Kombucha, La Bebida Que Sustituye A Los Refrescos Y Mejora La Salud

Los refrescos son uno de los alimentos con más azúcares y kilocalorías que consumimos casi a diario. No deben formar parte de una dieta sana y equilibrada y siempre es interesante buscar algún sustituto. Y por eso está ganando fama la Kombucha, una bebida originaria de China que está ganando popularidad entre los amantes del ‘realfooding’ por sus capacidades curativas y estimulantes para el organismo. Si bien es cierto que es 100% natural, tiene partidarios y detractores. ¿Qué es exactamente la Kombucha y por qué es una de las bebidas de moda?

Se trata de un bebida probiótica fermentada que no se pasteuriza para que los microorganismos permanezcan activos en nuestro organismo. Alimenta las bacterias buenas de nuestro intestino, ejerciendo efectos fisiólogicos y favoreciendo el tránsito. Su composición es una combinación de azúcar, bacterias y levadura con un té dulce fermentado a partir de un hongo llamado SCOBY. Los microorganismos fermentan los azúcares y nuestro cuerpo obtiene vitamina B, minerales y enzimas.

Es un producto que no tiene apenas azúcar y no engorda, debido a sus escasas calorías, por lo que es una bebida ideal como sustituto de los refrescos. En España si es un producto relativamente nuevo, pero en ciudades de EEUU como Los Ángeles, es normal ver a personas consumirla incluso en los restaurantes. Otro de sus puntos a favor es que es una bebida apta para vegetarianos y veganos, ya que no es de procedencia animal.

Elaboración casera o en el supermercado

La kombucha se puede elaborar en casa con azúcar, té negro y verde, agua, vinagre de manzana y el mencionado hongo SCOBY. Pero también la encontramos en el supermercado, donde debemos revisar la información nutricional y etiquetado. Algunos productos contienen una gran cantidad de azúcar para endulzar su sabor, ya que debido a la fermentación, la kombucha tiene un sabor que mezcla lo dulce con lo ácido y lo amargo. Pero también podemos encontrar kombucha de diferentes sabores, como limón y té verde, piña o jengibre, que es más picante.

Entre otros de los beneficios para la salud de la kombucha, los espcialistas destacan que puede ayudar a disminuir el colesterol y fortalecer el sistema inmunológico y una mejor hidratación, al estar compuesta en gran medida por agua. Además, sirve para combatir infecciones causadas por hongos, es un buen diurético y favorece la depuración del hígado y los riñon.

Fuente: «La Información» website.