Las Temperaturas Altas Podrían Eliminar El Coronavirus

Por: Dr. Mercola

HISTORIA EN BREVE

  • Una investigación china reciente sugiere que el COVID-19 es altamente sensible a las temperaturas elevadas y se propaga más rápidamente en climas fríos, ya que su propagación más acelerada ocurre a una temperatura de 8.72 °C
  • La fiebre es el mecanismo principal que el cuerpo utiliza para combatir la infección viral. Es posible simular una fiebre al utilizar un sauna para elevar la temperatura corporal, así como un baño de vapor o por medio de la actividad física para inducir la sudoración
  • Numerosos estudios han investigado los efectos antivirales del sauna. Un estudio clínico con 50 voluntarios demostró que las personas que utilizan el sauna tenían una menor tasa de resfriado común que las personas que no lo utilizan. Asimismo, las personas que usan el sauna al menos dos o tres veces a la semana tienen un menor riesgo de contraer influenza y neumonía
  • El sauna elimina bacterias, hongos, parásitos y virus y aumenta la función inmunológica al aumentar los recuentos de glóbulos blancos, linfocitos, neutrófilos y basófilos. Al elevar la temperatura central, el cuerpo también libera proteínas de choque térmico que ayudan a bloquear la replicación del virus de la influenza
  • Los coronavirus (como grupo general) se incuban en los senos paranasales durante aproximadamente tres días antes de transferirse a los pulmones, mientas que las temperaturas de 56 °C (133 °F), que pueden alcanzarse en un sauna, parecen eliminarlos

Aún se desconoce mucho sobre el nuevo coronavirus, pero los investigadores están comenzando a obtener más información a medida que avanzamos. Una investigación china sugiere que el COVID-19 es «altamente sensible» a las temperaturas elevadas y se propaga más rápido en climas fríos, ya que su propagación más acelerada ocurre a una temperatura de 8.72 °C.

Los investigadores recomiendan que los países con climas fríos «adopten las medidas de control más estrictas» para limitar la propagación de la enfermedad. Hassan Zaraket, director asistente del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas de la American University de Beirut, comentó lo siguiente sobre los hallazgos preliminares en el South China Morning Post:

«A medida que la temperatura se calienta, la estabilidad del virus podría disminuir. Si esto nos ayuda a reducir la transmisibilidad y estabilidad ambiental del virus, quizás podamos detener la cadena de transmisión»

Sin embargo, no hay necesidad de esperar la llegada del verano para aprovechar los beneficios del calor. James DiNicolantonio, Pharm. D., un científico de investigación cardiovascular en el Saint Heart’s Mid America Heart Institute, destacó que la fiebre es un mecanismo principal que el cuerpo utiliza para combatir las infecciones virales.

La fiebre es la manera que el cuerpo utiliza para elevar la temperatura corporal central, mientras que la mayoría de los patógenos no toleran adecuadamente el calor intenso. DiNicolantonio argumenta que la exposición al calor podría ser una forma de eliminar el coronavirus y evitar enfermedades incluso si una persona ha estado expuesta.

El sauna reduce el riesgo de enfermedades virales

Es posible elevar la temperatura corporal central de manera aguda y temporal al utilizar el sauna, tomar un baño de vapor, realizar actividad física para inducir la sudoración o utilizar ropa abrigada. En una publicación de Instagram del 16 de marzo del 2020, DiNicolantonio explica lo siguiente:

«Me han preguntado mucho sobre el podcast de [Joe Rogan] sobre el coronavirus. Muchas personas se decepcionaron al saber que Michael Osterholm sugirió que el sauna no funciona contra el coronavirus. Michael argumentó que los pulmones no se calientan lo suficiente en el sauna como para eliminar el coronavirus.

El problema es que Michael lo está observando desde otra perspectiva. El sauna aumenta la TEMPERATURA CORPORAL CENTRAL. ¿Y cómo es que el cuerpo combate los virus? ¡Así es! Al elevar la temperatura corporal central, se desarrolla la gripe. ¿Por qué el cuerpo hace esto? Porque la FIEBRE AYUDA A COMBATIR LOS DIFERENTES TIPOS DE VIRUS.

El sauna, especialmente el sauna infrarrojo, crea un «tipo de fiebre» al elevar la temperatura corporal central. Entonces, ¿cómo funciona la fiebre o el sauna para combatir los diferentes tipos de virus?

Al aumentar las PROTEÍNAS DE CHOQUE TÉRMICO. Entonces, la incapacidad del sauna para aumentar la temperatura de los pulmones a 180F NO es una razón para pensar que no ayuda a combatir las infecciones virales».

Considero que los consejos de DiNicolantonio sobre el sauna son acertados, mientras que los campos electromagnéticos (EMF) no son su especialidad. Aunque el sauna infrarrojo (IR, por sus siglas en inglés) es bastante útil, es necesario tomar precauciones con los campos eléctricos y magnéticos.

Aunque muchos saunas IR nuevos tienen campos magnéticos de aproximadamente 1 miligauss, muchos tienen campos eléctricos mucho más elevados a los 30 voltios/metro recomendados. Uno que se anuncia con EMF más bajos obtuvo 700 voltios/metro. Entonces, consulte la información antes de utilizarlos.Publicidad


Efectos antivirales del sauna

Numerosos estudios han investigado los efectos antivirales del sauna. Un estudio clínico con 50 voluntarios demostró que las personas que utilizan el sauna tenían una menor tasa de resfriado común que las personas que no lo utilizan.

Esto tiene sentido, al considerar que el uso del sauna elimina bacterias, hongos, parásitos y virus y aumenta la función inmunológica al incrementar el recuento de glóbulos blancos, linfocitos, neutrófilos y basófilos.

Como señaló DiNicolantonio, «los estudios prospectivos [demuestran] que las personas que usan el sauna de 2 a 3 veces por semana tienen un menor riesgo de resfriados, influenza y neumonía».

También cita investigaciones que demuestran que los animales que son colocados en un sauna antes de ser inyectados con el virus de la influenza habían reducido la patología pulmonar y la mortalidad. La replicación viral también fue menor en animales expuestos a un sauna. Una revisión alemana de los beneficios del sauna señala lo siguiente (traducida al inglés):

«El uso regular del sauna reduce significativamente la frecuencia y la gravedad de la influenza en niños y adultos. El sistema inmunológico de los atletas es más estimulable (corredores de media distancia). 

En Finlandia durante la segunda guerra mundial, el sauna se utilizó como la medida principal para prevenir la fiebre tifoidea».

Beneficios de las proteínas de choque térmico

Para ser claros, no es necesario elevar la temperatura de los pulmones hasta alcanzar los 82 °C (180 °F). No es posible sobrevivir a ese tipo de exposición.

Al igual que el virus de la influenza, los coronavirus (como grupo general) se incuban en los senos paranasales durante aproximadamente tres días antes de transferirse a los pulmones, mientas que las temperaturas de 56 °C (133 °F), que pueden alcanzarse en un sauna, parecen eliminarlos.

Mi sauna alcanza los 77 °C (170 °F). Por lo tanto, siempre que el virus no haya llegado a los pulmones, es posible que el calor lo destruya en las fosas nasales.

Según lo informado por la Organización Mundial de la Salud durante la epidemia de SARS en el 2003, «el calor a 56 °C (133 °F) elimina el coronavirus del SARS hasta en 10 000 unidades en 15 minutos». Es probable que el COVID-19 sea igualmente susceptible a esta temperatura.

Además, el calor no es el único que ofrece todos los beneficios. Al elevar la temperatura central solo unos pocos grados, el cuerpo libera proteínas de choque térmico, que parece ser un factor de cómo el sauna reduce el riesgo de enfermedades infecciosas.

Según DiNicolantonio, el sauna ayuda a reducir la enfermedad viral al aumentar la proteína de choque térmico 70 (Hsp70) y las prostaglandinas A1 (PGA1). Un estudio del 2004 en el Journal of Virology explica cómo la Hsp70 y las PGA1 bloquean la replicación de los virus de la influenza.

En resumen, las nucleoproteínas virales se sintetizan en el núcleo, al formar un complejo especial que permite su exportación desde el núcleo y les permite formar viriones completos (formas virales activas e infecciosas) en la superficie de la membrana celular.

En el núcleo, la Hsp70 interfiere con la formación de ese complejo de exportación, al atrapar las nucleoproteínas virales dentro del núcleo. Dado que la nucleoproteína viral está atrapada dentro del núcleo, no tiene la oportunidad de volverse activa e infecciosa.

También se ha demostrado que el sauna mejora la función respiratoria en las personas con asma, bronquitis y enfermedad pulmonar obstructiva, y puede mejorar el estado de ánimo, que es un beneficio adicional para las personas que luchan contra el estrés y la ansiedad.

Este efecto en el estado de ánimo tiene que ver con el hecho de que el cuerpo también produce dinorfina, el químico opuesto a las endorfinas, como respuesta al calor. Sin embargo, las dinorfinas sensibilizan el cerebro a las endorfinas, lo que tiende a elevar el estado de ánimo.

Si alguna vez ha tenido un sauna, probablemente conoce este efecto. Asimismo, las proteínas de choque térmico desencadenan la biogénesis mitocondrial, lo que respalda la salud general, especialmente la salud cardiovascular, cardíaca y cerebral.

La quercetina es antiviral

También es posible reducir el riesgo de infección viral al incluir la quercetina, que parece ser útil. Según lo informado por Maclean’s, los investigadores canadienses Michel Chrétien y Majambu Mbikay comenzaron a investigar la quercetina por la epidemia del SARS que estalló en 26 países en el 2003.

Descubrieron que un derivado de la quercetina ofrecía una protección contra una amplia gama de virus, incluidos el SARS y el Ébola. Chrétien y Mbikay comenzaron un ensayo clínico para evaluar la efectividad de la quercetina contra el COVID-19. 

Como señaló un estudio realizado en el 2016 en la revista Nutrients, los mecanismos de acción de la quercetina incluyen inhibir la producción del factor de necrosis tumoral α (TNF-α) inducido por lipopolisacárido (LPS) en los macrófagos.

La TNF-α es una citoquina involucrada en la inflamación sistémica, secretada por macrófagos activos, un tipo de célula inmológica que digiere sustancias extrañas, microbios y otros componentes dañados o perjudiciales. De igual manera, la quercetina también podría inhibir la liberación de citoquinas proinflamatorias e histamina al modular la entrada de calcio en la célula.

Según este artículo, la quercetina también estabiliza los mastocitos y tiene «un efecto que regula las propiedades funcionales básicas de las células inmunológicas», lo que le permite inhibir «los objetivos moleculares en el rango de concentración micromolar, ya sea por regulación negativa o al suprimir muchas vías y funciones inflamatorias».

En resumen, se ha descubierto que la quercetina detiene las enfermedades virales a través de tres mecanismos principales. Al inhibir la capacidad del virus para infectar las células, así como la replicación de células infectadas y, al reducir la resistencia de las células infectadas al tratamiento con medicamentos antivirales.

Otros nutrientes beneficiosos

DiNicolantonio también es coautor de un artículo reciente en Progress in Cardiovascular Diseases, en el que destaca varios nutrientes que podrían ayudar a reforzar la función inmunológica y reducir el riesgo de infección por el COVID-19. Como se informó en un comunicado de prensa del 24 de febrero del 2020:

«El COVID-19 de 30 a 60 veces más letal que la gripe anual. Tanto la gripe como el coronavirus podrían causar una gran inflamación en los pulmones y está reacción es la que podría provocar dificultad respiratoria aguda, insuficiencia orgánica y muerte.

Existen ciertos nutracéuticos que podrían ayudar a disminuir la inflamación pulmonar que es desarrollada por los virus de ARN, y otros también podrían ayudar a mejorar la respuesta de interferón tipo 1 a estos virus, que es el principal método para ayudar a crear anticuerpos para combatir las infecciones virales».

A continuación, se muestra un resumen de los nutracéuticos recomendados. Para mayor información, consulte el artículo publicado en Progress in Cardiovascular Diseases.

N-acetilcisteína (NAC). Fomenta la producción de glutatión, diluye la mucosidad, disminuye las posibilidades de infección por influenza y reduce el riesgo de desarrollar bronquitis severa.
Extracto de bayas del saúco. Conocido por disminuir la duración de la influenza entre dos a cuatro días, así como disminuir la gravedad de la gripe. De acuerdo con los autores:«Dado que la baya del saúco es una excelente fuente de antocianinas, existen razones para creer que su impacto en los virus podría ser mediado, al menos en parte, por el ácido ferúlico, un metabolito que aparece en el plasma después de consumir antocianinas».
Espirulina. Reduce la gravedad de la infección por influenza y disminuye la mortalidad por influenza en estudios con animales. En un ensayo en humanos, la espirulina redujo la carga viral en personas con VIH.
Betaglucanos. Reduce la gravedad de la infección por influenza y disminuye la mortalidad por influenza en estudios con animales.
Glucosamina. Regula ascendentemente la proteína de señalización antiviral mitocondrial (MAVS, por sus siglas en inglés), reduce la gravedad de la infección por influenza y disminuye la mortalidad por influenza en estudios con animales.
Selenio. «Dado que el selenio es un cofactor esencial para ciertas peroxidasas, y su deficiencia ha sido endémica en ciertas regiones de China y otras partes del mundo, asegurar su adecuación también podría ser apropiado en este contexto», señalan McCarty y DiNicolantonio, y añaden lo siguiente:«Asimismo, la deficiencia de selenio podría elevar la velocidad de mutación de los virus, y promover la evolución de las cepas que son más patógenas y capaces de evadir al sistema inmunológico».
Ácido lipoico. Puede ayudar a mejorar la respuesta del interferón tipo 1. Como indica un artículo del 2014:«El interferón tipo 1 (IFN) puede activar la programación antimicrobiana dentro de las células e influir en el desarrollo de respuestas inmunes innatas y adaptativas… (IFN) es un polipéptido secretado por las células infectadas y tiene tres funciones principales.En primer lugar, puede inducir los estados antimicrobianos intrínsecos en las células infectadas y cercanas que limiten la propagación de agentes infecciosos, en particular de patógenos virales.En segundo lugar, puede modular las respuestas inmunes innatas de una manera más equilibrada que podría promover la presentación de antígenos y funciones de las células asesinas naturales, mientras restringe las vías proinflamatorias y producción de citoquinas.En tercer lugar, puede activar el sistema inmune adaptativo, así como promover el desarrollo de la respuesta de las células T y B específicas del antígeno de alta afinidad y memoria inmunológica. El IFN tipo 1 puede proteger de las infecciones virales agudas, y podría tener efectos protectores o perjudiciales en infecciones bacterianas y enfermedades autoinmunes».
Sulforafano. Ayuda a mejorar la respuesta al interferón tipo 1.


Zinc. Se ha demostrado que el zinc inhibe el coronavirus in vitro y bloquea la replicación del coronavirus en el cultivo celular. En el siguiente video de MedCram, Seheult analiza evidencia que sugiere que la cloroquina (el medicamento contra la malaria), puede mejorar la absorción de zinc y puede ser útil para tratar la infección por coronavirus.
El video tiene subtítulos ocultos en español. Haga clic sobre el ícono de tuerca en la esquina inferior derecha del video y seleccione «Subtitles/CC» y seleccione «Spanish».

Las recomendaciones de dosis diarias para ayudar a controlar los virus de ARN, incluyendo la infección por influenza y coronavirus, son las siguientes:

NutracéuticoDosis diaria
Ácido ferúlico500 a 1000 miligramos (mg)
Ácido lipoico1200 a 1800 mg (en vez de ácido ferúlico)
Espirulina15 gramos
NAC1200 a 1800 mg
Selenio50 a 100 microgramos (mcg)
Glucosamina3000 mg o más
Zinc30 a 50 mg
Betaglucanos de levadura250 a 500 mg
Extracto de baya del saúco600 a 1500 mg

Es importante enfocarse en la salud

Aunque el riesgo inmediato relacionado con el COVID-19 se considera bajo, la locura mediática y la clausura global de escuelas, lugares de trabajo y lugares sociales están alimentando y exagerando el temor de las personas, en la mayoría de los casos de manera innecesaria.

Si siente preocupación o ansiedad, recuerde que el sistema inmunológico es la primera línea de defensa, y existen muchas maneras de reforzar la inmunidad. Las compras de pánico no van a erradicar los miedos, pero tomar precauciones lógicas puede ayudar.

Para mayor información consulte mis artículos anteriores, incluyendo «Nutrientes esenciales para protegerse del coronavirus«, «¿Las mascarillas funcionan contra el coronavirus?«, «¿Cuál es el mejor jabón para prevenir contagios?» y «Cómo desinfectar las superficies adecuadamente«. Para mayor información sobre cómo minimizar el miedo, el estrés y la ansiedad, consulte «Cómo enfrentar la ansiedad, el aislamiento y la soledad por el coronavirus«.