ancestral, en reconocimiento a su noble tarea se les denomina como productores originarios y custodios”, categoría que les permitirá verse beneficiados por los incentivos económicos que se generen del cultivo y productos que tengan como su base al maíz.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta