La Oficina de la Presidencia impulsa los transgénicos

Por René Sánchez Galindo. El Universal Blog, 17 de junio de 2014

Desde la Oficina de la Presidencia se ha emprendido una campaña para impulsar los intereses de las empresas trasnacionales como Monsanto, Pioneer, Dupont y otras. Foros y entrevistas a medios de comunicación, representan la primera etapa de esta embestida extranjera orquestada por el gobierno federal.

El Coordinador de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Oficina de Presidencia de la República, Francisco Bolívar Zapata, dio a conocer a la opinión pública que en este momento «están trabajando en el asunto de sumar y conjuntar la información científica que habla a favor del bajo riesgo de los OGM (transgénicos) para que con base en eso y ahora que viene la reforma del campo, se proporcione esta evidencia para adoptar de manera más contundente el uso de estos organismos» http://www.cronica.com.mx/notas/2014/839402.html.

La estrategia de gobierno se promueve como un monólogo. Se cierran las puertas a los más destacados científicos del país y a organizaciones campesinas y de consumidores que entienden que el principal alimento del mexicano es el maíz.

Con una candidez que llama la atención para la investidura de su cargo, el hoy funcionario presidencial, prácticamente desafía a cinco tribunales del Poder Judicial de la Federación, al afirmar que «existe una demanda colectiva que impide —principalmente— el uso del maíz a nivel experimental ‘que mientras no se resuelva, estamos atorados’”. Desde la Campaña Sin Maíz No Hay País, le contestamos: no estamos atorados, estamos ante un grave riesgo contemplado por tratados internacionales y leyes mexicanas.

El mandato judicial de suspender la siembra de transgénicos de maíz en todo el país, no es motivo de un «atorón», como señala el funcionario de la Oficina de la Presidencia, sino que «de permitirse (…) la liberación de maíz genéticamente modificado en etapa experimental, programa piloto y etapa comercial (…) se encuentra latente la posibilidad de que se produzca un impacto ambiental que afecte a la sociedad (…)» (Amparo en Revisión 2/2014, Quinto Tribunal Colegiado en materia Civil del Primer Circuito)

A la Oficina de la Presidencia de la República le corresponde, por ley, apoyar directamente al Presidente. Por ello, cabe preguntarle a Francisco Bolívar Zapata: ¿juntar evidencias a favor de los transgénicos es una tarea de la Presidencia?

El debate con una sola de las partes no es debate, es imposición. La anunciada reforma al campo debe incluir todas las posiciones, Bolívar Zapata tendría que convocarnos a todos, empezando en el foro de Irapuato a celebrarse en Julio.

A pesar de los esfuerzos de la Oficina de la Presidencia por distorsionar la información sobre los transgénicos, desde la sociedad civil no permitiremos que secuestren el debate judicial como lo han hecho con el Congreso. En todo caso, el gobierno federal y las empresas extranjeras ya están emplazadas a juicio, y la siembra de maíz transgénico está detenida en todo el país. El debate judicial ya inició.