Cómo Cultivar Kale Orgánico en Casa

Escrito Por: Barbara Pleasant de Mother Earth News Traducido Por: Verónica Reynoso, Vía Orgánica A.C. 

 

[simple-social-share]

 

El kale también es conocido como col rizada o berza, es una verdura que es fácil de cultivar en pequeños espacios. Es considerado como un súper alimento, ya que contiene grandes cantidades de hierro, vitamina A y K, antioxidantes, entre otras cualidades. En este artículo aprenderás de su producción, cuidados, beneficios y algunas recetas sobre este súper alimento que puede producirse todo el año.

Muchas veces sólo pensamos en lechuga, espinaca y acelga para la elaboración de ensaladas. El kale, es de la misma familia de la col, contiene una gran cantidad de nutrientes y está lleno de sabor para diversos platillos. Es una verdura que se caracteriza por ser fácil de cultivar, resistente a temperaturas bajas y producir por un periodo largo de tiempo.

 

 

Variedades de Kale y Berza
Variedades de Kale. Fotografía por sixburnersue.com

Variedades de Kale. Fotografía por sixburnersue.com

 

Existe una gran diversidad de variedades, su forma y color pueden ser distintos. A continuación se muestra una tabla con información de las distintas variedades y su fotografía.

Nombre Característica Fotografía
Kale Ruso Rojo Hojas planas y largas irregulares. Su color es rojo con las nervaduras color rojizo- morado. Su sabor es poco picante pero considerado de los kales más dulces.

Kale ruso rojo

Kale ruso rojo

Kale Toscano o Dinosaurio Color verdoso azulado. Hojas largas y estrechas. Al cocinarse no pierde su firmeza. Su sabor es un poco menos amargo que las otras variedades.

Fotografía en Flicker por Meal Makeover moms

Fotografía en Flicker por Meal Makeover moms

Kale Redbor Su color es rojo/morado oscuro. Las hojas son rizadas. Utilizada para cocinar y decorar en el jardín y arreglos florales.

Fotografía Flicker Tracie Hall

Fotografía Flicker Tracie Hall

Kale Rizado Color verde oscuro y bordes rizados, su sabor es un poco picante y amargo. Es mejor consumir hojas jóvenes, con sabor menos amargo.

Kale rizado

Kale rizado

Berza Verde Color verde opaco o brillante, depende de la variedad. Hojas redondas y anchas, puede ser lisa o rizada

berza

Berza verde

 

 

Cómo sembrar
Semillas de Kale. Fotografía: Grove Labs

Semillas de Kale. Fotografía: Grove Labs

 

El kale y berza pueden sembrarse en semillero o directamente en la maceta o suelo donde se vaya a dejar crecer. Para hacer un uso más eficiente del espacio, agua y tiempo, es mejor realizarlo en semillero. Podemos comenzar a sembrar en agosto-septiembre para tener producción de invierno o en enero a marzo para tener cultivo en primavera y verano.

Podemos distinguir la semilla por ser una pequeña esfera color negro grisáceo de aproximadamente 1 mm de diámetro. El semillero debe tener una mezcla de tierra que contenga composta y un buen drenaje. La profundidad de siembra es 3 veces el tamaño de la semilla, cubrir con mezcla o suelo y regar.

 

El trasplante
Plántula de kale

Plántula de kale

Nuestras plántulas emergerán de 4-7 días después de sembrarlas, es importante siempre mantener la humedad del semillero para que nuestras plántulas se desarrollen bien.  Las plántulas estarán listas para el trasplante cuando comiencen a salir el segundo par de hojas verdaderas.

Antes del trasplante, debemos preparar nuestro suelo y aplicar composta. La distancia entre plantas es de 20-25 cm dependiendo de la variedad y el espacio disponible. Pueden crecer muy bien en macetas o contenedores, por ejemplo podemos poner 5 plántulas en una maceta de 50 cm de diámetro.

 

Cuidados y Consejos
Kale en contenedores, Vía Orgánica

Kale en contenedores, Vía Orgánica

  • Proteger en el invierno
  • Cubrir las plantas para evitar plagas
  • Utilice mulch o cobertura vegetal
  • Revisar nuestras plantas una vez a la semana.

 

Plagas y control biológico
Catarina, insecto benéfico, en kale. Ayuda para el control de pulgones

Catarina, insecto benéfico, en kale. Ayuda para el control de pulgones

 

Por sus nutritivas características, estos cultivos son el blanco perfecto para una gran cantidad de plagas. La mejor manera de evitarlas  es monitoreando continuamente nuestras plantas, debemos revisar el envés de nuestras hojas ya que ahí podemos encontrar una gran cantidad de insectos como pulgones y larvas. Otras plagas son el saltamontes, escarabajo pulga y mosca blanca. Cubre tus plantas con agrovelo o agribón para evitar que las plagas lleguen a tus plantas.

  • Pulgones: se alimentan de la savia de la planta y pueden causar enfermedades. Si no se controla este problema, podemos llegar a perder nuestra planta. Para el control, lavar las hojas con agua y jabón biodegradable (elimina el exceso de las hojas ya que puede afectarlas) o alguna solución que contenga neem. Es importante considerar a los depredadores naturales de los pulgones como las catarinas que son atraídas por flores y se hospedan en algunas plantas de nuestro jardín.
  • Larvas: las características del kale hacen que las mariposas utilicen la planta para depositar sus huevecillos y que las larvas se alimenten de las hojas, dejándonos únicamente con las nervaduras de la planta si la plaga se sale de control. Un depredador que podemos utilizar son las crisopas.

 

Cosecha y Almacenamiento
Cosecha de kale en Rancho Vía Orgánica

Cosecha de kale en Rancho Vía Orgánica

 

Podemos comenzar a cosechar las hojas cuando comienzan a sacar el quinto par de hojas verdaderas, el tamaño de la hoja es aproximadamente el de tu mano. Únicamente cosechar las hojas externas de la planta, esto fomenta su crecimiento. Es importante dejar el punto de crecimiento, ya que de ahí se desarrollarán nuevas hojas. No dejes tus plantas con pocas hojas ya que tardarán en recuperarse y crecer. Cuando tus plantas llegan a su pico de producción, pueden producir unas 3 hojas por semana.
Lava las hojas con agua y sacúdelas para quitar el exceso. Puedes guardarlas en una bolsa de plástico en el refrigerador. Otra manera, es deshidratando o congelando las hojas para poder consumirlas después.

 

Producir mis semillas
Producción de semilla de kale

Producción de semilla de kale

 

El kale y la berza son plantas bianuales, por lo que producen semilla al segundo año. Sus flores son de color amarillo y las semillas se encuentran en pequeñas vainas. Debemos contar con al menos 10 plantas para obtener una buena calidad de semilla. Dejar que por lo menos el 70% de las vainas estén secas, tener cuidado de que no comiencen a abrirse ya que podemos perder las semillas. Podemos cortar el tallo de nuestra planta y meterla en una bolsa de papel o costal y colgarlo boca abajo para que terminen de llenar las semillas y se seque la planta.

Para limpiar la semilla, coloque todas las vainas en un contenedor y aplástelas para que se rompan las vainas y caigan al fondo del recipiente. Eliminar lo más que se pueda la basura. Almacenar las semillas en un frasco hermético, marcando la variedad y fecha en un lugar fresco y seco. Las semillas pueden almacenarse hasta por tres años, después irán perdiendo su porcentaje de germinación.

 

Kale y sus propiedades
Fotografía por OceanMist

Fotografía por OceanMist

 

El kale o berza son considerados como un súper alimento por su gran contenido en hierro, vitamina A, C y K, además de que aporta todos los aminoácidos. Para obtener más información sobre los beneficios de esta verdura puedes consultar: 7 Alimentos básicos súper saludables, 10 antibióticos naturales que nuestros ancestros usaron en lugar de pastillas, los 30 alimentos más saludables de todos los tiempos por Dr. Mercola.

 

Recetas

 

Salmón Cubierto con Ajonjolí, Col Rizada y Coco

Por Dr. Mercola (Fuente: Recetas Saludables para Su Tipo Nutricional)

receta-de-salmon-1-11

Salmón cubierto con kale, ajonjolí y coco

 

Para la Col Rizada o Kale

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cucharadas de jengibre fresco picado
  • 1 manojo de col rizada picada, puede sustituirla por espinacas
  • 1½ taza de leche de coco
  • Sal y pimienta al gusto

 

Preparación:

  • Caliente el aceite en una sartén grande. Añada el jengibre y salteé a fuego medio durante 5 minutos.
  • Añada la col rizada, salteé y revuelva constantemente durante 5 minutos.
  • Añada la leche de coco y sazone con sal y pimienta. Espere a que comience a hervir. Cubra, baje el fuego y cocine a fuego lento hasta que la col rizada esté tierna.

 

Para el Salmón

Ingredientes:

  • 6 filetes de salmón silvestre de Alaska
  • 4 cucharadas de mantequilla cruda
  • 4 cucharadas de aceite de coco
  • 4 cucharadas de jengibre picado
  • 1 taza de semillas de ajonjolí
  • Sal y pimienta recién molida al gusto

 

Preparación:

  • Precaliente el horno a  475°F.
  • En una cacerola pequeña, derrita la mantequilla y el aceite con el jengibre.
  • Utilice la preparación de mantequilla, aceite y jengibre para cubrir el salmón. Pase el salmón por las semillas de ajonjolí hasta que quede cubierto. Coloque el salmón en una cacerola con aceite y refrigere durante unos 15 minutos.
  • Coloque el salmón en el horno y déjelo allí hasta que las semillas de ajonjolí estén color café, cerca de unos 3 minutos. Sazone al gusto con sal y pimienta.

 

Jugo Verde con Kale

Variedad de jugos en Vía Orgánica

Variedad de jugos en Vía Orgánica

Puedes realizar cualquier combinación para preparar tu jugo verde, únicamente agrega unas hojas de kale al jugo.  Puedes intentar la siguiente receta

Licúa los siguientes ingredientes:

  • 1 trozo de piña
  • 2 ramas de apio
  • ½ pepino
  • 4 hojas de kale
  • Jugo de naranja o toronja

 

Chips de Kale

Por Karla Hernández

Chips de Kale. Fotografía: Pizca de Sabor.

Chips de Kale. Fotografía: Pizca de Sabor.

 

Esta receta es fácil y práctica, ya que tendrás un snak saludable y bajo en calorías

Ingredientes:

  • ½ manojo de kale/ 8-10 hojas de kale
  • 1 cucharita aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación:

  • Precalienta el horno a 175°C.
  • Limpia la kale con agua y seca muy bien (que no quede húmeda ni con nada de agua ya que esto evita que queden crujientes). Separa la hoja del tallo y corta (con las manos) en pedazos del mismo tamaño.
  • Coloca en un bowl y agrega una cucharita de aceite. Mezcla muy bien con las manos para que el aceite cubra todas las hojas.
  • Coloca en una bandeja de hornear separadas para que no queden unas arriba de otras y hornea durante 8 minutos. Voltea la bandeja de lado y hornea 4 a 6 minutos más. Si están algo suaves deja 2 minutos más. Sazona con un poco de sal al gusto al final y deja reposar 3 minutos en la bandeja antes de comer.

NOTA: No dejes que tomen un color café ya que van a saber amargas y quemadas, hay que estar pendientes del horno en los últimos momentos de cocción ya que pueden pasar de estar bien a quemadas en muy poco tiempo.

 

Fuente:

 

Editor contribuyente Barbara Pleasant  hace jardines en el suroeste de Virginia, en donde produce verduras, hierbas, fruta, flores y algunas gallinas afortunadas. Contacte a Barbara visitando su página web Barbara Pleasant.com