La «Mentira del Calcio» Que Toda Persona Debe Saber

Por el Dr. Mercola, 7 de abril de 2015

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por huesos frágiles y porosos. Afecta a 44 millones de personas en Estados Unidos, 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres. Aquellas personas con osteoporosis están en mayor riesgo de fracturas de cadera, muñecas y vértebras, dolor crónico y pérdida de altura.

Si le han dicho que la clave para prevenir la osteoporosis es aumentar su consumo de calcio y empezar con un régimen de medicamentos, no está solo.

Estoy aquí para guiarlo sobre toda la información confusa y contradictoria sobre la osteoporosis y por un camino eficaz y más seguro para prevenir la pérdida ósea y la osteoporosis.

Siga leyendo para conocer la verdad sobre la osteoporosis y la deficiencia de calcio, qué vitaminas pueden hacer una diferencia real y la sorprendente conexión entre la pérdida de masa ósea y la enfermedad de Alzheimer.

La Verdad Sobre La Osteoporosis y La Deficiencia de Calcio

Estoy seguro que ha oído que la causa de la osteoporosis y la clave para su prevención giran alrededor del calcio ¿cierto?

Desafortunadamente, nada podría estar más alejado de la verdad.

El Dr. Robert Thompson, M.D., escribió un libro completo sobre este tema llamado, The Calcium Lie, que explica que el hueso se compone de al menos una docena de minerales y el enfoque exclusivo de la suplementación con calcio probablemente empeore la densidad ósea y aumente el riesgo de desarrollar osteoporosis.

El Dr. Thompson recomienda el uso de sal sin procesar como una alternativa mucho más sana que los suplementos de calcio.

Yo recomiendo usar sal del Himalaya ya que es una excelente manera de alimentar su cuerpo y los oligoelementos que necesita para funcionar de forma óptima.

Porqué Podría Estar Preparándose Para la Osteoporosis con Este Medicamento

Si le han recetado un medicamento para la osteoporosis como Fosamax, Actonel o Boniva, es muy importante que entienda cómo funcionan estos medicamentos antes de introducirlos en su cuerpo.

Web MD describe al medicamento bifosfonato como:1

“…medicinas antiresortivas, lo que significa que desaceleran o detienen el proceso natural que disuelve el tejido del hueso, dando como resultado el mantenimiento o aumento de la densidad y la resistencia del hueso.”

Lamento decirle que hasta aquí sólo está recibiendo la mitad de la historia. Usar este tipo de medicamentos es la peor manera de intentar tratar o prevenir la osteoporosis y le voy a decir por qué.

¡Aunque aumentarán su densidad ósea, estos medicamentos son un veneno!

Ellos funcionan matando ciertas células en los huesos llamadas osteoclastos. Los osteoclastos destruyen el hueso como parte del proceso de regeneración natural del hueso. Matar estas células significa que solo le quedan los osteoblastos, que aumentarán la densidad ósea pero no la fuerza del hueso.

Como resultado, sus huesos pierden su habilidad natural para construir hueso nuevo y readaptarse a las fuerzas aplicadas que cambian constantemente.

Ahora tiene huesos más gruesos pero con menos fuerza, lo que en realidad aumenta el riesgo de fracturas óseas. Además, estos medicamentos han sido relacionados con algunos terribles efectos secundarios, incluyendo mayor riesgo de úlceras y:

  • Problemas de visión tales como visión borrosa, dolor e inflamación
  • Fracturas en los huesos del muslo y osteonecrosis en la mandíbula
  • Daño del hígado e insuficiencia renal (riñón)
  • Fibrilación auricular
  • Cáncer de Esófago
  • Hipocalcemia (niveles muy bajos de calcio en la sangre)

¿Otro hecho inquietante?

Fosomax está en la misma categoría de productos químicos (fosfonato) que es el jabón que utiliza para limpiar su baño. Lamento decirlo, pero no es sorprendente que las compañías farmacéuticas nunca han puesto ese pequeño detalle de información en la etiqueta de los medicamentos con receta.

Aléjese de los Esteroides

Según un estudio realizado en la escuela de medicina de la Universidad de Washington en St. Louis,2 existe un fuerte vínculo entre el uso de esteroides y la osteoporosis:

«Las altas dosis de cortisona son la segunda causa más común de osteoporosis, y actualmente no tenemos ningún tratamiento real para este grave efecto secundario,» dice el autor principal Steven L. Teitelbaum, M.D., profesor titular de patología e Inmunología.

“Dada la frecuencia con la que se usan estos medicamentos para el tratamiento de muchas condiciones diferentes, es considerado un problema clínico significativo.”