Menor Riesgo de Cáncer para los Vegetarianos que Comen Pescado

Por el Dr. Mercola, 23 de marzo de 2015

El cáncer colorrectal (colon y recto) es el tercer cáncer más diagnosticado y es la tercera causa de muerte por cáncer en los Estados Unidos.1

Es bien sabido que la alimentación desempeña  un papel importante en el riesgo de esta enfermedad, las carnes procesadas son algunos de los  peores culpables y los vegetales son los que contienen mayor beneficio.

Así que no es sorprendente que un nuevo estudio publicado en JAMA Internal Medicine encontró que los vegetarianos tenían un riesgo 22 por ciento menor de todos los cánceres colorrectales, un riesgo del 19 por ciento menor de cáncer de colon y un riesgo de 29 por ciento menor de cáncer rectal en comparación con los no vegetarianos.2

Los vegetarianos presumiblemente, comen más vegetales que la persona promedio, aunque también hay grandes diferencias en la calidad de la alimentación entre los vegetarianos.

Por ejemplo, una persona puede comer carbohidratos principalmente refinados y todavía ser considerada vegetariana… y este tipo de alimentación típicamente no reduciría el riesgo de cáncer, más bien lo aumentará.

Sin embargo, regresando al estudio presentado, que incluyó a hombres y mujeres Adventistas del Séptimo Día, que suelen evitar el alcohol y el tabaco y comen muy poca carne en comparación con la personas promedio en Estados Unidos (un promedio de cerca de dos onzas al día). Incluso disminuir una pequeña cantidad de carne fue protector… pero no tan protector como comer esto…

Las Personas que Comen Pescado Reducen el Riesgo de Cáncer Colorrectal en un 42 por Ciento

Los llamados «pescovegetarianos», que comen pescado por lo menos una vez al mes y otras carnes menos de una vez al mes, obtuvieron una mayor protección contra el cáncer (una reducción del 42 por ciento) en comparación con los no vegetarianos.

Incluso cuando se compararon con los vegetarianos, los pescovegetarianos tenían un riesgo del 27 por ciento menor de cáncer colorrectal. Comer pescado probablemente es protector, ya que contiene grasas omega-3 saludables.

Como le dijo la Nutrióloga Lisa Drayer a CNN:3

«Además de otros factores alimentarios, el pescado puede proporcionar mayor protección debido a su alto contenido de ácidos grasos de omega-3. Esto es consistente con las investigaciones anteriores que han descubierto que los omega-3 tienen actividad contra el cáncer y que pueden ser útiles para prevenir y tratar el cáncer colorrectal”.

Investigaciones anteriores han demostrado que los omega-3 protegen contra numerosos tipos de cáncer. Por ejemplo, en un estudio, la propagación de las células cancerosas fue bloqueada por las grasas omega-3, lo que sugiere que una alimentación rica en grasas omega-3 podría potencialmente inhibir el cáncer en los hombres con cáncer de próstata en etapa temprana.4

Un meta-análisis independiente encontró que el consumo de pescado se relacionó con una disminución del 63 por ciento en la mortalidad específica por cáncer de próstata.5

Mientras tanto, la deficiencia de ácidos grasos omega-3 puede causar o contribuir a muchos problemas graves de salud, tanto mental como física, y puede ser un factor subyacente significativo de hasta 9,000 muertes prematuras cada año.6

La Mayoría de las Personas Se Benefician al Consumir una Cierta Cantidad de Proteína Animal

Nadie está en desacuerdo en que la mayoría de las personas no come suficientes vegetales y mucho menos orgánicos de alta calidad. Así que tiene sentido que las personas que consumen más vegetales tienden a ser más saludables en muchas maneras.

La mayoría de nosotros comemos demasiada proteína y no suficientes vegetales, lo que probablemente representa la mayor parte de la diferencia que se observa al comparar la dieta vegetariana con la no vegetariana.

Pero eso no justifica excluir todos los productos de origen animal. Yo típicamente recomiendo  evitar las estrictas dietas vegetarianas o veganas, porque creo que la mayoría de las personas se benefician al comer un poco de alimentos de origen animal.

Además de no consumir las importantes grasas omega-3 de origen animal (las grasas omega-3 de origen vegetal no son lo mismo), las personas que se abstienen de comer proteínas de origen animal corren un mayor riesgo de deficiencia de azufre y sus problemas de salud relacionados.

La investigación publicada en la revista Nutrition mostró que las personas que llevan una alimentación estricta a base de vegetales pueden sufrir de desnutrición de proteína subclínica,7 lo que significa que también es probable que no consuma suficiente azufre alimentario.