Inmoral, autorizar siembra de transgénicos

Por Matilde Pérez U, La Jornada, 11 de marzo de 2013

Ante la versión de que grandes agricultores de Tamaulipas y Sinaloa iniciaron la siembra comercial de maíz transgénico, integrantes del movimiento Sin maíz no hay país, exigieron a los secretarios de Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Enrique Martínez y Martínez, y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan Guerra, que informen detalladamente sobre la situación de las siembras experimentales y piloto, así como del estatus de los permisos para los cultivos comerciales.Adelita San Vicente, de Semillas de vida, dijo que los defensores del grano criollo lanzaron una alerta. La consulta debe hacerse pública, asentó. “Autorizar la siembra de maíz comercial transgénico NK603 de

Monsanto, resistente al herbicida Roundup, en Sinaloa –variedad con la cual Gilles Eric Séralini, de la Universidad de Caen, alimentó ratas que murieron por cáncer– sería una inmoralidad y un atentado a nuestra salud, cultura y al patrimonio del país.

Hay un silencio de las autoridades, que ofende, en torno a las siembras de maíz transgénico, pese a que desde los primeros días del gobierno actual se solicitó una reunión con los titulares de Sagarpa, Semarnat y Secretaría de Salud. Se ofreció una reunión con funcionarios menores, la cual se rechazó porque la demanda fue explícita, explicó.

Integrante del citado movimiento, San Vicente destacó que la consulta debe hacerse pública, con científicos independientes y sin conflictos de intereses; tiene que escucharse a los campesinos e indígenas, así como a las distintas organizaciones y a los consumidores que han advertido sobre los riesgos de la siembra de maíz transgénico.

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] este ingrediente, pero al final la presión de Monsanto, terminó por ganar y hacer mella en esta nación, introduciendo sus pesticidas en el 2003 (con la falsa promesa de mejorar la productividad de los […]

  2. […] este ingrediente, pero al final la presión de Monsanto, terminó por ganar y hacer mella en esta nación, introduciendo sus pesticidas en el 2003 (con la falsa promesa de mejorar la productividad de los […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta