Los datos demuestran que los terpenos del cannabis podrían retrasar la infección por COVID-19

Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 11 de junio del 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • Los terpenos son compuestos aromáticos que se encuentran en el cannabis y tienen propiedades antivirales conocidas. Nuevos datos demuestran que podrían impedir que el SARS-CoV-2 infecte las células al bloquear los receptores ACE2
  • El SARS-CoV-2 usa el receptor ACE2 para unirse a las células humanas. Estos receptores se encuentran en la boca, vías respiratorias y el tejido intestinal
  • Los científicos agregaron terpenos al desinfectante de manos con la esperanza de poder desarrollar un limpiador de manos eficaz
  • Los terpenos se encuentran en el cannabis medicinal y tienen un efecto positivo para tratar la migraña, controlar el dolor y aliviar las afecciones intestinales

El consejo de evidencia científica que demuestra el valor medicinal del cannabis sigue en investigación y cada vez se vuelve más convincente. Su cuerpo produce sus propios cannabinoides que interactúan con los receptores de su cerebro, pulmones, hígado, riñones, sistema inmunológico y otros órganos, tejidos y vasos sanguíneos. Se activan por las propiedades terapéuticas y psicoactivas de las plantas.

El cannabis se puede cultivar para tener altos niveles de cannabidiol (CBD) y niveles bajos de tetrahidrocannabinol (THC). El THC tiene actividad psicoactiva, mientras que el CBD no tiene esas propiedades. La planta también contiene terpenos, que son los aceites que le dan al cannabis su sabor y olor tan distintivo.

Hasta la fecha, se ha identificado que la planta tiene cientos de compuestos, incluyendo cannabinoides, terpenos y otros fitoquímicos. En China, la Cannabis sativa se ha usado desde hace casi 2 000 años. En textos antiguos, los investigadores encontraron referencias sobre el uso del cannabis para tratar el dolor y las enfermedades mentales.

Una gran parte de la investigación actual ha sido sobre la relación que entre el CBD y el THC en la inflamación. Sin embargo, durante la primera epidemia del síndrome respiratorio agudo grave (SARS) entre 2003 y 2004, los investigadores estudiaron los efectos de los terpenos que se encuentran en el cannabis y otras plantas y descubrieron que tienen propiedades antivirales.

Prueba doble en cepas específicas de cannabis sativa

La enzima convertidora de angiotensina 2, o receptores ACE2, proporciona un punto de partida para que el SARS-CoV-2 infecte a la célula humana. Este receptor se encuentra en la superficie de muchos tipos de células, pero en especial en la mucosa oral y nasal, los pulmones, tracto intestinal, hígado, riñones y cerebro.

El virus utiliza proteínas similares a la Spike para unirse con el receptor ACE2, lo que le permite ingresar a la célula. Los científicos investigan las formas de utilizar esta vía para que pueda ingresar el virus a la célula con la esperanza de disminuir la susceptibilidad de una persona. Un equipo investigó el efecto que tiene el cannabis en los receptores ACE2.

Los investigadores utilizaron extractos de muchas líneas de Cannabis sativa en un modelo generado por computadora de la boca humana, las vías respiratorias y el tejido intestinal. Sus datos preliminares demuestran que el extracto de 13 líneas de Cannabis sativa con alto contenido de CBD podría impedir que el virus entre en las células.

Reconocen que una validación adicional a gran escala es necesaria, pero el resultado inicial puede proporcionar evidencia útil de que agregar estos extractos podría servir como terapia complementaria.

Sugieren desarrollar tratamientos preventivos, como el uso de enjuagues bucales, que pueden reducir la entrada viral a través de la mucosa. El Dr. Igor Kovalchuk es uno de los investigadores y habló con un reportero del Calgary Herald sobre los resultados:

«Algunas personas redujeron la cantidad de estos receptores (virus) en un 73 %, ya que la posibilidad de que ingrese es mucho menor. Si pueden reducir la cantidad de receptores, tendrán menos posibilidades de infectarse. Tomará mucho tiempo saber cuál es el ingrediente activo; ya que puede haber muchos».


Datos anteriores respaldan la actividad antiviral de algunos terpenos

Un segundo equipo del Instituto de Tecnología de Israel dirigido por Dedi Meiri, Ph.D., habló con un periodista de Health Europa sobre una fórmula de terpenos extraídos del cannabis que se prueba como tratamiento contra el SARS CoV-2.

Health Europa informó que después del brote de SARS en 2002, los investigadores encontraron que los terpenos eran agentes antivirales efectivos y que podían reducir la gravedad y el impacto de una infección al evitar que el virus penetrara en las células humanas. Meiri dijo que su laboratorio está aprobado para realizar una investigación y que hoy en día sus colegas promueven dos líneas de estudio enfocadas en el cannabis. Explicó el estudio inicial:

«Primero, trataremos de identificar las moléculas de la planta que son capaces de eliminar la respuesta inmunológica al coronavirus COVID-19, que causa inflamación y enfermedad grave, para disminuir la respuesta sin necesidad de suprimirla y, de estar manera proporcionar un mejor tratamiento complementario para los esteroides que suprimen por completo el sistema inmunológico».

En el segundo estudio, los investigadores analizarán cómo la molécula de cannabis puede afectar el proceso viral que infecta las células a través del receptor ACE2. Los investigadores han buscado la forma de impactar a los receptores ACE2 desde que se registró el primer brote de SARS en 2003.

El equipo espera que los terpenos que se encuentran en el cannabis ayuden a modular la tormenta de citoquinas, la reacción exagerada del sistema inmunológico, relacionada con el COVID-19, que se sabe que causa la falla de los órganos y, posteriormente, la muerte.

En 2007, se publicó un estudio en el Journal of Medicinal Chemistry en el que los investigadores evaluaron 221 fitocompuestos que tenían algún efecto contra el SARS. Indujeron efectos citopatógenos en cultivos celulares y probaron terpenoides, lignoides y curcumina en contra de los cultivos celulares.

Los datos demostraron que 22 compuestos podrían inhibir el 50 % de la proliferación celular patógena y la reproducción viral. Los investigadores sugieren que algunos tipos de diterpenoides y lignoides tienen un poderoso efecto contra el virus del SARS in vitro.

Los científicos también descubrieron que los terpenoides pueden tener un efecto sinérgico en el cannabis, el cual podría ayudar a tratar el dolor, inflamación y las infecciones bacterianas en combinación con otros fitoquímicos.

Los titulares de las redes sociales exageran los datos reales

Aunque la investigación es prometedora, existen algunas personas que volvieron a publicar cierta información y exageraron los hechos. El título «Según un estudio, el cannabis podría evitar que el coronavirus infecte a las personas», apareció por primera vez en el sitio web MerryJane. El titular llamó la atención de las personas muy rápido y pasó a través de las redes sociales, hasta que Facebook lo clasificó como «noticias falsas y desinformación», según informó Politifact.

Sin embargo, aunque el titular podría ser engañoso, el contenido del artículo de MerryJane continuó con su investigación y comunicó los datos y las deficiencias del estudio. La revista Forbes también retomó el artículo. En su artículo, el escritor relacionó un artículo en el New York Post con el contenido viral en Facebook y termina con una cita que parece provenir del New York Post:

«Como lo reportó el periodisa Max Cherner de MarketWatch. Referente a la publicación del New York Post del jueves en la que dieron su versión del artículo, que se hizo viral en Facebook a principios de ese mes, y que luego se etiqueto como noticia falsa: la afirmación realizada por primera vez en un artículo preclínico publicado en abril por científicos canadienses, explicaba que ciertas cepas de CBD con alto contenido de ‘cannabis podrían prevenir y tratar el coronavirus'».

Kovalchuk habló con un periodista de Politifact y confirmó que el titular se trataba de una exageración. Kovalchuk también fue entrevistado por el reportero de Forbes y dijo:

«Disminuye la posibilidad de infectarse. Nunca dije que la evitaría o bloquearía por completo. Es un posible tratamiento. Un tratamiento no es una cura. Cuando [las noticias] dicen que trata el COVID, o puede tratar el COVID, tienen toda la razón».

El extracto de terpeno podría mejorar la limpieza de manos para evitar el COVID-19

A mediados de abril, Vanguard Scientific anunció que habían desarrollado un nuevo limpiador de manos hecho de extracto de terpeno. El limpiador de manos utiliza un desinfectante a base de alcohol, sigue las recomendaciones de los CDC y además la compañía agregó terpenos derivados del cannabis. Creen que esta mezcla «puede aumentar los efectos antibacterianos, antimicrobianos y antivirales».

La compañía también comenzó un proyecto libre en el que publicaron la fórmula y los procedimientos operativos de forma gratuita. Lo llamaron Project Terpenes-Clean y esperan que pueda reunir a científicos de todo el mundo para desarrollar un poderoso limpiador para manos. Matthew Anderson, CEO de Vanguard Scientific, comentó sobre el programa y el producto:

«Al igual que la mayoría de las empresas, las industrias de extracción botánica se han visto muy afectadas por la crisis del COVID-19. Como empresa que trabaja con clientes que tienen como objetivo los extractos botánicos especializados, nos enfocamos en encontrar posibles formas de combatir el virus.

Sabemos que durante siglos los curanderos tradicionales han usado compuestos derivados de plantas como una poderosa medicina, por lo que ofrecemos nuestra experiencia a todas las industrias para que puedan colaborar con nosotros en la elaboración de un limpiador de manos, sin jabón y que aumente el suministro de productos de limpieza.

El proyecto impulsa la innovación al mismo tiempo que promueve la colaboración y la aprobación para garantizar la máxima transparencia: cualquier persona puede buscar errores o inconsistencias en el proyecto, algo que es muy importante en las industrias reguladas».

Los cannabinoides afectan el sistema cardiovascular

Los investigadores presentaron datos en una reunión de la American Heart Association en 2019 que demostraban que los jóvenes diagnosticados con un trastorno por consumo de cannabis tenían un riesgo entre 47 % a 52 % mayor de ser hospitalizados por ritmo cardíaco irregular, también conocido como arritmia, en comparación con aquellos sin dicho trastorno.

En el estudio, los investigadores utilizaron datos de más de 67 millones de pacientes. Al parecer, el efecto dependía de la dosis. Las dosis más bajas se relacionaron con una frecuencia cardíaca rápida, mientras que las dosis más altas con frecuencias cardíacas muy lentas.

Los resultados de un segundo estudio demostraron que aquellos que consumieron cannabis durante más de 10 días al mes tenían un riesgo 2.5 veces mayor de derrame cerebral en comparación con los que no lo consumían. Los consumidores que también fumaban cigarros o utilizaban cigarrillos electrónicos tenían un riesgo tres veces mayor que los que no los consumen.

Su cuerpo tiene receptores cannabinoides en el cerebro, pulmones, hígado, riñones y otros órganos y tejidos, así como en los vasos sanguíneos. La Facultad de Medicina de Harvard describe el efecto que tienen los cannabinoides en su corazón:

“Una de las pocas cosas que los científicos saben con certeza sobre la marihuana y la salud cardiovascular es que las personas con enfermedades cardíacas que están bajo estrés desarrollan dolencias en el pecho mucho más rápido cuando fuman marihuana.

Esto se debe a los efectos que los cannabinoides tienen en el sistema cardiovascular, que incluyen aumentar la frecuencia cardíaca en reposo, dilatar los vasos sanguíneos y acelerar el bombeo del corazón. La investigación sugiere que el riesgo de sufrir un ataque cardíaco es mucho mayor una hora después de fumar marihuana de lo que sucedería normalmente».

Beneficios del cannabis medicinal

Si se tiene en cuenta la distribución de los receptores de cannabinoides en el cuerpo, no es sorpresa que las dosis adecuadas puedan ayudar a aliviar los problemas. Es muy grande la evidencia sobre su uso terapéutico en el tratamiento de migrañas y dolores de cabeza, así como para ayudar a desintoxicar y dejar la adicción a los opioides.

El NIH ha otorgado nueve becas de investigación por un total de $ 3 millones para analizar los efectos del cannabis en el alivio del dolor y para sustentar las pruebas. Los estudios están enfocados en la actividad biológica de las sustancias naturales del cannabis y que no son psicoactivas, para evitar las «desventajas del THC».

Helene Langevin, directora del Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral, habló sobre la necesidad de tener opciones seguras y efectivas para el alivio del dolor, y dijo:

«La mayor parte del tratamiento del dolor crónico es por los opioides, a pesar de tener un potencial elevado de adicción, sobredosis y el hecho de que, en algunos casos, no funcionan tan bien cuando se consumen a largo plazo. Existe una necesidad urgente de tener opciones más efectivas y seguras».

Es importante comprender que las cepas específicas influyen en las proporciones de fitoquímicos, cannabinoides y terpenos, lo cual es una consideración esencial. Los resultados de un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Massachusetts y la Universidad de Bath confirmaron el conocimiento científico sobre el uso de cannabinoides para aliviar los problemas intestinales, en especial la enfermedad inflamatoria intestinal.

Algunas personas se oponen al uso de cannabis medicinal o a la idea de legalizarlo. Lo exhorto a evaluar la investigación y a conocer cómo los médicos lo utilizan en la práctica clínica. Encontrará más información sobre el impacto que tiene en la salud intestinal, salud general y en docenas de estudios citados en estos artículos: