La baya del saúco puede reducir los síntomas de las enfermedades de las vías respiratorias superiores

Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 23 de junio del 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • Los suplementos de baya del saúco reducen los síntomas que afectan el tracto respiratorio superior y los que son similares a la gripe, además podrían disminuir la capacidad de reproducción de los virus, incluso después de que una célula está infectada
  • Los productos comerciales han demostrado tener propiedades antivirales efectivas contra las cepas del coronavirus, entre otros
  • Se puede atribuir gran parte de la actividad antiviral a los compuestos de antocianidina
  • A algunas personas les preocupa que la baya del saúco aumente el riesgo de una tormenta de citoquinas, pero Chris Masterjohn, Ph.D., concluye que este no es el caso

El brote de SARS CoV-2 sorprendió al mundo. Aunque fue publicado en diciembre de 2019, para el 15 de febrero de 2020, un artículo de Nature registró más de 80 ensayos clínicos en curso para probar tratamientos. Estos incluyeron estudios que incluían cosas como la medicina tradicional china, hierbas, células madre de sangre menstrual y medicamentos contra el VIH y la malaria.

El virus puede provocar una gran cantidad de síntomas que afectan a las personas de manera diferente. El acrónimo SARS significa Síndrome Respiratorio Agudo Severo, ya que ataca las células pulmonares. Los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición y es posible que incluyan fiebre o escalofríos, tos, dificultad para respirar, fatiga y dolores musculares o corporales.

El virus que provoca el COVID-19 no es el mismo que el que causa el resfriado común o la gripe, aunque muchos de los síntomas son similares. Una infección en el tracto respiratorio superior causa irritación e hinchazón con tos y es una de las enfermedades más comunes en niños. Los síntomas incluyen dolor de cabeza, tos, congestión, fatiga, además de músculos y huesos adoloridos.

La gripe también es una infección respiratoria que cada año afecta hasta el 20 % de las personas que viven en los Estados Unidos. Los síntomas son similares a los del resfriado común, pero permanecen por más tiempo y tienden a empeorar. La gripe puede provocar neumonía, infecciones sinusales y un deterioro de otras afecciones crónicas, como el asma y la diabetes.

La baya del saúco puede incrementar la capacidad de combatir las infecciones virales

Estos padecimientos tienen en común un ataque viral al tejido pulmonar. Es evidente que cada uno de los virus usa diferentes vías y tiene diferentes grados de severidad. Por ejemplo, los CDC estiman que hasta el 50 % de las personas con COVID-19 son asintomáticos, es decir, no presentan ningún síntoma.

Las bayas de saúco se han utilizado durante muchos años para ayudar a tratar las infecciones de las vías respiratorias superiores. Son el fruto del árbol de sambucus, el más importante de ellos es el sambucus nigra. La planta también se llama saúco negro y saúco europeo y sus orígenes documentados datan desde 2000 aC en Suiza.

Hipócrates fue uno de los primeros médicos en usar las bayas del saúco. En la actualidad, la fruta está disponible en varias presentaciones como suplementos, gomitas, jarabes, tabletas y grageas.

En un estudio, los investigadores encontraron que las bayas de saúco impedían la capacidad de que los virus de la gripe ingresaran a las células y reproducirse. Los mismos resultados se han encontrado en estudios pasados, pero en este estudio los científicos examinaron el mecanismo exacto al utilizar saúco cultivado de forma comercial.

Los investigadores de la Universidad de Sydney se sorprendieron al descubrir que el jugo de la baya del saúco impedía la reproducción del virus de la gripe después de que las células estaban infectadas. Esto es significativo, ya que el bloqueo del virus en diferentes etapas aumenta el potencial para prevenir la infección.

Los compuestos de antocianidina, que son los fitonutrientes responsables del color de la fruta, fueron reconocidos con la reducción de la actividad viral. Los resultados de este estudio respaldaron investigaciones anteriores en las que los adultos que padecían síntomas similares a la gripe tomaron jarabe de la baya del saúco y experimentaron una recuperación más rápida de cuatro días.Publicidad


La baya del saúco es un poderoso antiviral

Iniciaron investigaciones sobre tratamientos para el COVID-19 que utilizan las intervenciones que se usaron antes con el SARS, MERS o influenza. En un artículo reciente, los especialistas pidieron la prueba de suplementos de baya del saúco contra el COVID-19, ya que ha sido «eficaz en el tratamiento del resfriado y la gripe mediante un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo y metanálisis».

Los autores de este artículo creen que el uso de productos elaborados con la fruta se deben dirigir con mucho cuidado, ya que “los suplementos de baya del saúco se pueden usar en personas con COVID-19 al principio de la enfermedad, siempre y cuando se comprenda su eficacia previa y sus posibles efectos adversos».

En una investigación, los investigadores estudiaron a las personas que viajaban en aviones como prueba de la efectividad que las bayas del saúco pueden tener en las tasas de infección y la gravedad del resfriado común. El ensayo clínico incluyó a 312 pasajeros de clase económica en un vuelo internacional desde Australia.

Se recopilaron datos sobre episodios de resfriado, duración y síntomas. No hubo diferencias significativas en la tasa de infección entre las personas que tomaron jarabe de la baya del saúco y las que no lo hicieron. Sin embargo, las personas que no tomaron la baya del saúco duraron más días enfermos y aumentó gravedad de los síntomas.

En un estudio publicado a finales de noviembre de 2019, los investigadores demostraron que el jarabe de la baya del saúco era efectivo contra una cepa de coronavirus humano. Dijeron: «El coronavirus humano NL63 (HCoV-NL63), uno de los principales HCoV circulantes en todo el mundo, causa enfermedades del tracto respiratorio como secreción nasal, tos, bronquiolitis y neumonía».

Aunque no es igual al COVID-19, el virus es miembro de la misma familia de coronavirus. En este estudio, los investigadores encontraron que el extracto de etanol de Sambucus Formosana Nakai tenía un gran potencial contra HCoV-NL63.

En un estudio separado que utiliza el sambucus nigra contra el virus de la bronquitis infecciosa, un patógeno de coronavirus de pollo, un equipo de investigación descubrió que en el cultivo celular y el extracto puede inhibir el virus al momento de la infección.

La Dra. Irina Todorov, de medicina integrativa, fue citada en Cleveland Clinic Health Essentials y habló sobre el jarabe de la baya del saúco. Y señaló que:

«Si tiene reflujo, beba té de manzanilla. Si tiene distensión abdominal, beba té de jengibre o de menta. Un método es utilizar productos específicos que han sido estudiados en una investigación clínica y tienen un efecto positivo.

Aunque algunos estudios indican que el extracto de la baya del saúco puede aliviar los síntomas del resfriado y la gripe, se necesita más investigación para respaldar estos hallazgos. Mientras tanto, seguiré disfrutando del té de hierbas hecho de flor y mermelada de la baya del saúco como parte de mi alimentación”.

Se realizó un metanálisis en 2018 para examinar los efectos de los suplementos de la baya del saúco en personas con síntomas respiratorios superiores; el equipo del estudio consideró el estado de la vacuna en su evaluación. Los suplementos redujeron los síntomas de las vías respiratorias superiores de los participantes, y los autores señalaron que sus hallazgos:

«… presentan una alternativa al uso indebido de antibióticos para los síntomas de las vías respiratorias superiores por infecciones virales, y una alternativa que podría ser más segura a los medicamentos recetados para casos de la gripe y el resfriado común».

La baya del saúco ayuda a equilibrar el sistema inmunológico

Una preocupación expresada por algunos expertos es que las bayas del saúco podrían promover una tormenta de citoquinas. Las citoquinas son moléculas de proteínas producidas por el cuerpo durante una respuesta inmunológica. En algunas personas con COVID-19, esta respuesta es tan destructiva como la infección viral.

A veces se describe como una reacción descontrolada que provoca un ciclo de retroalimentación que, en última instancia, puede provocar la muerte. El bloqueo de la respuesta inmunológica hiperinflamatoria es un camino que se ha investigado para reducir el daño causado por la reacción del cuerpo al virus.

El impacto de una tormenta de citoquinas en personas que sufren de infección viral es una de las razones importantes de la muerte por COVID-19. Durante la pandemia de gripe H5N1 en 2009, se planteó por primera vez la cuestión de las tormentas de citoquinas relacionadas con nutracéuticos botánicos.

Sin embargo, es evidente que aún no se conoce por completo el comportamiento de las citoquinas. Paul Bergner, director del Instituto Norteamericano de Herboristería Médica, le comentó a un reportero de New Hope Network que:

«En la caja de Petri, se ha demostrado que tanto la equinácea como el sambucus (baya del saúco) estimulan las citoquinas inmunorreguladoras, y hacen que la respuesta inflamatoria sea más moderada, mientras que no causa ningún efecto inflamatorio».

Chris Masterjohn, Ph.D. cree que encontró la fuente de la primera afirmación de que la baya del saúco podría aumentar el riesgo de tener una tormenta de citoquinas. Lo rastreó hasta un blog dirigido por un oficial de inteligencia retirado del Ejército de Estados Unidos, cuya publicación se distribuyó a través de Internet en Reddit.

Masterjohn escribe que, en 2009, hubo un ensayo aleatorizado y controlado con placebo en el que los investigadores probaron el concepto en humanos que tomaron 500 mg de extracto de la baya del saúco todos los días durante 12 semanas. En este estudio, los participantes no mostraron diferencias en sus marcadores inflamatorios.

Esto sugiere que las bayas de saúco no elevan los niveles de citoquinas inflamatorias ni contribuyen a una tormenta de citoquinas con gripe o COVID-19. Sin embargo, los participantes estaban sanos y sin infección, por lo que Masterjohn profundizó en otros experimentos de laboratorio y animales.

Informó que las tormentas de citoquinas también ocurren en personas que tienen un caso grave de gripe. Sin embargo, en dos ensayos de control aleatorio en personas con gripe que usaban la baya del saúco, no se produjeron tormentas de citoquinas. Después de una revisión metódica de la literatura publicada, Masterjohn concluyó:

“La baya del saúco tiene la oportunidad de proporcionar la defensa antiviral, con un caso muy débil que podría contribuir a una tormenta de citoquinas. De hecho, la evidencia sugiere que, si los estudios celulares tienen alguna relevancia, la baya del saúco tendría un efecto antiinflamatorio en los macrófagos del pulmón que tal vez podría mitigar una tormenta de citoquinas. Entonces, podríamos decir que es segura. Y es probable que sea una super sustancia que merezca más investigaciones».

Nutrientes en las bayas del saúco

Una de las razones por las que las bayas del saúco pueden tener tantos beneficios para la salud, es que están llenas de nutrientes. Las bayas de saúco frescas tienen alrededor de 36 mg de vitamina C por cada 100 gramos de fruta. Aunque las naranjas tienen casi 15 gramos más por porción de 96 gramos, la pequeña fruta morada llena de energía tiene menos azúcar.

Las bayas del saúco también tienen un 12 % del valor diario recomendado de vitamina A y un 11 % de vitamina B6. Son una buena fuente de flavanoles, incluyendo la quercetina, que se sabe que tiene actividad de ionóforo de zinc.

Otro de los componentes biológicamente activos de las bayas de saúco es el ácido fenólico. Se sabe que tienen cualidades anticancerígenas y antimutagénicas.

Las antocianinas son antioxidantes que le dan a la fruta su característico color morado y tienen muchos efectos antiinflamatorios. Según estudios realizados en humanos y animales, los investigadores encontraron que las antocianinas provocan efectos antiinflamatorios y tienen actividad anticancerígena. Los antioxidantes, incluyendo los que se encuentran en las bayas del saúco, pueden ayudar a prevenir enfermedades crónicas.

Precauciones sobre el consumo de bayas del saúco frescas

El extracto de las bayas del saúco ha demostrado tener beneficios potenciales, sobre los que puede leer más en «Se ha confirmado que las bayas del saúco son excelentes refuerzos para la inmunidad«. Sin embargo, debe tener en cuenta que la corteza, las semillas y las bayas verdes contienen pequeñas cantidades de lectina. Como he escrito antes, las lectinas se han relacionado con reacciones autoinmunológicas e inflamación.

Además, en algunos casos, las plantas de las bayas del saúco pueden liberar cianuro. Los síntomas de comer bayas, hojas y raíces crudas son náuseas, vómitos y diarrea.

Las bayas cocidas, el jarabe de saúco comercial y los suplementos no contienen sustancias nocivas. Sin embargo, no existen suficientes datos para determinar que las mujeres embarazadas o en período de lactancia no corren ningún riesgo. Aun no se ha determinado que sean seguras para las mujeres embarazadas y madres lactantes. Es importante hablar con su médico antes de tomar cualquier medicamento durante el embarazo o la lactancia.